#SevillaLevante || EL SEVILLA IMPONE SU LEY

El partido comenzó con una calurosa ovación a Coke y Campaña por parte de la afición sevillista, y como no, a su directivo, Monchi, a quien le dedicaron muchos cánticos y ovaciones en el inicio del partido, donde todo el estadio rugió en defensa del de San Fernando.

Está claro que el sevillismo, ama a Monchi y aplaude todas y cada una de sus palabras, y más, si es para defender los intereses del Sevilla FC.

En lo deportivo, ambos de quipos sacaron onces muy titulares para el partido de hoy. La primera llegó muy pronto, corría el minuto 4 y Navas puso un balón a De Jong, pero el holandés no llegó por muy poco. Acto seguido, mala salida de Aitor y Nolito estuvo a punto de aprovecharla.

El Levante no se enteraba, estaba aún en los vestuarios, y fruto de ello, llegó el 1 0, fallo en la salida de balón del cuadro granota y Fernando, si, Fernando, hizo dos recortes de muchos quilates dentro del área para batir a Aitor.

El partido lo siguió dominando el Sevilla, con un buen Oliver y una la conexión Navas – Ocampos funcionando a las mil maravillas, firmando unos 20 primeros minutos maravillosos, jugando muy bien al fútbol y con mucha intensidad.

Nolito y Diego Carlos tuvieron dos más para el cuadro andaluz, antes de que Rochina diese el susto de la noche, en un choque fortuito con un compañero. Paco López aprovechaba para dar indicaciones a Hernani y Sergio León, Lopetegui hacia lo propio con Escudero.

No fué hasta el minuto 30, cuando un desconcertado Levante pisó el área de Vaclik, fué Hernani quién probó suerte, y luego Morales, sin éxito. Acto seguido, caramelo que puso Rochina, para la cabeza de Duarte, que la puso imposible para el guárdameta checo del Sevilla.

Todo estaba como empezó, empate, el dominio casi aplastante del Sevilla, no le sirvió de nada, el cuadro levantino, empató en la primera ocasión peligrosa, a balón parado, ante el Sevilla, paradojas del destino.

Los primeros 45 minutos fueron decayendo en ritmo, aunque el Sevilla lo seguía intentando a través de la posesión del balón, pero el Levante aguantaba las embestidas. En el 38 Fernando vió la amarilla, absurda, por rematar un balón con la mano.

El Sevilla lo intentó sin éxito, Navas falló dos pases de gol y Ocampos mandó dos balones a la grada. Se llegó al descanso con la sensación de que el Sevilla era claro superior, pero ojo… En la primera que tuvo la tropa de Paco López, la enchufó.

La segunda mitad comenzó sin cambios en los onces iniciales, el Sevilla salió más enchufado y Ocampos puso el 2-1 nada más salir de los vestuarios. Disparo raso al que no pudo responder Aitor, que estuvo algo lento en la acción.

Movió ficha Paco López, se fueron Sergio León, con una sonora pitada por su pasado verdiblanco, y Morales, desaparecido hoy. Entraron Borja Mayoral y Melero, para tratar de cambiar el rumbo del partido.

Un corner botado por Campaña, estuvo a punto de suponer el empate, dudas en la zaga blanquiroja y el balón no entró por poco.

De nuevo Nolito la tuvo, tras una jugada maravillosa con Escudero, no estuvo fino el sanluqueño en el remate a portería, blandito para el portero.

Una perdida de Banega en el centro del campo, originó un mano a mano de Coke con Vaclik, esta vez, la sacó el meta checo.

Fea entrada de Banega a Campaña, que le costó la amarilla y el cambio al argentino. Ovación para Ever en su retirada del terreno de juego, entró en su lugar Gudelj.

El Levante se estiraba, sin mucho peligro, ante un Sevilla que ya no dominaba tanto, y que veía como su rival mejoraba con el paso de los minutos.

Cuando el partido estaba en una fase de tostón, jugada de Escudero, que la pone a De Jong y el holandés, asiste a Oliver Torres,partidazo el suyo, para que pusiera el tercero en el luminoso.

Tras el gol, el Levante agotó los cambios, entrando Roger por Rochina. También entró En Nesyri por De Jong, que también salió ovacionado del Pizjuán.

El marroquí estuvo muy activo, tuvo dos muy claras, ambas solventadas por el portero levantinista, abría si, hizo dos paradones.

Antes de terminar, nueva muestra de cariño de los suyos al profeta, Monchi, y con una media chilena de En Nesyri, que si entra, hubiese hecho temblar los cimientos del Pizjuán.

El partido fue muriendo, el Sevilla tuvo algunas llegadas con peligro, el Levante nunca le perdió la cara al partido, pero el pase a la siguiente ronda para los de Lopetegui , realmente, nunca estuvo en peligro.

A %d blogueros les gusta esto: