Crónica: El City se resarce y se asegura el primer puesto del grupo

El Manchester City ha derrotado por 2-1 al PSG en el Etihad Stadium en el gran duelo de la aristocracia europea, en el que los de Guardiola fueron mejores a excepción de un tramo de dudas tras el 0-1, correspondiente a la quinta jornada de la Champions League.

El City salió decidido a dominar

El encuentro se inició con un imponente dominio por parte del Manchester City, quien desde el primer instante se apoderó del esférico circulándolo a un ritmo constante y ensanchando el juego hacia los costados con un Mahrez muy participativo, el cual se ofreció como una opción de pase segura por el perfil diestro buscando el desequilibrio en los duelos individuales. Mientras que su actitud sin balón se resumía en una presión selectiva sobre determinados jugadores, consiguiendo provocar errores, en contraste con el bloque medio en 4-4-2 que disponía, donde Zinchenko, en su condición de mediapunta, era el encargado de perseguir al poseedor, cuando el equipo galo superaba la estructura Skyblue. Por su parte, el conjunto galo cimentó su plan de partido en un repliegue próximo a la frontal del área, donde la línea de defensores y la de medios tenía encomendada la labor de cerrar todas las vías de ataque del contrario. El duelo estaba siendo intenso, aunque las ocasiones estaban sucediéndose a cuentagotas, pues los dirigidos por Guardiola estaban elaborando sus progresiones con paciencia y los parisinos estaban confiando sus posibilidades a la inspiración de sus atacantes, que conforme pasaban los minutos comenzaban a bullir.

Cuando el choque fue atisbando el ecuador del primer tiempo, el control de los locales se fue estabilizando bajo un planteamiento que contemplaba un dominio del juego y una iniciativa más conservadora, la cual le estaba permitiendo protegerse mucho mejor, consciente de lo ocurrido en duelos anteriores en los que su dominio y su entusiasmo ofensivo le terminaron condenando defensivamente. Sin embargo, conforme se fue acercando el tiempo de descanso, el Manchester City, quien estaba desplegando un 4-2-3-1 en fase ofensiva en la que Gündogan estaba permaneciendo más próximo a Rodri y Zinchenko estaba ejerciendo su rol originario de mediapunta, recuperó su agresividad y se volvió a emplear con un mayor empuje en ataque adelantando sus líneas y coagulando la elaboración del cuadro galo, que durante varios minutos se vio incapaz de conectar con sus atacantes. De este modo, los británicos lograron generar mucho más peligro con sus recuperaciones en terreno de juego contrario, atacando con gran peligro el arco defendido por Keylor Navas desde ambos lados donde los extremos estaban recibiendo ayuda por parte de un externo, como era Cancelo en banda izquierda y Bernardo Silva en el costado diestro, en su rol de falso nueve. Finalmente el enfrentamiento llegó al tiempo de descanso con la acción inclinada sobre la meta visitante y un conjunto Skyblue que no terminaba de encontrar la opción más favorable de remate.

Los visitantes salieron más intensos del vestuario

El segundo tiempo se inició con el Manchester City intentando tomar la iniciativa y generar situaciones de peligro en los aledaños del área visitante buscando desequilibrar por bandas y generar superioridades con escaso éxito pese a su impulso inicial. El primer gol del duelo llegaría por medio de Mbappé, quien batiría a Ederson desde el interior del área con un derechazo seco tras recibir un envío de Messi desde la izquierda, desviado por la zaga de los de Manchester. El 0-1 convulsionó el enfrentamiento generando una mayor seguridad en los franceses, los cuales dieron rienda suelta a sus virtudes para el contraataque, mientras que el conjunto Cityzen se vio bloqueado a la hora de desplegar su estilo, pues se halló en un escenario desfavorable donde debía de atacar en un momento de mayor tensión y menor raciocinio a un oponente replegado que además estaba poniendo a prueba a su estructura defensiva, con el objetivo de remontar, en el que nunca ha sido muy ducho. Sin embargo, en un ataque posicional aparentemente inofensivo, Sterling logró aprovechar un barullo en el área enviando a la red un centro desde la derecha, prolongado por Gabriel Jesus. La igualada fortaleció a los locales que volvieron a ser más productivos y a apoderarse de la posesión recuperando la presión sobre el contrario y sometiéndolo nuevamente a una fase de asedio, en la que nuevamente carecieron de contundencia para rematar las jugadas.

En el último cuarto de hora de juego, los de Guardiola mantuvieron el dominio del juego conteniendo las acometidas del Paris Saint Germain más holgadamente y cercaron su meta mediante constantes aperturas laterales donde estaban encontrando opción permanente de encarar en el uno contra uno, castigando la apatía de los franceses en las coberturas. Como resultado de ello lograrían ponerse por delante por medio de Gabriel Jesus, el cual remató un gran centro de Mahrez desde la derecha, excelentemente servido por Bernardo Silva, quien jugó escorado en banda izquierda durante el segundo tiempo, que el brasileño remató defectuosamente enviando el esférico al fondo de la red. Con el 2-1, los ingleses trataron de rebajarle el pulso al encuentro con unas posesiones más conservadoras en la mitad de campo contraria, contra un PSG que dio entrada a Di María con la intención de establecer un hilo conductor entre la elaboración de juego y el tridente ofensivo, el cual fue cayendo en desgracia durante el segundo período y que durante los últimos minutos trató de hacer la guerra por su cuenta sin resultado, ante la mayor organización defensiva del conjunto isleño que rebajó su presión y apostó por un mayor rigor en los marcajes, consiguiendo así proteger su meta sin grandes sobresaltos durante los últimos minutos.

Ficha Técnica

-Manchester City: Ederson- Walker, Dias, Stones, Cancelo- Gündogan, Rodri, Zinchenko- Mahrez, Silva, Sterling.

-PSG: Navas- Achraf, Marquinhos, Kimpembe, Nuno Mendes- Paredes, Herrera, Gueye- Messi, Mbappé, Neymar.

-Goles: 0-1, min.50, Mbappé. 1-1, min.63, Sterling. 2-1, min.76, Jesus.

-Daniele Orsato amonestó a Rodri (min.55), Cancelo (min.80), Gabriel Jesus (min.93).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *