#EntrevistaSDB || CARLOS PÉREZ: «ME PELEABA CON MI HERMANO POR COGER LOS PERIÓDICOS»

Hoy tenemos el placer de entrevistar en El Señor del Balón a Carlos Pérez, periodista de Estadio Deportivo, que aceptó nuestra entrevista cuándo finalizase sus vacaciones.

Ayer, recibimos por su parte un e-mail de respuesta a nuestras preguntas y con su consentimiento, publicamos en la web para todos vosotros.

1) ¿Desde pequeño, siempre quisiste ser periodista? En caso de que no lo fuese, ¿qué te decantó en serlo?

No, no quise serlo desde pequeño, aunque creo sí que lo llevaba dentro. Me peleaba con mi hermano por coger los periódicos, cuando mi padre los llevaba a casa, me fijaba en las firmas, en si las imágenes concordaban con el titular, en los errores… En mi mente estaba, porque en la de mi padre también, que fuese abogado, pero una asignatura optativa del instituto, llamada Medios de Comunicación, terminó por abrirme los ojos. Tenía que ser periodista, claro. 

2) ¿Como fue tu inicio en la andadura de los medios de comunicación? Desde el inicio de la carrera hasta lo que eres actualmente?

Los inicios fueron duros. Estaba aún en tercero de carrera y, para no abandonar las clases y sacar las asignaturas adelante, tuve que dormir muy poco, coger ocho autobuses al día y no pasar por casa ni para comer. Tuve la suerte de que valoraron mi esfuerzo y de que se trataba de una época más boyante para el Periodismo, y me quedé. Después de las prácticas, hice algunas sustituciones, después encadené algunos contratos, hasta ser fijo, más tarde fui jefe de redacción y, ahora, de la web. Si no me equivoco, llevo unos 15 años tecleando en ESTADIO.

3) ¿Qué opinas de forma sincera sobre el tema Neymar? ¿Crees que irá en el mercado de invierno?

Lo que tengo entendido es que tenía más ganas él de volver al Barça que Bartomeu de ficharle. La masa salarial habría sido insostenible, por lo que el presidente azulgrana intentó meter en la operación algunos de los jugadores que más cobran, como Rakitic, Dembélé o Coutinho. No sé qué ocurrirá en el futuro, aunque sí valorar el pasado, y es evidente que Neymar, o más bien su entorno, se equivocó. Supongo, no obstante, que Madrid y Barça volverán a planteárselo el próximo verano. Sobre todo, si no les va bien esta temporada. En cuanto a Ney, si no es fuerte y está por encima de cada escándalo, corre el peligro de echar a perder su carrera, lo cual sería una pena, porque es un jugador especial, único.

  4) ¿Te decantarías por un equipo? 

Tengo muchísimas camisetas de fútbol, porque las colecciono desde pequeño, pero nunca me pongo ninguna para trabajar… La rigurosidad del trabajo impide que aflore cualquier sentimiento. Mal haría si escribiese con el corazón y no con la cabeza. No ya por la subjetividad, pues todo es subjetivo en el humano, sino porque me desviaría del camino, que, al menos para mí, es no escribir nada que mi conciencia no dé por cierto y contar buenas historias. 

5) ¿Cuál es o fue tu mejor recuerdo cómo periodista?

Curiosamente, no tiene que ver con las noticias más impactantes que haya podido dar, como la reunión secreta entre Juande y el Tottenham o algún fichaje, por ejemplo. Mis mejores recuerdos tienen más que ver con los tiempos en los que nos podíamos permitir viajar a otras ciudades u otros países para hacer crónicas en directo y convivir con los jugadores (los clubes cada vez los alejan más de la prensa); con poder asistir a los entrenamientos y absorber detalles que ahora se pierden; con tener algo de margen para profundizar en algunos temas y reescribir lo que ya había escrito… Hoy día manda la inmediatez y, por mucho que uno sea más romántico, está casi abocado al aquí te pillo, aquí te mato. Eso, o trabajar también durante tu tiempo libre, que yo lo hago. 

6) ¿Cuál es tu forma de trabajar?

La forma ha cambiado, dado que he pasado del papel a la web y ésta no tiene principio ni fin, ni en cuanto a extensión ni en cuanto a horarios. Realmente, el periodista trabaja todo el día y en cualquier momento, porque el contacto con gente del fútbol (sobre todo, agentes) u otros periodistas es continuo. Además, si escuchas la radio, lo haces de manera activa, hasta el punto de pararte con el coche a tomar notas o grabar; y, si lees un periódico u otra web, también estás constantemente absorbiendo ideas y datos o haciendo capturas. En cualquier caso, en la web intentamos abarcar el mayor tiempo posible y, en definitiva, en ir mejorando progresivamente el número de visitas ni sobrepasar nunca la fina línea que separa lo atrayente con lo inmoral. Hay que llevar al lector a que pinche en tu noticia, pero no todo vale. 

7) ¿Tienes alguna relación con algún futbolista?

Antes, como te comentaba, era más fácil, ya que podías estar más cerca de ellos y terminabas haciendo buenas relaciones, hasta el punto de salir por ir a almorzar o salir por las noches, pero es más complicado. Trato, eso si, de aprovechar cualquier ocasión, alguna entrevista o las mismas redes sociales, para establecer lazos con ellos. Por Twitter me siguen varios (Casillas, Sergio Rico, David Soria, Sergio Escudero, Iago Aspas, Rubén Blanco, Alejandro Arribas, Pozo…) y generalmente, se puede hablar.

8) ¿Qué medidas deberían tomarse para erradicar la violencia en el fútbol?

A la larga, una mejor educación. Como medida de choque, medidas más duras. No creo que prohibir que se insulte en un estadio lo erradique, aunque quizás sí ayude a que las generaciones futuras sean más tolerantes y centren su atención sólo en el juego, que es lo realmente interesante de este deporte. 

9) ¿Cuál considera que es el ejemplo a seguir para terminar con la violencia?

No tengo ni la menor idea, pero creo que la clave está en dar todos ejemplo, desde los profesionales del fútbol, que a veces incendian con gestos o declaraciones, hasta los periodistas y el resto de aficionados. Es una pena que muchos seguidores no viajen a otras ciudades a ver a su equipo por posibles peleas o represalias. 

10) ¿De qué manera crees que los periodistas podrían colaborar?

Utilizando sus medios y sus redes convenientemente. No buscando el morbo, no dándole más relevancia de la que tiene y condenando cada acto violento. Los periodistas tienen que ser conscientes de su relevancia y pueden influir de manera positiva, en este sentido, aunque tampoco creo que sean los culpables ni quienes tengan que darle solución. Aunque una cosa de todos, quizá el duro lo tengan los clubes: si fuesen valientes, los violentos se quedarían fuera de lo estadios.

Desde El Señor del Balón, y por supuesto, en mi nombre Tomás Yáñez le agradecemos a Carlos Pérez, periodista de Estadio Deportivo por el trato recibido y que haya sacado tiempo para respondernos a las preguntas y por la confianza depositada tanto en mí, cómo en nuestro medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *