#LeicesterLiverpool || DAR LA SORPRESA O AFIANZARSE EN EL LIDERATO

Mientras el resto de ligas descansan, el Boxing Day de este año trae un regalo para todo amante al fútbol, como será el duelo entre Leicester y Liverpool, segundo y primer clasificado respectivamente.

El último partido de 2019 que acogerá el King Power Stadium no será otro sino el que les enfrente al equipo recién proclamado campeón del mundo. A pesar de tener un único puesto de diferencia, son 10 puntos los que separan a ambos conjuntos, teniendo el Liverpool aún un partido por disputar frente al West Ham. Por ello, el equipo red llega al partido con un amplio colchón de puntos de ventaja.

Milner anotando el 2-1 en el 94’ en el pasado Liverpool-Leicester

Los foxes quieren acabar el año en segundo lugar, y lo más cerca posible del liderato que posee el Liverpool. Para ello, necesitarán vencer al conjunto red delante de su afición.

El equipo dirigido por Brendan Rodgers quiere cambiar de dinámica tras su derrota ante el Manchester City y empate frente al Norwich City, y volver a la senda de la victoria, aunque su rival no sea el más adecuado. Para ello, necesitarán de Jamie Vardy como el comer, y es que el delantero inglés es el máximo goleador de la competición y ha anotado en 10 de sus últimos 12 partidos, siendo el reciente partido contra el Norwich y el anterior partido frente al Liverpool, los dos últimos partidos en los que no anotó. Además, ambos equipos son los menos goleados del campeonato con 14 tantos en contra, mientras que en el balance de goles a favor, el Liverpool solo ha marcado un gol más que el Leicester, por lo que la igualdad en este sentido es máxima entre ambos conjuntos.

Celebración de Jamie Vardy frente al Arsenal

Por su parte, el Liverpool llega al partido tras proclamarse campeón del mundo a nivel de clubes tras ganar a Flamengo en la prórroga con el solitario gol de Bobby Firmino. Este hecho podría haber causado más desgaste al equipo dirigido por Jürgen Klopp, además de volver de Qatar con Oxlade lesionado.

A pesar del desgaste, Klopp supo gestionar bien los minutos disputados por sus jugadores, por lo que podrán estar centrados al 100% en el objetivo de la temporada, que no es otro que levantar su primera Premier League, deseo que seguro que más de un scouser habrá pedido estas navidades. De hecho, el año pasado cuando todos dábamos por claro favorito al Liverpool a ganar la Premier, fue por fechas navideñas cuando comenzó a perder puntos, viéndose reducida hasta esfumarse por completo la ventaja que ostentaba frente al segundo clasificado.

Cosas de la vida, aquella primera y única derrota fue el 3 de enero de 2019 frente al Manchester City, segundo clasificado en aquel montento y finalmente campeón del título liguero. Hecho que seguramente los foxes tendrán en mente y querrán repetir siendo ellos los protagonistas de la remontada liguera.

Celebración red al gol que les proclamaba campeones del mundo

Como mencionábamos anteriormente, el equipo red no podrá contar con Oxlade-Chamberlain, tras su lesión en el tobillo en el Mundial de Clubes. A esta baja se suman las ya anteriores de Lovren, Matip y Fabinho, mientras que Wijnaldum viene de recuperarse de su lesión. En cambio, Brendan Rodgers podrá contar con todos sus jugadores menos con Barnes. Por ello, los XI iniciales de ambos equipos probablemente sean:

Liverpool (4-3-3): Alisson; TAA, Van Dijk, Gómez, Robertson; Milner, Henderson, Keita; Salah, Firmino, Mané.

Leicester (4-5-1): Schmeichel; Ricardo, Evans, Söyüncü, Chilwell; Ayoze, Tielemans, Ndidi, Maddison, Albrighton; Vardy.

Sean los 22 jugadores que inicien los que sean, lo que está claro es que el mejor regalo de navidad viene de mano del Boxing Day de la Premier League, con este apasionante Leicester-Liverpool en medio de la lucha por el título.

A %d blogueros les gusta esto: