Respecto al juicio de Benzema, ¿qué fue de… Valbuena?

Karim Benzema está imputado por un supuesto chantaje a su compañero de selección Mathieu Valbuena. De hecho, te sonará su nombre por su trifulca con el jugador del Real Madrid, no por sus éxitos futbolísticos. Valbuena aseguraba que el delantero le estaba chantajeando con publicar un video de contenido sexual suyo, y que si no quería verlo publicado debía pagar 150.000 euros. El abogado de Karim aseguraba que “intervino en una sola conversación con el señor Valbuena para ofrecerle, si así lo deseaba, de manera libre y sin contraprestación, tratar de evitar que saliera este sextape”. Como consecuencia a esta situación, Karim Benzema fue apartado de la Selección Nacional durante varios años, hasta que Deschamps le convocó para la pasada Eurocopa. El delantero deberá acudir a la justicia para ver su implicación en el caso. Benzema se enfrenta a una pena de hasta cinco años de prisión y 75.000 euros de multa aunque, ayer, jueves 21 de octubre, salió la noticia de que la fiscalía francesa ha pedido 10 meses de prisión para Benzema, además de los 75.000 euros de multa.

Pues bien, la víctima del caso, Valbuena, cumplió hace un par de semanas 37 años y se va acercando su posible retiro profesional. Por eso, analizaremos la carrera de una de las perlas francesas de lo que llevamos de siglo XXI, que pudo tener más protagonismo en la élite, pero se quedó a medio camino.

El mediocentro, natural de Bruges, Burdeos, pero de padre vallisoletano, empezó su carrera futbolística de la mano del Langan-Castets de la Championnat de France Amateur 2, la quinta división francesa. En solo una temporada, llamó la atención del Libourne Saint-Seurin, de tercera división, que se hizo con sus servicios. 

En el Libourne empezó a destacar respecto al resto de sus compañeros de equipo. De hecho su técnico lo describió como “el arquitecto del equipo”, convirtiéndole en la pieza fundamental del Libourne. Jugó treinta y un partidos de liga y marcó nueve goles, de los cuales todos llevaron a victorias. El 29 de abril de 2006, con el Libourne en una batalla por un puesto de ascenso, anotó otro doblete. El Libourne acabó sus últimos cuatro partidos invicto, lo que le permitió acabar en la tercera posición y ascender por primera vez en su historia a la Ligue 2. A Valbuena lo nombraron el Jugador del año de la liga, lo que llevó a un mayor interés de varios clubes profesionales de la Ligue 1, entre ellos el Olympique de Marsella

Tras firmar con los marselleses, Valbuena actuó de suplente revulsivo durante toda la temporada. Incluso llegó a jugar algún partido con el filial del club. Anotó su primer gol en la victoria frente al Saint-Étienne, lo que valió para mantener el segundo puesto y clasificarse para la Champions League, algo que no hacían desde la temporada 2003-2004. Con la marcha de Franck Ribéry al Bayern de Munich, Valbuena se hizo con el puesto junto a Samir Nasri, formando una dupla imparable en la época. Las cifras del francés durante su etapa en el club marsellés llegan a los 38 goles y 58 asistencias, que influyeron en la conquista de varios títulos, como la Ligue 1 y la Copa de la Liga en 2009-2010. Varias temporadas de buen juego y calidad, se vieron perjudicadas por la llegada del entrenador Deschamps al banquillo. El entrenador anunció que no contaba con él para esa temporada, algo que enfadó a la directiva, declarando al jugador intransferible. Con el tiempo, Deschamps le dio más minutos y vimos la mejor versión de Valbuena que, tras conseguir el título de Liga, pudo ir convocado con la selección al Mundial de Sudáfrica, donde hicieron un papel lamentable. No ganaron ni un partido, a pesar de ser favoritos de grupo. El ridículo de la Selección se vio afectado también por el mal ambiente entre jugadores y cuerpo técnico, donde Anelka, Evra y el entrenador fueron protagonistas.

Varias temporadas más aguantó en el Olympique de Marsella, hasta que el jugador decidió hacer las maletas para recalar en el Dinamo de Moscú, que pagó 7 millones por su fichaje. Con el equipo ruso jugó 40 partidos, marcó 6 goles y dio 17 asistencias, en tan solo dos temporadas. Fue entonces cuando el Olympique de Lyon se fijó en él, desembolsando 6 millones para hacerse con sus servicios. 

En Lyon jugó bastante, concretamente 76 partidos, anotando 12 goles y dando 14 asistencias. Sin embargo, tras dos temporadas con ‘les lions’, pidió al club su traspaso al Fenerbahçe turco, pagando un millón y medio por él.

En Turquía vimos una buena versión del jugador, dando 24 asistencias y anotando 12 goles, aunque no consiguieron ganar ningún título. Compartió vestuario con nombres como Škrtel o Roberto Soldado, entre otros. Al finalizar contrato en julio de 2019 con el Fenerbahçe, firma con el Olympiakos, donde juega hoy en día. 

Con el club griego, el jugador francés ha conquistado dos Superligas y una Copa de la Liga, dando gran rendimiento hasta el momento, aunque en una liga bastante inferior a su nivel. Sin embargo, a pesar de su buen juego con los griegos, sus 37 años hacen que le quede poco fútbol que ofrecer. Además, su juicio con Benzema como implicado le ha perseguido hasta el día de hoy, y seguramente haya afectado a su rendimiento en los terrenos de juego.

Mathieu Valbuena, un jugador con técnica y calidad como para ganar títulos y jugar en un grande, pero que no alcanzó su máximo potencial. Mathieu Valbuena: lo que pudo ser y no fue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *