#VillarubiaRealMurcia || 3 PUNTOS POR LA ESPERANZA

Ambos capitanes se saludan antes del partido

El Villarubia vence al Real Murcia superándolo y jugando mejor que los granas. Los de Javier Sánchez duermen con la primera victoria en casa de toda la temporada. La expulsión de Julio Algar con roja directa ayudó a los locales a lograrlo.

Esta tarde el Formac Villarubia recibía al Real Murcia, en momentos en el que el club murciano está en un gran momento anímico, recibiendo al líder y jugando la final de la Copa Federación. Era una gran oportunidad para el Villarubia para aprovecharse de los próximos compromisos de su rival.

Los murcianos venían enrachados y tampoco tenían intenciones de bajar marchas por los próximos partidos. Bien dice su técnico, Adrián Hernández, que “van a ir a ganar todos los partidos”. El técnico murciano, por ahora, aguanta las exigencias de la afición, y con muy buena nota.

Los villarubieros, en puestos de descenso, tendrán que volver a mirar hacia arriba en casa, donde son el peor local del grupo; sin sumar ninguna victoria. Hoy podría ser un buen día para una limpieza de cara.

El partido comenzó locamente. En el primer minuto Armando lanzaría una falta, y marcó, como hacía pocas veces que marcaba el veterano grana en un libre directo: ajustado al palo, superando a la barrera y dejando a Samu sin oportunidades para poder evitarla.

Comenzaba fuerte el conjunto pimentonero, pero ojo, que los blanquiazules iban a la portería grana a vengarse, y de un saque de banda bien centrado salió un rechace que le llegó perfecto a Dieguito, quién con muchos espacios, no dudó en tirar a la portería de Lejárraga. El disparo saldría rechazado por Juanra, con la mala fortuna para los murcianos de que éste rechace entrara por la escuadra derecha de la meta murcianista. En apenas tres minutos los murcianistas se habían puesto por delante y los de Javier Sánchez habían empatado el partido.

A partir de aquí el partido bajaría revoluciones; pero muy pocas. Los locales iban a por más y a los visitantes no les quedaba otra que defender y esperar su oportunidad. EL conjunto blanquiazul atacaría y conseguiría sacar varios saques de banda, que eran peligrosos cual corners. Con los brazos de Carlos García, fácilmente podía éste lanzar el esférico de una banda a otra. En uno de estos centros, Lejárraga se haría un lío para blocar el balón y estaría cerca de conceder un gol tonto a los blanquiazules, afortunadamente, allí estaría su compañero Antonio López, omnipotente central de la zaga grana.

Acercándose el final de la primera parte, ambos conjuntos contarían con una falta al borde del área, jugada que en esta división suele dar puntos con algo de suerte. Primero el Murcia recibiría la falta, la cual lanzó Armando, con la esperanza de marcar como hizo en el primer minuto, pero no tuvo la suerte.

En la siguiente jugada el Murcia perdería a uno de sus jugadores: Julio Algar, que recibiría una tarjeta roja por meter excesivo cuerpo en una jugada en la que se quedaba solo Carlos Martínez ante la portería. La cartulina, que sentaría como un puñetazo en el estómago para los murcianos, fue muy discutida y muchos la considerarían rigurosa. Pero, un hecho era que el Murcia se quedaba con 10 y el Villarubia tendría una falta al borde del área. La lanzaría fuerte el conjunto de Javier Sánchez pero Lejárraga se sacaría una muy buena parada.

Dos minutos después, sin nada más reseñable habiendo ocurrido, el colegiado decretó el fin del primer tiempo.

A pesar de ir debajo numéricamente, el Murcia se mostró con un juego relativamente cómodo al debut de la segunda parte. Supo no salir a la defensiva, con ambición y con ánimo para poder ganar el partido. El Villarubia seguía con las esperanzas intactas, pues estaban cerca de ganar en casa como pocas veces. Los murcianistas rondaban el área blanquiazul en las primeras instancias de la segunda parte.

Con poca efectividad, pero presencia, que no era poco para ir con 10. No le quería perder la cara el Murcia al partido. Los villarubieros comenzarían a hacer temblar a la defensa murcianista. Con una muy buena jugada combinativa, casi marcaría Arribas, que mandó el esférico rozando el palo derecho. Poco a poco los blanquiazules se erigirían como claros favoritos para ganar. Se empezaba a notar la ausencia de un jugador y los de Adrián achicaban aguas. Poco más resistirían los murcianos. A los pocos minutos recibirían el segundo gol de los locales.

Un extraño disparo de los blanquiazules acabaría repelido con la parte alta del larguero. Andriu recibiría el esférico y apenas la tuvo que tocar en la línea para que el esférico entrar. Celebraban con mucha rabia los villarubieros, que por fin conseguían la primera victoria en casa tras tres meses duros y en unas circunstancias muy duras. Tras el gol, el Murcia se encontraría muy mermado y jugaría puramente al ataque. Esto le costaría recibir ataques locales de forma muy peligrosa.

Afortunadamente para los murcianos, no recibirían más goles. Ellos encadenarían centros y jugadas peligrosas, pero el Villarubia no iba a dejar perder esta oportunidad de salir de los puestos de abajo. Con mucha solidez defensiva y despejando todo lo que se acercara al área, el Villarubia se haría con la victoria del partido, dando la primer gran alegría a la afición.


Ficha técnica

Real Murcia: Lejárraga, Dorrio, Kevin García (82’ Peque), Antonio López, Juanma, Armando, Chumbi (82’ Marcos Legaz), Julio Algar, Juanra, Toril, Álvaro Rodríguez.

Villarubia: Samu, Ricardo, Carlos Martínez, Algisi, Seoane, Dieguito (72’ Grillo), Copete, Andriu, Arribas (90’ Nacho), Julio de Dios (82’ Fran), Carlos García.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada decimoquinta del Grupo IV de Segunda División B disputado el 30 de noviembre del 2019 en Municipal de Santa Ana.