Crónica: El Sassuolo bate a una Lazio pasota

El Sassuolo ha derrotado 2-1 a la Lazio en el MAPEI Stadium en la decimoséptima jornada de la Serie A. En un enfrentamiento en el que los de Alessio Dionisi supieron reponerse al buen inicio laziale.

El dominio inicial de los visitantes se evaporó con el 0-1

El encuentro se inició con una Lazio totalmente decidida a dominar mediante la posesión de balón siendo intensa, móvil y dinámica en la circulación, lo que le permitiría atisbar la meta defendida por Consigli, con facilidad, potenciando su poderío por los costados con Zaccagni y Pedro. Por su parte, el conjunto dirigido por Alessio Dionisi saltó al verde destemplado, sin la tensión competitiva suficiente, pese a su pretensión por desplegar un plan de juego ofensivo basado en acercarse al área rival mediante un juego asociativo vertical, alimentado por Maxime López como único mediocentro. Como recompensa a su arrollador comienzo, una gran acción de Pedro, que realizó una incursión desde la banda derecha, le sirvió una opción franca de remate a Zaccagni, el cual adelantó a los visitantes en los primeros minutos de juego. Con el 0-1, los neroverdi parecieron despertar al demostrar una mayor intensidad en cada pase y reunificar sus líneas, lo cual unido a que sus jugadores comenzaron a desmarcarse ofreciendo más opciones de pase, consiguió consolidar su dominio frente a un oponente que todavía se revelaba incapaz de presionar correctamente, con continuidad. Con el paso de los minutos, los locales comenzarían a trenzar ocasiones de peligro mediante la elaboración de las jugadas por los carriles interiores, en los que únicamente impedía la igualada la buena labor de Strakosha.

Superada la media hora de juego, el control del juego por parte del Sassuolo se vería contrastado por las peligrosas transiciones defensa-ataque de los biancocelesti, quienes encontraban un subterfugio para respirar en la banda derecha, en la que el extremo tinerfeño, Pedro, causaba estragos en cada conducción, a pesar de no verse siempre respaldado por un colectivo que se estaba viendo obligado a mantener su bloque en el primer tercio de campo y que intentaba evitar un mayor desgaste para el que no parecía estar preparado no prodigándose por la zona de ataque. El choque se estaba jugando a un ritmo acelerado sin demasiadas interrupciones -lo cual siempre es de agradecer- y contaba con un elevado ritmo físico pese a no estar dirimiéndose en disputas físicas. Mientras tanto, la balanza de las situaciones de peligro se estaba decantando notoriamente del lado local, ya que gracias a la pujante presión ejercida por estos, Pedro, que fue el mejor de los visitantes, perdió un enorme protagonismo al dejar de entrar en contacto con la pelota, y el conjunto capitalino se agrupó en área propia concediendo una absoluta libertad a los extremos contrarios para socavar las bandas en busca de rematadores.

Al Sassuolo le costó encontrar su ritmo

El segundo tiempo arrancó con un control del juego más lineal y anodino por parte del Sassuolo, que salió del vestuario con un punto más bajo de intensidad, lo que provocó que la circulación no alcanzase los niveles de algunas fases del primer tiempo, al evidenciarse una entrega forzada e imprecisa que obligaba al receptor a dar un toque extra para no ralentizar la acción en exceso. En la otra cara de la moneda, el cuadro romano mantenía el mismo plan de juego del primer tiempo sustentado en un repliegue donde prevalecía la acumulación de efectivos para cortar líneas de pase, por encima de la agresividad, lo cual no resultaría demasiado exitoso, aunque contribuyese a entorpecer el ataque posicional del contrario. Mientras que con el esférico, su intención fue la de buscar en largo a alguno de sus atacantes, para que este le diese forma a la jugada, a la espera de que llegasen refuerzos, desde alguna de las bandas. En el ecuador, Berardi conseguiría igualar el encuentro con un magnífico zurdazo desde la frontal que entró por la escuadra. Posteriormente, los neroverdi no se relajaron y no cesaron en su empeño de remontar, comandados en el segundo acto desde el doble pivote, que consiguió encauzar el ritmo al que se trasladaba la pelota, e insistiendo en jugar hacia las bandas, en las que Traoré y Berardi estaban participando de forma bastante proporcional en el juego colectivo, mas no conseguían apurar la línea de fondo. Su superioridad era notoria sobre el cuadro dirigido por Maurizio Sarri, que no mostraba ningún síntoma de reacción, tras el tanto, y se vería abocado a afrontar un segundo golpe en el momento en el que Raspadori conectó un defectuoso remate, desde la frontal, que Reina no pudo blocar cruzando la línea de gol, después de haber sido asistido por un intrépido Berardi.

Después del 2-1, la agresividad de los de Dionisi mantuvo una trayectoria descendente en su despliegue físico, con el rezagamiento de sus líneas y su renuncia a llevar la iniciativa permitiendo que la Lazio hiciera acopio del balón, en el último cuarto de hora de juego, y ejerciese un control en campo contrario absolutamente estéril ante la clamorosa falta de movilidad del resto de jugadores y su indolencia en la circulación que le dificultaba a la hora de encadenar varios pases consecutivos. Su única esperanza permanecía en que su contrincante cometiese un error en salida, lo que no resultaba sencillo ante la ausencia de una persecución coordinada y colectiva por parte de los celestes, que limitaron su labor a la disposición de Immobile y el recién entrado, Muriqi, mano a mano con la pareja de centrales de su adversario. Sin embargo, un fallo de Consigli en el saque sería aprovechado por el internacional italiano para prolongar de cabeza para el kosovar, que en los aledaños del área fue derribado tras el contacto con Ayhan, el cual sería expulsado por esta acción, señalándose una falta en la medialuna del área que supondría la mejor y una de las últimas oportunidades de peligro para las águilas. Pero la ejecución de Basic impactó en el larguero y rebotó fuera de la línea de gol, tras ser posteriormente mostrado en el ojo de halcón.

Ficha Técnica

-Sassuolo: Consigli – Toljan, Chiriches, Ferrari, Rogério – Traoré, Lopez, Frattesi – Berardi, Scamacca, Raspadori.

-Lazio: Strakosha – Hysaj, Luiz Felipe, Acerbi, Marusic – Akpa Akpro, Cataldi, Basic – Pedro, Immobile, Zaccagni.

-Goles: 0-1, min.6, Zaccagni. 1-1, min.63, Berardi. 2-1, min.69, Raspadori.

-Simone Sozza amonestó a Marusic (min.39), André Anderson (min.73), Berardi (min.77), Ayhan vio la roja directa en el (min.87).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: