Sporting-Real Valladolid, un choque de aficiones y de mucha historia

Esta jornada 12 de la Liga Smartbank nos trae uno de esos choques clásicos y de mayor renombre en épocas pasadas, un Sporting de Gijón-Real Valladolid.

Desde hace ya tres temporadas, estos dos equipos no se cruzan en partido oficial, teniendo como último recuerdo aquel play-off de la 17/18 que fue el penúltimo paso para que el Pucela volviera a la máxima categoría. Aquella eliminatoria dejó un marcador aplastante a favor de los castellanos, 3-1 en la ida y 1-2 en la vuelta, que engancharon una muy buena dinámica con la llegada de Sergio González a falta de apenas 10 jornadas para el final.

Los vallisoletanos recuerdan con especial cariño aquella campaña no solo por el logro final del ascenso, sino porque en casi todo momento se vieron fuera de toda posiblidad y ese soplo de aire fresco les impulsó, al contrario que los gijoneses, quienes permanecieron en lo alto de la tabla durante mucho tiempo pero que al final se acabaron desinflando un poco y no alcanzaron el objetivo.

Como bien indica el título del artículo, este partido es una gran rivalidad entre aficiones, pues desde hace muchos años el Real Valladolid se encuentra hermanado con el Real Oviedo, máximo rival del Sporting, lo que hace imposible una buena sintonía entre las aficiones. También cabe añadir que hace una década las dos entidades tuvieron sus más y sus menos cuando los asturianos se estaban jugando la vida para mantenerse en primera y la directiva blanquivioleta decidió poner las entradas para el Nuevo José Zorrilla a 75€, un precio muy elevado que provocó un gran descontento en el bando sportinguista, quienes decidieron no gastar ni un solo euro en la provincia de Valladolid, parando a comer en León y aliándose con la Cultural Leonesa.

Ultra-boys en un enfrentamiento de la 90/91

En la actualidad, los dos equipos vuelven a pelear por volver a la categoría del fútbol español. Los locales llegan como terceros con 21 puntos tras haber pinchado el pasado martes en Cartagena. Solamente se encuentran a un punto de la cabeza de la tabla y para este enfrentamiento no podrán contar ni con su lateral izquierdo titular Kravets, por sanción, ni con el habitual Cristian Rivera.  Por su parte los visitantes, se encuentran octavos con 16 puntos, también separados únicamente por un punto, pero de los puestos de play-off, eso sí. Para este sábado no tendrán disponibles ni al recién lesionado Alcaraz ni a los habituales Hervías, El Hacen y Vallejo. Ambos tienen como jugadores más destacados a sus delanteros centros y máximos goleadores, el montenegrino Djucka y el israelí Weissman, con 4 y 5 goles respectivamente.

No cabe duda que a las 18:15 de este sábado 23 de octubre disfrutaremos de un grandísimo choque, uno de los mejores locales frente a una de las mejores plantillas que partido tras partido cada vez carbura mejor, aunque aún cometan errores absurdos. Además alrededor de 550 pucelanos acudirán al Molinón para animar a su equipo en este partido, así que espera un muy buen ambiente en el día de mañana por tierras asturianas.

Veremos quien se lo lleva, si el Sporting de Gallego o el Pucela de Pacheta.

Fdo: Nicolás Cumbreño Martín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *