Así era el fútbol en la URSS, 30 años después

La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, o simplemente conocida como la Unión Soviética, fue un Estado federal de repúblicas con ideología comunista. Fue creada en 1922 por el partido comunista, liderado por Lenin. Finalmente, se disolvió en el año 1991 y hoy 26 de diciembre de 2021, se cumplen 30 años de ello. Lejos de la política, vamos a hacer un repaso al fútbol soviético, incluyendo su liga, su selección nacional y sus mejores jugadores.

Historia de la selección

La selección de la Unión Soviética nació el 21 de agosto de 1923, cuando jugaron un partido amistoso contra Suecia. A pesar de su fundación en los años 20, no jugaron un torneo oficial hasta casi 30 años después, en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952.

A partir de estos Juegos Olímpicos, los soviéticos empezaron a clasificarse con frecuencia a torneos de selecciones. El primer Mundial al que se clasificaron fue el de Suecia 1958, de la mano del seleccionador Gavriil Kachalin. En él, llegaron a cuartos de final antes de caer eliminados por la anfitriona.

Eurocopa: Euro '60: URSS, primera campeona de Europa en la que Franco vetó  a España
Fuente: elconfidencial.com

Dos años después, se jugó la Eurocopa en Francia. En este torneo, la URSS, aún dirigida por Kachalin, llegó a cuartos de final. En esta fase, su rival fue España que se negó a viajar a la Unión Soviética por la tensión de la Guerra Fría. Al no tener rival, pasaron a las semifinales donde derrotaron a Checoslovaquia, lo que les daba el pase a la final. Finalmente, liderados por Netto y Yashin, vencieron a Yugoslavia por 2 a 1 con un gol en la prórroga de Ponedélnik.

Tras una decepcionante Copa del Mundo en 1962, los soviéticos afrontaron la Eurocopa de España con ganas de redimirse. La URSS hizo un gran papel derrotando a Italia, Suecia y Dinamarca pero en la final, un gol de Marcelino en el 84 acabó con todas las esperanzas del “Ejército Rojo”.

Marca, 74 años de historia | Noticias de Deportes en Diario de Navarra
Fuente: diariodenavarra.es

La época dorada del fútbol soviético continuó durante unos años más, ya que en el Mundial de Inglaterra de 1966 acabaron cuartos y en la Eurocopa siguiente llegaron a la semifinal. Esta semifinal se decidió con el lanzamiento de una moneda, para no jugar un partido de desempate.

El Mundial de 1970 fue otra decepción. No pasaron de los cuartos de final y sería la última vez en su historia que llegarían tan lejos en un Mundial. En 1972, volvieron a rozar la Eurocopa, pero Alemania Federal con un doblete del “Torpedo” Müller le negó el título a la URSS.

Desde 1970 hasta 1988, sufrieron una crisis deportiva. No se clasificaron a los mundiales del 74 y del 78 y en los del 82 y el 86 no hicieron muy buen papel. Las cosas no fueron mucho mejor en las Eurocopas. Fueron eliminados en cuartos en el 76 y no se clasificaron ni a la edición del 80 ni del 84.

La última final a la que llegaron fue a la de la Eurocopa de 1988, pero no pudieron derrotar a la selección de los Países Bajos plagada de nombres conocidos como los de Van Basten, Rijkaard y Ronald Koeman

El combinado soviético se volvió a clasificar a una Copa del Mundo en 1990, pero como venía siendo costumbre, hicieron una muy mala actuación. Acabaron colistas de un grupo formado por la propia URSS, Argentina, Camerún y Rumanía.

30 años sin Lev Yashin, La Araña Negra
Fuente: mundodeportivo.com

La Unión Soviética se disolvió en 1991, pero ya estaban clasificados para la Eurocopa de 1992. En este torneo participó la CEI (Comunidad de Estados Independientes) en representación de la URSS. Acabaron últimos en su grupo y al finalizar el campeonato, las exrepúblicas se dividieron y empezaron a competir por su cuenta. Las nuevas selecciones creadas fueron: Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Estonia, Georgia, Kazajistán, Kirguistán, Letonia, Lituania, Moldavia, Rusia, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán. 

Liga Soviética

La liga de la antigua URSS era la Vysshaya Liga (traducido como la Primera Liga) aunque a partir del 1970 se conoció como la Liga Suprema. A excepción de las repúblicas de Kirguistán y de Turkmenistán, todas las repúblicas tuvieron representación en primera.

La liga de fútbol soviética empezó en 1936. Al principio solo jugaron equipos de Moscú, Kiev y Leningrado (ahora San Petersburgo). La Primera Liga cambiaba constantemente. Desde el nombre de los equipos, hasta el valor de los empates y las victorias, sin olvidarnos del nombre de la liga. 

La liga se suspendió en 1940, cuando los Nazis  intentaron invadir la URSS, hasta 1945 cuando finalmente acabó la Segunda Guerra Mundial. Desde su comienzo hasta 1959, solo hubo tres ganadores: el Dynamo de Moscú, el Spartak de Moscú y el CSKA de Moscú aunque el Dinamo de Tbilisi logró el subcampeonato en varias ocasiones.

En la década de los 60 irrumpieron el Torpedo de Moscú y el Dinamo de Kiev. El último ganó tres campeonatos consecutivos, del 1966 al 1968. Desde entonces, el Dinamo de Kiev compitió año tras año con los equipos rusos por la Liga Suprema. Este nuevo candidato aumentaba la competitividad de la liga, hasta el punto de conseguir el primer título europeo para un equipo soviético: la Recopa de 1975, en la que el Dinamo de Kiev venció al Ferencvárosi húngaro por 2 a 0. Unos meses más tarde de la consecución de la Recopa, llega el segundo título europeo. El Dinamo de Kiev consiguió vencer al Bayern de Múnich en la Supercopa de Europa. En la década de los 80, llegaron los dos últimos títulos europeos. El Dinamo de Tbilisi y el Dinamo de Kiev consiguieron otra Recopa.

La increíble historia del Spartak y el loco fútbol ruso - Jot Down Cultural  Magazine
Fuente: jotdown.es

Este fútbol soviético no era tan bonito como se pintaba, ya que surgió el problema del amaño de partidos. En 1977 casi la mitad de los partidos acabaron en empate y desde la Federación propusieron que a partir del octavo empate, no se les concediera puntos al empatar. Desde aquel momento, el número de empates bajó, pero no los amaños. 

La Liga Suprema vivió su última edición antes de la disolución en 1991, y el palmarés fue el siguiente: el club más laureado fue el Dinamo de Kiev con 13 títulos, seguido de cerca con 12 por el Spartak de Moscú y el Dynamo de Moscú con 11. Más atrás, se encuentran el CSKA con 7, el Dinamo Tbilisi y el Dnepr con 2 y el Ararat, Dinamo de Minsk, Zenit Leningrado y el Zaria Voroshilovgrad con uno cada uno. En las estadísticas de los jugadores, el jugador con más partidos y el máximo goleador coincide: Oleg Blokhin, que jugó 432 partidos y anotó 211 goles.

Mejores jugadores

La Unión Soviética nos ha dejado muchos y muy buenos jugadores. Uno de los más emblemáticos es el legendario portero Lev Yashin, la “Araña Negra”. El arquero soviético es el único guardameta que ha ganado un Balón de Oro hasta la actualidad. 

Otro personaje ilustre es Aleksandr Mostovói, a quien es imposible olvidar por sus increíbles temporadas en el Celta de Vigo. Fue un mediapunta ambidiestro que maravilló a toda España con su exquisito toque de balón. 

También hay que mencionar a Eduard Streltsov y Oleg Blokhin. Streltsov fue un delantero con un gran olfato goleador que debido a su gran habilidad fue apodado como “el Pelé ruso”. Desafortunadamente, su carrera se truncó cuando le encarcelaron a los 21 años en un campo de trabajos forzados por una presunta violación que más tarde se demostró falsa. 

Ganadores del Balón de Oro - Palmarés | Marca.com
Fuente: marca.com

Blokhin, nacido en Kiev en 1952, fue un delantero ágil, veloz y muy técnico. Desarrolló la mayor parte de su carrera en el Dinamo de Kiev, sus dos últimos años de su carrera deportiva los pasó en el fútbol austriaco y en el fútbol chipriota, aunque sin mucho éxito. Consiguió numerosos títulos colectivos con el Dinamo y algunos logros individuales, como el de Futbolista soviético del año en tres temporadas consecutivas y  el Balón de Oro en 1975. Además, Blokhin es el jugador con más partidos y con más goles tanto de la Selección de la URSS como de la liga soviética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: