Crónica: Decepcionante empate en el Enrique Roca

Real Murcia y Melilla se enfrentaban en la mañana del domingo 5 de diciembre. Un partido sin goles que fue de dominio intermitente entre los dos equipos en la primera parte y que se tornó de color grana tras el descanso. Al término de los 90 minutos el electrónico reflejaba el resultado con el que empezó este partido correspondiente a la decimocuarta jornada de liga.

Los capitanes Armando (izquierda) y Pepe Romero (derecha) con el trío arbitral

PRIMERA PARTE:

Los primeros minutos de partido nos dejaban unos tímidos acercamientos a puerta por parte de los dos equipos. El Melilla puso primero en peligro a Serna con un centro a balón parado que acabó despejando el meta con una mano tras un bote que pudo haber acabado mal para el Real Murcia. 

Armando protegiendo el balón ante José Antonio González

Los granas comenzaron a ganar en ocasiones con remates de cabeza de Carrasco y de Alberto González tras unas faltas laterales. Aunque a la media hora el Melilla comenzó a meter a los murcianistas en su campo. Pepe Romero avisaba con una volea desde la frontal del área tras el rechace de un córner e Iker Hernández repitió algo similar un par de minutos después.

Casado saltando para rematar de cabeza

El Real Murcia tuvo más dominio del encuentro en los últimos suspiros del primer tiempo. Javi Saura era el timón del equipo local, orquestando los contraataques de los granas con sus pases a banda que generaban mucho peligro para los de la ciudad autónoma.

Un defensa del Melilla bloqueando el disparo de Pablo Haro

DESCANSO:

Nos fuimos a los vestuarios con un empate sin goles y un partido en el que el intercambio de dominio fue lo principal. No había un equilibrio, siempre llevaba el ritmo del partido uno u otro equipo, alternándose entre ellos.

Jugadores del Real Murcia esperando al saque de una falta

El conjunto del norte africano estaba sufriendo mucho en las jugadas a balón parado del Real Murcia y el gol de los granas parecía estar al caer.

SEGUNDA PARTE:

Los segundos 45 minutos se podrían resumir en continuos acercamientos del Real Murcia sin éxito. De las mejores segundas partes de la temporada del conjunto de Mario Simón que no pudieron ser culminados con un gol.

Alberto López arrodillado tras recibir una falta

En el minuto 55 llegó la más clara de los murcianistas. Un pase de Javi Saura para Fran García que se plantó solo delante de Pol Ballesté pero que cuando fue a rematar David Ámez se cruzó delante del extremo vallecano. 

Con Pablo Ganet y su gran zancada, los jugadores del Melilla eran superados con facilidad por el ecuatoguineano. El internacional africano finalizó un par de jugadas en carrera desde la frontal que acabaron en las manos del meta barcelonés.

Pablo Ganet conduciendo un balón

Parecía que el gol pimentonero estaba cerca de llegar, estaban asediando el campo melillense y los azules apenas lograban cruzar al otro lado para alejar el peligro de los granas. En el minuto 83 el entrenador murcianista decidió sentar a Carrasco, el baluarte ofensivo del Real. La decisión no gustó para nada a la afición y el técnico manchego recibió una de las mayores pitadas por un cambio que se recuerdan en el Enrique Roca.

Pablo Haro yendo al suelo ante la mirada de unos jugadores del Melilla

Finalmente, el Melilla consiguió bajar el ritmo del partido y dejar al Real Murcia con la miel en los labios. Estuvieron a punto de lograr el gol de la victoria y los de Manolo Herrero ralentizaron su juego justo cuando el colegiado madrileño añadió el descuento.

FINAL DEL PARTIDO:

Entre protestas de jugadores pimentoneros y una pequeña tangana cerca de los vestuarios provocada entre Moha Chabboura y el murcianista Mario Sánchez, que habían sido los protagonistas de otro pique en el juego, Montes García-Navas indicó el camino hacia los vestuarios y se firmó el reparto de puntos entre granas y azules.

Mario Sánchez (abajo) y Chabboura disputando un balón

Un reparto de puntos que deja descontenta a la afición local, que estuvo a punto de conseguir llevarse los tres puntos de no ser por su falta de puntería. El Real tuvo el dominio de gran parte del partido y es notable que se merecieron más que un punto. 

FICHA TÉCNICA:

REAL MURCIA (4-2-3-1):

SERNA – ALBERTO LÓPEZ, CASADO, ALBERTO GONZÁLEZ, MARIO SÁNCHEZ – GANET, ARMANDO – HARO, SAURA (Dani García, 70’), FRAN GARCÍA (Juanfer, 64’) – CARRASCO (Boris, 83’)

Entrenador: Mario Simón

UD MELILLA (4-2-3-1):

POL BALLESTÉ – JORDAN, CHICA, DAVID ÁMEZ, PEPE ROMERO (Kike López, 45’) – BORJA LÓPEZ, PARLA – ASIER PARRA, JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ (Mohedano, 67’), NÚÑEZ (Chabboura, 67’) – IKER HERNÁNDEZ (Rubén del Campo, 72’) 

Entrenador: Manolo Herrero

Árbitro: Jerónimo Montes García-Navas, madrileño. Amonestó a Mario Sánchez para el Real Murcia y a Pepe Romero, Parra, Moha Chabboura y David Ámez para el Melilla. 

Estadio: Enrique Roca, Murcia. 3.677 espectadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: