Crónica: El Barça se lleva el clásico en el Di Stéfano y es aún más líder

El estadio Alfredo Di Stéfano se vestía de gala este domingo 12 de diciembre para recibir un «clásico» lleno de alegrías tras los recientes éxitos europeos de los dos equipos que se verían las caras en tan apasionante duelo. Tras lograr ambos la clasificación a los cuartos de final de la Champions, llegaban a esta cita con intereses bien distintos, el Barça buscaba una victoria con la que mantener su distancia con el segundo clasificado; mientras que el Madrid requería de los tres puntos para seguir escalando posiciones en la tabla.

Imagen
El Real Madrid celebrando uno de los goles que le dio su clasificación a cuartos.

Sin embargo, las de Alberto Toril no tendrían la mejor de sus fortunas en un duelo en el que se volvió a demostrar la supremacía azulgrana en el fútbol continental, viendo como las de la ciudad condal arrasaban Valdebebas con un contundente 1-3 que las permitía mantener su pleno de victorias en la presente campaña.

23 minutos y una sentencia

Valiente salía el Real Madrid en los primeros minutos de encuentro, acercándose al área culé y llegando a tener que forzar a la defensa blaugrana a cortar alguna que otra internada blanca. Sin embargo, poco tardaría el FC Barcelona en poner el primer tanto en el marcador cuando, en el minuto 8, Lieke Martens batiría de cabeza a una Misa que previamente habría logrado salvar vanamente dos remates de la neerlandesa.

Imagen

Este tanto le sentaría muy mal a un equipo local que en los siguientes minutos viviría una decadencia en su juego que se vería traducida en el segundo gol azulgrana tras un gran remate de Irene Paredes, quien llegó a estar en la órbita del Real Madrid la pasada campaña como posible fichaje, a un córner sacado por una Lieke Martens que, hasta el momento, estaba firmando un partido excelente.

La racha de la estrella de los Países Bajos no se quedaría ahí, y apenas cinco minutos después controlaría un preciso pase de Mariona Caldentey en profundidad para llegar sola a la meta rival y colocar la pelota en toda la escuadra y subir al electrónico un 0-3 que, en cambio, no desanimaría a una afición blanca que no dejaría de alentar, a pesar de estar ya sentenciado el encuentro, a un Madrid que se estaba viendo superado en todos los aspectos del juego.

Tras el tercer tanto culé, el partido se vería un poco más tranquilo y con un Real Madrid que gozaría de algún acercamiento más a la portería resguardada por Sandra Paños; sin embargo, ninguna de estas llegadas supondría un problema a la guardameta Alicantina. En el otro lado del campo, Misa Rodríguez sí que se vería ante dificultades con un Barça que tampoco cejaría en el empeño de seguir aumentando su ventaja; no obstante, la canaria dejaría una gran actuación evitando en más de una ocasión un cuarto tanto azulgrana.

El paso por vestuarios

Al cabo del descanso ninguno de los equipos realizaría cambios en sus alineaciones. No obstante, estos 15 minutos de descanso le servirían al equipo de la capital para cambiar su mentalidad y salir a la segunda mitad con una mayor intensidad.

Esperanzas vanas para las blancas

El segundo tiempo comenzaría con una mejor cara para las blancas que lograrían ver puerta en el minuto 52, un gol que cargaría de esperanza a las locales tras ver a su delantera estrella Kosovare Asllani armar un disparo, que terminaría al fondo de las mallas, después de un preciso centro de Lucía Rodríguez.

Imagen
Asllani en el remate del gol

Tras unos minutos de tanteo entre ambos equipos donde no hubo un claro dominador, el FC Barcelona anotaría un cuarto tanto por parte de Crnogorcevic que, en cambio, no subiría al marcador, al interpretar la colegiada una supuesta falta de la suiza al rematar que ni la defensa local protestó. Tras esta polémica acción, que tampoco tendría una gran influencia en el resultado final, llegaría un carrusel de cambios que buscaría cambiar la dinámica del partido: en el caso del Madrid, para ajetrearlo; y en el culé, para calmarlo.

Finalmente, estos cambios terminarían favoreciendo a los intereses culés, que verían cómo en los últimos minutos el encuentro se calmaría y el Madrid, reduciría sus llegadas, siendo la más clara una jugada falta desde la frontal donde Esther se encontraría el balón en el área chica, pero terminaría siendo inhibida gracias a una rápida reacción de Paños.

El partido terminaría en el área local tras tres minutos de añadido que se disolverían sin grandes ocasiones para ninguno de los dos equipos, dejando como resultado final el 1-3 que coloca al Barça como aún más líder con 39 puntos; por su parte, el Madrid se quedaría décimo con 17 puntos.

FICHA TÉCNICA:

REAL MADRID CF (4-2-3-1)

Entrenador: Alberto Toril

Misa Rodríguez – Olga Carmona, Rocío Gálvez, Ivana Andrés, Lucía Rodríguez (Kenti Robles, 72′) – Kaci (Maite Oroz, 72′), Zornoza – Athenea (Tere Abelleira, 86′), Asllani (Nahikari, 86′), Moller Hansen (Marta Cardona, 59′) – Esther

FC BARCELONA (4-3-3)

Entrenador: Jonatan Giráldez

Sandra Paños – Rolfö (Leila, 72′), Andrea Pereira (Jana Fernández, 79′), Paredes, Torrejón 🟡 – Mariona, Alexia, Aitana (Ingrid Engen, 62′) – Lieke Martens, Jenni Hermoso (Claudia Pina, 72′), Graham Hansen (Crnogorcevic, 62′)

GOLES:

  • 0-1 (8′) Lieke Martens
  • 0-2 (18′) Irene Paredes
  • 0-3 (23′) Lieke Martens
  • 1-3 (52′) Kosovare Asllani

Estadio: Alfredo Di Stéfano.

Árbitra: Marta Huerta de Haza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: