Crónica: El City se impone en St.James Park

El Manchester City ha vencido por 0-4 frente al Newcastle en St.James Park, en la decimoctava jornada de la Premier League. En un partido en el que los locales sorprendieron al campeón de Inglaterra con un intenso juego en el que se vieron sobrepasados por la superioridad individual de su adversario y sus propios errores defensivos.

El Newcastle incomodó a los visitantes con un ritmo muy acelerado

El encuentro se inició con el Manchester City llevando la iniciativa en el juego mediante la posesión del balón, frente a un Newcastle que saltó al verde decidido a mantenerse organizado defensivamente entorno a su área y a aprovechar las imprecisiones del contrario para iniciar el contraataque o buscar en largo a alguno de sus atacantes. El primer golpe encima de la mesa lo darían los de Guardiola, cuando una gran combinación entre Zinchenko y Cancelo sería rematada a la red por Ruben Dias, ante la indolencia defensiva de los magpies. A raíz del gol, los de Eddie Howe dieron un paso hacia adelante y se decidieron a presionar a su oponente en salida y consiguieron aprovechar su escasa tensión competitiva atisbando hasta en dos ocasiones la meta de Ederson, con lanzamientos de Joelinton y Fraser que llevaron un enorme peligro. La acción se centró durante varios instantes sobre la mitad de campo visitante sin demasiadas ocasiones de peligro, pero con una sensación de incertidumbre en la retaguardia Sky Blue. Pese a ello, no tardarían en recobrar la intensidad y en adquirir un mayor protagonismo en el juego.

Superada la media hora de juego, Joao Cancelo conseguiría rematar con maestría una gran acción colectiva de los Cityzens, después de regatear a un oponente y presentarse en la frontal del área para ejecutar un soberbio derechazo destinado a la escuadra de la portería de Dubravka. Con el 0-2, el campeón de la Premier terminó de estabilizar su control del juego con un mayor despliegue físico en sus posesiones largas, lo cual le permitió un mayor intercambio de posiciones que agilizase la circulación, así como una mayor tensión en cada pase que contrarrestase la presión blanquinegra, que iría inexorablemente decreciendo manteniéndose sus líneas a media altura con la pretensión de coagular la movilidad de la pelota. El partido estaba siendo tremendamente disputado con una gran cantidad de batallas aéreas propiciadas por los locales, como recurso para generar ventajas y superioridades haciendo llegar el esférico al último cuarto de campo con verticalidad y obligando a su oponente, el cual no se estaba empleando a fondo en la presión, a recomponer su estructura defensiva y a intentar recuperar el esférico en campo propio.

Los de Guardiola supieron controlar la situación a la perfección

El paso por los vestuarios supuso un importante punto de inflexión para ambos conjuntos, debido a que los dirigidos por Pep Guardiola salieron al terreno de juego con un mayor rigor en el posicionamiento, al dejar atrás los mecanismos del primer tiempo de escorar a Rodri al lateral izquierdo en salida para proporcionarle una mayor amplitud a Zinchenko por el perfil izquierdo, y mucho más predispuestos a controlar la situación con una secuencia de pases más lineal y horizontal, con la que pudieron controlar a un contrincante que poco tardaría en desmoralizarse y rebajar su persecución sobre la salida de balón, permitiéndole llegar al segundo tercio de campo con facilidad legando la elaboración de las jugadas al talento individual de los medios contrarios para sobrepasar una importante acumulación de jugadores. Mahrez anotaría el tercer tanto para los celestes tras conectar una volea, en el punto de penalti, a un centro medido de Zinchenko, que contó, nuevamente, con la incertidumbre de la revisión del VAR.

En el último cuarto de hora de juego, el técnico visitante se decidió a dar descanso a varios de sus jugadores, retirando del campo a Rodri, Ruben Dias y Mahrez, para además darle minutos al joven Palmer, en un pequeño lapso de tiempo de un choque que parecía totalmente decantado desde hacía varios minutos. Como resultado de ello, los dos equipos cubrieron el expediente en los últimos minutos con un monopolístico dominio de los de Manchester, quienes finalizaron el enfrentamiento con una serie de aproximaciones sobre la meta magpie, en las que estos se defendieron en área propia ante la avalancha de efectivos Cityzens, que en una de las jugadas, redondearían el marcador con un remate de Sterling, a placer, en una gran jugada de Gabriel Jesus, por el costado izquierdo, donde apuró línea de fondo.

Ficha Técnica

-Newcastle: Dubravka; Murphy, Clark, Lascelles, Ritchie; Almiron, Hayden, Willock, Fraser; Joelinton, Wilson.

-Manchester City: Ederson, Cancelo, Laporte, Dias, Zinchenko, Rodrigo, Bernardo, De Bruyne, Sterling, Jesus, Mahrez.

-Goles: 0-1, min.5, Rúben Dias. 0-2, min. 27, Cancelo. 0-3, min.63, Silva. 0-4, min.86, Sterling.

-Martin Atkinson amonestó a Hayden (min.21), Rodri (min.25), Silva (min.30).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: