Crónica: PSG y Nice no pasan del empate en el Parque de los Príncipes.

Se dieron cita, a las 21:00, hora española, el PSG y el Nice para protagonizar uno de los mejores partidos, a priori, del campeonato nacional francés. En este caso, se enfrentarían en el Parque de los príncipes para disputar su encuentro referente a la décimo sexta jornada. 

El conjunto de Pochettino llegaba al encuentro tras sumar tres puntos ante el ASSE. En este partido, el equipo capitolino volvería a mostrar la dificultad que tiene para sacar los partidos adelante. Pese a contar con uno más desde el minuto 45′, el ASSE le supo generar peligro y le defendió de gran manera hasta que las fuerzas le fallaron. Por su parte, el Niza llega a catorce puntos de sus rivales, tras caer ante el Metz en la anterior jornada y ceder así la segunda plaza al Stade Rennes. Pese a esto, el conjunto de Galtier ha demostrado jugar y competir mejor ante rivales más directos: ganando ante Lyon, Angers y Lille y empatando ante Marsella y Mónaco. Buscará hoy sumar la segunda derrota al casillero del PSG y evitar que este siga distanciándose de sus máximos competidores. 

Primera parte

Saltó a una primera mitad un PSG que, como muchas otras veces, fue de más a menos, al igual que el propio partido. Se encontró a un Nice muy junto, replegando de gran forma y dificultando su salida. En esta última, pudimos ver a veces salida de tres, con Danilo ayudando. Al final, el resultado fue siempre el mismo: posesión sin apenas peligro. Se vio obligado a jugar por fuera y, en los primeros instantes, parecía funcionar. Mbappe mostró su potencia al espacio, aprovechando los balones entre central y lateral, pero Todibo lo secó durante todo el partido. Solo cuando Messi aparecía entre líneas, obligando a Dante a salir de zona y descolocar, en parte, al Nice, consiguió el PSG generar algo de peligro. El equipo de Pochettino tuvo la posesión, pero no supo imponerse mediante el centro del campo. La conexión con la delantera era prácticamente nula y, Ebimbe, pese a estar acertado en las jugadas en las que participó, estuvo poco activado. Fue de más a menos y esto se reflejó en la disminución de la presencia de Messi.

En cuanto a las ocasiones, el PSG no contaría con demasiadas ocasiones pese a dominar sobradamente la posesión. Mbappe tendría la más clara, siendo esta repelida por el arquero rival. Además de este, Ebimbe y Hakimi gozarían de alguna ocasión sin excesivo peligro.

Por su parte, el Niza planteó un partido con clara firma de Galtier. Replegó con un bloque muy junto, impidiendo el juego interior del PSG y forzando a este a jugar por fuera. Ahí, sería donde el Niza presionaría con más ahínco. Esto supondría en ocasiones un desajuste y la posterior internada de alguno de los jugadores del PSG. Lo vimos con Lotomba, el cual fijaba a Mendes y veía como Mbappe o Ebimbe eran capaces de ocupar el espacio libre. Pese a esto, supo cerrar y contó con un Todibo que frenó las carreras al espacio del delantero francés del PSG. Sufrió algo más cuando Messi se movía entre líneas, haciendo decidir a Dante si salir de zona o no, lo que generaría varias ocasiones. En líneas generales, pese a ciertas acciones difíciles de defender del PSG, el Niza soportó la carga ofensiva y apenas sufriría. La parte negativa que expuso el equipo de Galtier fue la mala salida de balón, algo reticente durante las últimas jornadas. Apenas creó peligro cuando atacó en posicional, viéndose obligado a crecer a través de robos o errores. Se sumaron a esto varios fallos que dificultaron aún más la tarea en salida. Pese a esto y a tener en menor medida la posesión, fue el equipo que más clarividencia mostró en ataque, teniendo la ocasión más clara en la testa de Delort, el cual obligaría a Donnarumma a lucirse.

Descanso

El entre tiempos no vio llegar recambios pero sí fuerzas renovadas para afrontar la segunda mitad.

Segunda parte

En la segunda mitad, apreciamos un guion muy parecido por parte de ambos. El partido continuó a la baja y el PSG atacó en ocasiones más por acumulación que por sentido común. El extremo derecho, fuese Messi o Di María, se metió más por dentro y dejo el carril entero a un Hakimi que apenas tuvo incidencia en el juego. Intento mover algo el árbol Pochettino con la entrada de Verratti, pero exceptuando alguna jugada no fue capaz de cambiar el rumbo. El ataque del PSG se chocaría frontalmente, una y otra vez, con un Todibo que estuvo excelso. Supo presionar arriba, al igual que en la primera mitad, y pudo sacar alguna jugada a raíz del robo. Sin embargo, volvió a faltar claridad ofensiva y, de nuevo, pese al dominio, el PSG no contaría con demasiadas ocasiones. La más clara, nacería gracias a una gran combinación entre Messi y Verratti que no sería capaz de culminar Mbappe. A parte de esta, en el minuto cincuenta tendría una doble ocasión, separada por pocos segundos, protagonizada, primero, por Di María, el cual fallaría un mano a mano, y, segundo, por un tiro de media distancia de Nuno Mnedes.

El Niza, por su parte, se mostraría igual de seguro que en la primera mitad y sumaría algo más de ofesniva. Tendría, seguramente, la ocasión más calara. Esto le impediría adelantarse en el marcador y complicar, aún más, el partido a sus rivales en el día de hoy. Beítez volvería ser clave para mantener el resultado, recordando cada vez más a la evolución de Maignan en Lille en la temporada anterior. En ataque, el Niza contó con diversas contras que aprovecharían los espacios que dejaba atrás un PSG cada vez más volcado. Sería la banda derecha la más transitada, debido a la desprotección de esta y la altura que ocupó Hakimi. Tanto Dolberg como Delort serían capaces de llevar conducciones hasta la otra parte del campo. De aquí nacería la ocasión más clara. Delort centraría para Boudaoui, el cual haría lo mismo. Esto terminaría en un remate de Dolberg que se estrellaría en el palo. Este recurso, sería clave para generar peligro, superando en gran medida en la estadística de centros al PSG.

Ficha técnica:

PSG: Donnarumma – Hakimi, Marquinhos, Kimpembe (Paredes, 77′), Mendes – Ebimbe (Verratti, 61′), Danilo Pereira, Gueye – Messi, Mbappe, Di María (Icardi, 77′).

Entrenador: Mauricio Pochettino

OGC Nice: Benítez – Lotomba, Todibo, Dante, Bard – Boudaoui (Gouiri, 80′), Lemina (Thuram, 73′), Schneiderlin, Kluivert (Stengs, 73′) – Delort, Dolberg.

Entrenador: Christophe Galtier

Goles

Árbitro: Clement Turpin. Amonestó a: Danilo Pereira (30′), Kluivert (66′), Boudaoui (77′), Bard (88′).


Parc des Princes – París, Francia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: