#Málaga || LA AGENCIA DE GEORGE CLOONEY, DETRÁS DEL MÁLAGA

En los últimos días, el Málaga C.F. ha vuelto a figurar en el top de tendencias en España, no solo en redes sociales, sino en los diversos medios deportivos del país. La parte negativa de todo ello es que no es precisamente por la parcela deportiva. Lo positivo, que poco a poco se avanza en el intento de apear a los Al-Thani de la entidad. Y parece ser que los propios cataríes se han dado cuenta de que no les queda mucho, y se encuentran dispuestos a negociar, tal y como confirmaron los pequeños accionistas.

A pesar de la mala gestión del club que lleva acompañando a los boquerones desde hace unos años, las ofertas para la compra del club no han dejado de surgir. Desde las que presentó el actor malagueño Antonio Banderas (declinadas por el mandatario) hasta la última, que no parece ir tan desencaminada de hacerse con el paquete accionarial del cuadro costasoleño. No es otra que la agencia Smokehouse Pictures, de la cual es el conocidísimo actor George Clooney es el máximo accionista.

Málaga es una ciudad propicia para hacer negocios. El buen clima, la excelente situación geográfica, la buena fama de la que goza y la importancia económica que viene adquiriendo en los últimos años. Por ello, el grupo norteamericano habría fijado su mira en el equipo, viendo en él un diamante en bruto con mucha proyección si es bien gestionado. Aparte de ello, el mandatario tiene grandes recuerdos de la ciudad, teniendo incluso una casa en la provincia.

Pero, a pesar del revuelo que ha generado la vinculación de Clooney con el equipo andaluz, no sería él el presidente, sino que se apostaría por gente de la ciudad. El primer paso -y el más complicado- ya se ha dado, el cual es entrar en negociaciones con Al-Thani. A pesar de la desorbitada cifra que pide el catarí (100 millones de €), persisten en el intento de compra, habiendo ofrecido ya 15 millones y estando dispuestos a subir algo más.

Los malaguistas sueñan con la idea de cambiar de propietario, aunque también existen algunos que no quieren volver a pertenecer a otra empresa extranjera, pues BlueBay sigue en la pelea por arañar algo de la actual propiedad.

A %d blogueros les gusta esto: