2021: ¿Por qué ha sido un año histórico para el Betis?

Se acerca el 31 de diciembre, y con ello el final de un año que ha sido memorable para muchos, sobre todo para el Real Betis. Tras un 2020 en el que quedó en mitad baja de Liga, fue eliminado a las primeras de cambio en la Copa del Rey y finalizarlo con varios altibajos, ha sido capaz de levantar cabeza y reponerse de la mano de Manuel Pellegrini para firmar un año que quedará en el recuerdo de muchos.

El técnico sudamericano ha sido el principal artífice para que el club verdiblanco lograse clasificar a UEFA Europa League después de 3 años sin hacerlo y arrebatarle el noveno puesto en la clasificación histórica de LaLiga Santander al Real Zaragoza. Termina el año vivo en Copa del Rey y UEFA, donde le esperan en dieciseisavos Real Valladolid y Zenit de San Petersburgo, respectivamente, además de quedar tercero en la competición liguera, algo que no se repetía desde 1964. Por primera vez en su historia ha ganado 28 partidos en un año natural, superando las 27 victorias de 1995, y solo ha sido vencido en 9 ocasiones. De hecho, el Betis ha sido hasta noviembre el equipo con menos derrotas obtenidas de las cinco grandes ligas europeas (España, Inglaterra, Italia, Alemania y Francia).

Para concienciarnos aún más de estas cifras solo tenemos que apreciar las de 2020. Ese año, la entidad sevillana disputó 39 encuentros en los que obtuvo 12 victorias, 8 empates, 19 derrotas y una diferencia de goles negativa de 12 tantos. Tras los 52 partidos de 2021, ha sido el cuarto equipo más anotador de Primera División con 92 goles, solo por detrás de Real Madrid (102), FC Barcelona (107), y Villarreal (114). Algunos de los principales futbolistas por los que el cuadro bético ha marcado ese número de goles han sido Borja Iglesias y Juanmi. Ambos jugadores se unieron al Betis en la temporada 2019/20 por 36 millones de euros en total, y solo consiguieron sumar 4 goles entre los dos esa campaña. No obstante, desde la llegada de Pellegrini al banquillo del Benito Villamarín, el gallego ha agitado las redes en 20 ocasiones, mientras que el malagueño lo ha hecho otras 17.

Si nos trasladamos al apartado defensivo, también podemos ver que ha tenido una mejoría, encajando la cifra de 58 goles en este 2021. Si comparamos con otros años, el Betis ha recibido tres menos tantos que en 2020 (61) y diecinueve menos que en 2019 (77).

Y es que como ya se ha podido ver, toda esta revolución en el equipo verdiblanco tiene un gran responsable: Manuel Luis Pellegrini Ripamonti. El chileno sigue haciendo historia en la liga española, y es que por donde pasa, deja huella. Alcanzó el mayor porcentaje de victorias en Primera División en la historia del Villarreal (48%), Real Madrid (82%) y Málaga (42%). Y lo ha vuelto hacer. Tras vencer a la Real Sociedad por 4-0 en este mes de diciembre, logró el mayor porcentaje de victorias en la historia del Betis con un 52%. Por todo esto, el club ha acordado con «El Ingeniero» la prolongación de su contrato hasta 2025. Sin embargo, esta no es la única renovación en las últimas semanas. La directiva y Sergio Canales han llegado a un acuerdo para que el cántabro, una de las principales figuras del vestuario, permanezca en la disciplina heliopolitana hasta 2026 con una cláusula de rescisión de 1.000 millones de euros.

Asimismo, también se está trabajando en las renovaciones de Borja Iglesias y Rodri Sánchez, pero la más inminente puede ser la de Nabil Fekir. El franco-argelino acaba contrato en junio de 2023, y se ha estado rumoreando mucho acerca de este asunto, ya que en sus últimas declaraciones públicas había hablado de «diálogo fluido» y de ser «razonablemente optimista».

ASIGNATURAS PENDIENTES Y METAS PARA 2022

El principal objetivo del Betis de cara al próximo año debe ser repetir clasificación a competiciones europeas, algo que no ha logrado jamás. Y es que por muy bien que vaya en lo deportivo, el cuadro sevillano debe solventar una deuda con entidades de crédito de 37 millones de euros, y el dinero que puede conseguir al quedar en puestos europeos daría oxígeno a la entidad, ya que también podría realizar operaciones como la del regreso de Dani Ceballos, que no pudieron concretarse en verano por estos problemas económicos.

Por otro lado, también se pueden marcar objetivos más específicos. Uno de ellos podría ser el de romper la mala racha que persigue al conjunto bético desde la construcción del Nuevo San Mamés, debido a que desde su inauguración en 2013, los de Heliópolis lo han visitado en 9 ocasiones diferentes (8 en Liga y una en Copa) y todas acabaron con el mismo resultado: derrota.

La última vez que el Betis jugó en la Catedral del fútbol español fue precisamente en el partido con el que finalizó este año. Los de Pellegrini lograron remontar el gol inicial de Iñaki Williams, pero en los últimos veinte minutos otro tanto del delantero bilbaíno y un zurdazo de Oscar De Marcos impidieron que el equipo verdiblanco se llevase una victoria de tierras vascas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: