La doble cara del fútbol femenino, de 1000 espectadores a un récord histórico

En los últimos días, la polémica se ha disparado con respecto a la Supercopa femenina de España, donde FC Barcelona y Real Madrid se disputarán la primera de las plazas de la final de esta competición. Hasta este punto todo parece desarrollarse como en cualquier otro torneo siguiendo la más pura normalidad; sin embargo, la problemática que está revolviendo el mundo mediático reside en el continente y no en el contenido.

El próximo miércoles 19 de enero a las 19:15 blancas y azulgranas disputarán la primer de las semifinales de la Supercopa en la Ciudad Deportiva de las Rozas, un enclave que resulta, cuando menos, llamativo al sufrir una aparente involución en relación con los anteriores emplazamientos de esta misma Copa; disputándose en tan conocidos estadios del fútbol español como el almeriense Juegos del Mediterráneo o el Helmántico de Salamanca. Sufriendo una regresión desde los más de 9.000 espectadores que acogió el feudo salmantino en 2022 hasta los 1.100 que como máximo recibirá la sede de la RFEF estos próximos días.

Los datos de la Supercopa de España femenina en Salamanca: Los datos de la  Supercopa de España en Salamanca | Radio Salamanca | Cadena SER
Trofeo de supercopa en el Helmántico

Asimismo, la polémica no se queda ahí, y es que ni los aficionados ni los equipos fueron informados, hasta menos de una semana antes de su comienzo, de las fechas y lugar donde esta próxima semana se disputaría este microtorneo que ya vive su tercera edición. Un hecho que vuelve a dejar al descubierto la negligente función de la RFEF con el fútbol femenino; apartándola a un lado y mostrando un nulo compromiso con su desarrollo. Así pues, esta dejadez se suma a la interminable lista de despreocupaciones que el máximo ente regidor del fútbol en España ha mostrado con la mujer en el deporte rey.

Por otro lado, este acontecimiento resulta totalmente contrastante con lo que se está viviendo en este momento en Barcelona. El próximo mes de marzo se disputará en la ciudad condal este mismo encuentro, FC Barcelona-Real Madrid, con motivo del partido de vuelta de los cuartos de final de la UEFA Women´s Champions League y, tras informar desde la entidad azulgrana de la apertura del Camp Nou para este choque histórico, las entradas para este evento están volando, superando ya las 70.000 vendidas en apenas dos días.

Todo este revuelo con los tickets para lo que será un hecho histórico en el fútbol femenino español hace prever que se superará el récord de asistentes a un partido de fútbol femenino en España, establecido en 60.739 en marzo de 2019 por Atlético de Madrid y FC Barcelona en lo que hasta la fecha se seguía conociendo como el «clásico» del fútbol femenino. Sin embargo, no solo pretenden superar esa cifra, y es que también esta tendencia positiva parece indicar que el próximo 30 de marzo se buscará batir la marca internacional que data de 90.195 cuando, en el mundial de 1999, miles de aficionados se concentraron en el Rose Bowl de Pasadena para vivir en directo la final entre Estados Unidos y Japón.

El Wanda Metropolitano batió el récord de asistencia: 60.739 - AS.com

Sin lugar a duda, este contraste entre dos eventos con los mismos protagonistas y contextos similares evidencia la problemática actual del fútbol femenino y deja en el punto de mira a un claro responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: