#TottenhamHotspur || DEL SUEÑO DEL WANDA A LA PESADILLA DE LEIPZIG

El Tottenham Hotspur ha sido siempre un equipo histórico muy duro de pelar dentro del Big 6 de la Premier League. Parecía que la final en la Champions League en el Wanda Metropolitano era un punto de inflexión hacia el Olimpo del los grandes de Europea pero ese sueño se ha convertido en pesadilla y decepción.

Para situarnos en el mapa primero debemos contextualizar como ha sido el camino de los “spurs“, lo que a muchos denominan un One Season Wonder al menos en términos de fútbol continental.

El Tottenham A.P (Antes de Pochettino)

Daniel Levy llegó al Tottenham en 2001 y no fue hasta 2008 cuando ganó su primer titulo como presidente, de la mano de Juande Ramos después de 9 años de gestión, una Copa de la Liga. Pese a ganar el trofeo, Levy prescindió del español y lo sustituyó por Redknapp. Aun así el Tottenham no dio el salto definitivo principalmente por su política de fichajes que se reflejan en los fracasos de Paulinho y Soldado considerados dos de los peores fichajes de la historia de la Premier y la decepción de la era Villas-Boas. A parte de dichas compras, Levy durante estos años se ganó la fama de hueso duro de roer a la hora de vender estrellas. El Real Madrid fue el club que mas le sufrió para adquirir a dos de sus nombres mas destacados de los últimos años, Luka Modric y Gareth Bale, el segundo fue el traspaso más caro de su época.

Todo ello cambió con la llega de Mauricio Pochettino, el Tottenham emprendió un ascenso directo a consagrarse en el Big 6 gracias al técnico argentino escoltado por grandes jugadores como Kane, Son, Eriksen o Alli. Este camino tuvo como primer gran éxito el segundo puesto en la liga mas extraña de los últimos años, la temporada 2015-2016 que finalizó con el Leicester City como campeón para sorpresa de todos, en la que el Tottenham tuvo en su mano ganar la competición de la regularidad.

El Wanda, la cumbre del proyecto

La 2018/2019 es considerada una temporada histórica para el Tottenham Hotspur. Sin haber fichado en un año medio y estrenando nuevo estadio, los spurs sorprendieron a toda Europa en la edición de la UEFA Champions League, derrotando al Manchester City de Guardiola con un gol milagroso de Fernando Llorente en los últimos minutos de los cuartos de final y al Ajax de Amsterdam que había eliminado al Real Madrid y a la Juventus por el camino. El hat-trick de Lucas Moura conquistó un Johan Cruyff Arena sobre el que Pochettino derramaría lagrimas de alegría en el partido de vuelta de semifinales.

Pochettino llorando en el césped del Johan Cruyff Arena tras el gol de Moura

El Tottenham era la gran sorpresa en la final pero se topó con un equipo para la historia, el Liverpool de Klopp que venia de realizar una de las mayores remontadas de la historia tras eliminar al Barça por 4-0 en una noche histórica de Anfield. Los reds se llevaron la “orejona” por 2 a 0 y fueron muy superiores sobre el tapete del Wanda Metropolitano llenando así de de incertidumbre el proyecto de “Poch

Bienvenido Mr. Mou

Durante el verano de 2019, Levy decidió sacar la cartera a pasear y fichó a Tanguy Ndombélé por 60 millones de Euros, a Giovani Lo Celso por 50 millones y a Jack Clarke por 11 millones aunque este permanece cedido en el Leeds United. El fichaje del francés y del argentino no taparon todos los agujeros que tenia el conjunto del noreste del Londres y durante los primeros meses de competición el equipo de cayó y Mauricio Pochettino fue destituido. José Mourinho fue designado como su sustituto, lo que fue considerado como un bombazo en la Premier, formando así un matrimonio de los mas pintoresco.

Con el técnico portugués el Tottenham no ha recuperado las buenas sensaciones y sigue siendo un equipo irregular que pelea por entrar en competiciones europeas. Las lesiones no han dejado de sacudir los esquemas de Mou, Kane cayó por una lesión en su muslo izquierdo, lo que dejaba al equipo sin delanteros puros, Heung-Min Son también llenó la enfermería por lo que Moura era el único jugador con posibilidad para ocupar el “9”. Dicha posición tampoco se reforzó en el mercado de invierno aunque llegó Bergwijn, jugador más parecido a un extremo que a un delantero centro. Los escándalos extradeportivos también han sido un problema, Eriksen estuvo apartado del equipo hasta la llegada de Mourinho ya que no quería renovar y Hugo Lloris, capitán hasta ese momento, fue pillado ebrio mientras conducía. El danés acabo abandonando el club en el mercado invernal a coste 0 rumbo Milán para jugar en el Inter

La última piedra en el camino fue la eliminación por el RB Leipzig dando una pobre imagen y sin perforar las redes de la portería germana.

¿El futuro? Una incógnita

Los próximos meses serán vitales de cara al futuro de la entidad spur. Recordemos que el Tottenham tiene una deuda millonaria debido a la construcción del nuevo estadio que puede chocar con las pretensiones de fichajes que tiene Jose Mourinho de cara a la próximo temporada, ya se ha hablado de Militão o de Kondogbia (ambos no saldrían por menos de 40 millones de Euros) e incluso del regreso de Gareth Bale. Todo parece apuntar a que alguna de las grandes estrellas saldrán, el deseado Kane, Lloris, Alderweireld o Alli pueden hacer las maletas.

Lo que si que parece claro es que se vienen tiempos muy inciertos en el noreste de Londres, negros nubarrones sobrevuelan el despacho de Daniel Levy, al que ya no se le mira como el propietario que puede llevar al Tottenham Hostpur hacia las mas altas cotas del fútbol europeo sino al jefe que vendía muy caro a sus estrellas y despidió al que muy probablemente es considerado como el mejor técnico de la historia spur y uno de los mejores de la Premier League de la última década.

A %d blogueros les gusta esto: