El descalabrado entrenamiento del Real Valladolid

Este martes, como un martes cualquiera, se llevó a cabo el entrenamiento matinal del Real Valladolid. Pacheta empezó el entrenamiento en el gimnasio y continuó durante hora y media en los anexos bajo la lluvia, el viento y el frío pucelano.

Durante la sesión hubo varios contratiempos que asustaron a los técnicos. Samu Casado, portero del Real Valladolid, sufrió un pelotazo en el estómago que le dejo varios minutos dolido y finalmente consiguió reponerse y continuar el entrenamiento sin problemas.

Pero lo peor fue que Óscar Plano a última hora recibió un golpe de su compañero Javi Sánchez del que se dolió durante un largo tiempo hasta poder recuperarse y continuar. Destacar que Shon Weissman, Rubén Alcaraz y Pablo Hervías se ejercitaron al margen de sus compañeros con lesiones individuales programadas por el cuerpo técnico para evitar cargas excesivas.

En cambio, El Yamiq y Luis Pérez no llegaron a saltar al césped, por planes de recuperación específicos como Hugo Vallejo. Pero detrás de todas estas malas noticias, llega una positiva, la incorporación al grupo de Janko, el cual realizó toda la sesión sin problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *