Javi Calleja en la cuerda floja

La mala racha que sufren los babazorros actualmente hace peligrar el puesto del entrenador que ya acumula ocho partidos seguidos sin conocer la victoria.

Es por eso que la dirección deportiva del Deportivo Alavés empieza a cuestionar la continuidad del míster, que está al borde del abismo. Aunque su contrato se extiende hasta junio de 2023, en el club de vitoria ya empiezan a plantearse la destitución de un técnico que no ha logrado dotar al equipo de la regularidad necesaria para sobrevivir en Primera sin apuros.

Como siempre, serán los próximos resultados los que determinen el futuro del preparador. Tras el parón navideño, los babazorros se miden a Real Sociedad y Athletic Club. Tal y como cuenta el diario As, dos marcadores negativos podrían provocar la salida del entrenador antes de que finalice su contrato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: