Crónica: Un City despiadado golea al Leeds

El Manchester City ha derrotado por 7-0 al Leeds United en el Etihad Stadium, en la decimoséptima jornada de la Premier League. En un encuentro en el que el conjunto dirigido por Pep Guardiola se mostró intratable de principio a fin y se impuso con rotundidad.

El City tardó escasos minutos en someter a los visitantes

El encuentro se inició con ritmo taimado de juego por parte de ambos conjuntos, que se mantenían agrupados en bloque medio, y con el Manchester City llevando la iniciativa en el juego con una circulación de balón entrecortada en la que no conseguía encontrar opciones de pase en el carril central, ante los rigurosos marcajes de su oponente, que le obligaban a jugar hacia sus jugadores de banda permanentemente, sin demasiado éxito, ante el rigor de su contrincante. La intensidad estaba siendo tremendamente elevada a causa de que ambos equipos se estaban empleando con vigor en la presión, aunque las situaciones de peligro se producían a cuentagotas gracias al desparpajo individual, de Grealish, en el caso de los locales. Sin embargo, el aumento de la movilidad y la estandarización de las posiciones en los atacantes locales comenzó a generar importantes desajustes en el entramado defensivo de los peacocks, que conforme sus defensores comenzaron a saltar a la presión, irían cayendo en la trampa de su oponente que guiado por un pletórico Rodri, en labores de recuperación, comenzó a crear importantes ocasiones de gol sobre la meta de Meslier. Lanzando el primer aviso en una llegada en la que el mediocentro español recuperó y un altísimo, posicionalmente, de Bruyne recibió de Foden y le sirvió el esférico a Bernardo Silva, que no logró acertar con su lanzamiento entre los tres palos.

El internacional inglés abriría el marcador en una accidentada jugada en la que Llorente saltó a presionar alentando una nueva aventura ofensiva del internacional español que tras colisionar, con la pelota de por medio, con Meslier, le facilitó un rechace franco a Foden, quien conectó un lanzamiento desde la frontal, que cruzó la línea de gol tras impactar en Dallas. Posteriormente, a tenor del estado de ebullición que alcanzó el conjunto dirigido por Pep Guardiola, Grealish amplió la renta para los locales después de rematar, en el corazón del área, un excelente centro cruzado servido por Mahrez. El segundo tanto de la noche no pareció variar ni un ápice el guión de partido, ya que el conjunto Skyblue mantuvo su abrumador dominio sobre los dirigidos por Marcelo Bielsa, los cuales se veían sobrepasados ante la enorme intensidad desplegada, que con el paso de los minutos mantuvo una tendencia ascendente, la cual, además, consiguió instalar todo el desarrollo de la acción en la mitad de campo visitante, durante varios minutos de incesantes secuencias de pases locales que en alguna ocasión terminaron con un remate desviado de un Kevin de Bruyne que buscó el gol con tesón, desde su posición de punta junto a Foden. Su recompensa llegaría en una acción, facilitada por el posicionamiento de Foden de espaldas a portería, donde sería asistido por Rodri para batir a Meslier en el mano a mano, tras atacar el espacio a la perfección.

Los de Guardiola se mostraron insaciables y no dieron opción a los de Bielsa

En la salida de los vestuarios, ambos conjuntos movieron sus piezas en el tablero con las entradas de Gelhardt, en el caso de los whites, por Daniel James, mientras que en el campeón de la Premier League, Gündogan ocupó el puesto de Bernardo Silva. Precisamente sería el centrocampista germano quien sería partícipe del 4-0 apuntillando una gran acción colectiva donde le serviría el balón a placer a Riyad Mahrez, que anotó después de conectar un lanzamiento templado que desvió un defensor y terminó entrando ajustado al palo. Posteriormente, el caudal ofensivo Cityzen apenas rebajó su intensidad frente a un contrincante que en varias ocasiones intentó amenazar la meta defendida por Ederson incidiendo en el juego por el perfil izquierdo, en el que intentaban aprovechar la demarcación de Stones como lateral derecho con la asociación de Harrison y Tyler Roberts, quienes consiguieron concretar varias acciones en las que amenazaron la meta local con remates taponados por la zaga o que no encontraron portería por escasos centímetros.

En la hora de juego, Guardiola agotó la ventana de sustituciones introduciendo a Fernandinho y a Nathan Aké, en lugar de Rodri y Rúben Dias. Con la maquinaria Cityzen funcionando a una gran intensidad, Kevin de Bruyne anotaría el quinto gol de la noche después de que entre Grealish y Zinchenko se impusiesen en una pelota dividida contra Dallas, puesta en movimiento por Meslier, y de que Grealish eludiese al recién entrado Klich ampliando la jugada para que Gündogan asistiese al internacional belga, que batió la meta visitante con un soberbio disparo de pierna derecha, en el que los peacocks no supieron bascular correctamente para impedir el lanzamiento. El control del juego por parte de los locales siguió siendo absoluto abortando con firmeza cualquier acercamiento de sus oponentes. Stones conseguiría completar el set, en una acción en la que el esférico cruzó la línea de gol después de tres remates sobre el arco defendido por el arquero francés, que pese a todo, realizó importantes intervenciones que impidieron un resultado mayor. Finalmente, Aké cerraría el marcador rematando en el segundo palo un córner puesto en movimiento por Phil Foden desde la izquierda, donde Dallas intentó evitar el tanto, en el palo, en vano.

Ficha Técnica

-Man.City: Ederson- Stones, Dias, Laporte- Bernardo, Rodri, Zinchenko- de Bruyne- Mahrez, Grealish, Foden.

-Leeds: Meslier- Schakleton, Ayling, Llorente, Junior- Forshaw, Dallas- Raphinha, Roberts, Harrison- James.

-Goles: 1-0, min.8, Foden. 2-0, min.13, Grealish. 3-0, min.32, de Bruyne. 4-0, min.49, Mahrez. 5-0, min.62, de Bruyne. 6-0, min.74, Stones. 7-0, min.78, Aké.

-Paul Tierney amonestó a Firpo (min.20), Dias (min.40).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: