#LeicesterLiverpool || EL HURACÁN «RED» ARRASA AL LEICESTER

Los de Jürgen Klopp pasan por encima a un Leicester irreconocible (0-4). Doblete de Firmino, que sumado a los tantos de Milner y Arnold hacen al Liverpool líder de la Premier con 13 puntos de diferencia y un partido menos frente a su competidor que casualmente era su rival hoy.

Venían de ser Campeones del Mundo de clubes tras derrotar en la final al Flamengo la semana pasada, y no fallaron. Ante el rival más complicado que se les puede poner delante a día de hoy en la liga inglesa (teniendo en cuenta la tabla de claficación actual) y en su casa.

Los pupilos de Klopp van muy enserio en esta Premier League. Tras ganar el año pasado la Champions League este año quieren hacerse con el trofeo doméstico que llevan más de treinta años sin conseguir. Cifras desgarradores para un club como el pool.

Comenzaron como un auténtico ciclón la primera parte. Las ocasiones eran para ellos que, además del dinamismo en ataque que suelen mostrar en los encuentros que disputan, lograron mantener muy bien el bloque defensivo y anular por completo a jugadores como Maddison (hoy desaparecido) o Barnes, que siempre son claves en la elaboración del juego de los hoy locales.

James Maddison no tuvo hoy su mejor tarde

Otro que se vio sin socios en la zona de tres cuartos hacia delante fue Vardy. El delantero inglés gozó de varias acciones pero sin mayor peligro para el portero Alisson Becker en los primeros cuarenta y cinco minutos.

La primera parte nos indicaría cómo sería el partido y pronto aparecerían los grandes protagonistas del encuentro: los laterales del Liverpool. Si este equipo destaca por su efectividad arriba y por su buena defensa, es gracias entre otras cosas a sus bandas.

Tanto Robertson como Alexander-Arnold son dos puñales que en el momento en el que tienen espacios encaran y suponen un peligro tremendo para la defensa rival. Y tuvo que ser uno de ellos el que ayudase a abrir la lata. Arnold colgó un balón desde la banda izquierda que remató Firmino de cabeza para hacer el cero a uno.

El brasileño seguía de dulce tras anotar en la final del Mundial de clubes el pasado domingo y batía con un remate abajo al meta danés del Leicester Kasper Schmeichel. Poco más en una primera parte en la que los locales terminarían sin conseguir un tiro entre los tres palos.

En la segunda parte la tónica del partido siguió siendo la misma. La posesión no le duraba a un Leicester que se sintió incómodo por la constante presión ejercida por el mediocampo red.

En el minuto 69 iba a llegar la acción que desembocaría en el 0-2. En un córner favorable al Liverpool el central local Söyüncü cometería penalti tras rechazar la pelota con su mano. El encargado de lanzar la pena máxima sería el veterano Milner que había ingresado en el terreno de juego minutos antes sustituyendo a Naby Këita. En el mismo cambio había sido sustituído Salah (la estrella de los de Klopp abandonaría el campo negando con la cabeza y poco satisfecho) y en su lugar entraría Origi. James Milner batiría a Schmeichel que pese a ser un gran especialista parando penaltis no averiguó el lugar del lanzamiento de la pena máxima.

Con el 0-2 la liga estaba en el bolsillo de los visitantes, aunque es cierto que quedan muchas jornadas y compromisos muy duros por delante. Sin embargo el Liverpool no se conformó con ello y siguió buscando la espalda de la defensa rival y aprovechando la velocidad de sus puntas para poder sacar petróleo de alguna acción aislada.

Le tocaba al Leicester arriesgar y lo hizo. Con la entrada de Ayoze a falta de 20 minutos por el belga Praet los de Rodgers buscaron sin suerte el gol que les metiese en el partido. Acciones sueltas igual que en la primera mitad y que apenas inquietaban al meta Alisson.

El gol que terminó por hundir cualquier esperanza para los Foxes fue el segundo de Roberto Firmino en el minuto 75. Balón espectacular de Arnold desde la banda derecha, raso y con potencia, para que el crack brasileño controlase de manera sutil dentro del área e hiciese el 0-3. Segundo gol de Bobby (que lleva cuatro goles en ocho días) y segunda asistencia de Alexander-Arnold. El partido estaba más que resuelto.

Tan solo dos minutos después llegaría el definitivo 0-4, obra de Alexander-Arnold. El lateral de 20 años inglés culminaría una contra perfecta iniciada por Sadio Mané en su propio campo, y con un disparo cruzado y de primeras batía al meta local. Un chut imparable raso y con mucha fuerza. El MVP del partido tenía nombre y apellidos: Trent Alexander – Arnold.

Canterano del pool, opta a ser el lateral titular del equipo que presentará Southgate en la próxima Eurocopa del año 2020. Dos asistencias y un gol son la carta de presentación para aquel que aún no conozca las capacidades de este joven futbolista. Al igual que su compañero de lateral, en este caso el izquierdo Robertson, son una pieza clave en las transiciones defensa-ataque en este Liverpool de Jurgen Klopp. Doblan a los extremos cuando tienen que hacerlo y están atentos a las coberturas con los centrales (hoy ambos impecables, tanto Joe Gomez como Virgil van Dijk).

Contundente victoria del equipo de Klopp que ahora está a la espera de lo que haga mañana el Manchester City de Guardiola frente al Wolverhampton. Están a 13 puntos del Leicester (que se enfrenta al West Ham en cosa de dos días) y a 14 del City que juega mañana como ya se ha dicho. Lo que está claro es que hoy ha sido un golpe encima de la mesa y ha quedado claro que este Liverpool va muy enserio por el título de Premier League.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es leicester-liveerpool.jpeg

A %d blogueros les gusta esto: