Resumen Jornada 5| Ligue 1 2021/2022

La nueva jornada de la Ligue 1 trajo consigo grandes partidos, goles, equipos que confirman sus buenas sensaciones y otros que siguen dejando dudas.

Lorient – LOSC Lille (2-1):

Se habría la quinta jornada de la liga francesa en el Stade du Moustoir. El Lorient buscaba su segunda victoria en casa para seguir en una buena dinámica de resultados mientras que el Lille buscaba una victoria que reforzase la conseguida en la anterior jornada para no desengancharse de la carrera por los puestos de arriba.

En la primera parte pudimos ver a un Lorient que fue de más a menos. El equipo dirigido por Pélissier saldría enchufado y, con otra buena actuación de la dupla Moffi-Lauriente, conseguiría adelantarse en el minuto siete. Plantearía el equipo local un choque similar al visto en la temporada pasada contra el PSG. El Lille vería como otro partido más se le atascaba, sin inventiva para sorprender a un Loriente que se defendía de buena manera y esperaba su momento para atacar. Pero Yilmaz volvería a echarse el equipo a las espaldas y sería el encargado de provocar y convertir el penalti. Pese a esto el equipo de Gourvennec se chocaría frontalmente con un Lorient que conseguiría hacer daño al Lille fácilmente.

En la segunda mitad el guion fue parecido al primero, solo que el Lorient fue de menos a más y el Lille de más a menos, justo al contrario que lo visto en la primera parte. El conjunto de la Alta Francia seguiría insistiendo pero un Lorient bien plantado conseguiría resistir las acometidas del Lille. Con el pasar de los minutos el partido fue decayendo y el crecimiento del Lorient y la imposibilidad del Lille para perforar la portería contraria trajeron consigo unos buenos minutos finales del Lorient que conseguiría mediante Moffi la victoria.

Paris Saint-Germain – Clermont (4-0):

PSG y Clermont habrían la jornada del sábado con un partido que dejó buenas sensaciones de ambos lados pese al resultado. El conjunto parisino saltaba al campo en busca del pleno de victorias, mientras que el Clermont saltaba al encuentro con la esperanza de poder sumar para seguir ahí arriba y confirmar su gran arranque.

Se iniciaría el partido en el Parque de los Príncipes con un PSG que plantearía un once muy alternativo. Pese a esto, el conjunto parisino conseguiría marcharse con dos goles de ventaja al descanso. Ander Herrera sería el encargado de anotar los dos primeros goles de un PSG que, con sus altibajos clásicos, conseguiría doblegar a un Clermont que venía de firmar un gran arranque en la Ligue 1. Por su parte, el conjunto de Gastien seguiría mostrando gran personalidad, pero en esta ocasión vería como la diferencia de calidad individual podría con ellos. El conjunto de Auvernia intentaría, como en cada partido, jugar con sentido, sacar el balón jugado, presionar arriba y ser un equipo mayormente ofensivo.

Pese a ser un equipo bien planteado y bonito de ver, las cualidades antes dichas pasaron factura a un Clermont que vivió una segunda parte terrible. Mbappe aprovechó la lentitud de los centrales del Clermont, los cuales se veían desprotegidos ante la presión alta de su equipo. Para el minuto sesenta y cinco, el Clermont, ya se encontraba cuatro abajo y totalmente roto. Los minutos restantes del partido fueron prácticamente un entrenamiento del PSG, el cual aprovechó para dar minutos a jugadores jóvenes, y el Clermont decidió reforzar la defensa para cortar la hemorragia, aunque ya era demasiado tarde.

AS Mónaco – Olympique de Marsella (0-2):

Cerraban la jornada del sábado dos equipos en dinámicas muy distintas. El Mónaco buscaba su segunda victoria para poder dejar atrás los malos resultados y poder mirar hacia arriba en la clasificación. Por su parte, el Marsella saltaba al encuentro en busca de una nueva victoria que le mantuviese ahí arriba y le permitiese conservar su casillero de derrotas a cero.

Arrancó un partido que tendría dueño de principio a fin. El OM de Sampaoli consiguió doblegar a un Mónaco que no levanta cabeza. El argentino venció la batalla táctica a Kovac y consiguió una victoria que pudo ser mucho más abultada. El Mónaco sigue sin generar peligro, debido en parte a un Volland y a un Ben Yedder que no se acercan al nivel visto en la segunda vuelta de la temporada pasada.

El jóven Dieng, que partía como sustituto de Milik, se comió a la defensa del Mónaco. En la primera parte, Matsima fue su víctima y Disasi lo sería en la segunda. El primer gol del senegales llegaría tras un gran balón a la espalda de Luan Peres y el segundo tras una acción de clase mundial de Harit, que ocupó la posición de falso nueve, y un cuerpeo magnífico de Dieng para evitar a Disasi. Además de estos, Guendouzi cuajó un gran partido y Saliba cada vez se acerca más al nivel mostrado en el Saint Étienne.

Montpellier Hérault – AS Saint-Étienne (2-0):

Abrían la jornada del domingo el Montpellier, el cual buscaría seguir sumando pero el cual sería una incógnita tras ver como se marchaban sus dos grandes referencias: Laborde y Delort. Por su parte, el ASSE saltaba al campo en busca de su primera victoria y es que pese a realizar buenos partidos ante rivales importantes, como en Lens, el conjunto de Puel seguía sin sumar de a tres.

En la primera parte del encuentro pudimos ver un partido igualado, de poder a poder, en el cual los jugadores verdaderamente determinantes marcaron el curso del partido. En este aspecto, Savanier fue el jugador más determinante del partido. El francés jugaba un nivel por encima del resto, tocaba rápido, preciso y consiguió dominar el centro del campo en todo momento. Culminó esta gran actuación de la primera mitad con un pase de exterior solo apto para privilegiados. El balón fue a parar a pies de Mavididi, otro de los mejores jugadores del partido. Este encaró a la defensa rival y con un gran golpeo batió a Green. Por su parte, el Saint Étienne contó, otro día más, con una buena actuación de Bouanga, aunque este se fue desinflando, al igual que Hamouma y Khazri. Los tres volvieron a ser la única esperanza de un ASSE que esta vez no conseguiría ver puerta pese a tener buenas ocasiones. 

La segunda parte fue más de lo mismo, Savanier siguió a lo suyo y su mentalidad ganadora empujó al Montpellier a ir a por más. Tras una gran acción de Mavididi llegaría el segundo gol del Montpellier, esta vez a cargo de Germain. Por parte del ASSE veríamos como Puel empezaría a introducir canteranos, acción extraña dada la circunstancia, y el partido bajaría sus revoluciones, dejando ver como el Saint Étienne de Claude Puel sigue sin encontrar la tecla necesaria para salir de la irregularidad.

Girondins de Burdeos – RC Lens (2-3):

Burdeos y Lens saltaban al campo con objetivos muy diferentes. El conjunto dirigido por Petkovic buscaba su primera victoria para poder abandonar los puestos más bajos de la clasificación. Por el otro lado, el conjunto de Haise buscaría una victoria que le permitiese seguir invicto y poder seguir mirando hacia los puestos de arriba.

La primera parte de este encuentro volvería a ser determinada, como tantas otras veces, por los carrileros del Lens. Tanto Frankowski, que parece haber sustituido definitivamente a Machado, como Clauss fueron los encargados de traer los dos primeros goles del encuentro. El primero sería un centro del carrilero izquierdo del Lens el cual remataría Kakuta. El segundo sería un saque de esquina, ejecutado por Clauss, empujado al fondo de la red por Medina. Momento después viviríamos una acción parecida pero con Sotoca estrellando el remate al larguero. Por la otra parte, el Burdeos pasaría una primera parte en la que se volvió a atascar, aunque Petkovic ajustaría en el descanso para revitalizar a un equipo que ya parecía perder el encuentro.

En la segunda mitad el Burdeos plantearía más batalla y ya en el minuto sesenta, tras un buen centro de Adli, Mangas llegaría al área y definiría de gran manera para poner el primer gol en la cuenta del Girondins. El Lens vería como el Burdeos crecía en el partido y cómo sus acciones de peligro llegaban con menos frecuencia. Además, en el ochenta y ocho vería como una jugada embarullada dentro del área acabaría significando el segundo gol y el empate del equipo de Petkovic. Parecía que el partido acabaría así pero un penalti en los últimos instantes del encuentro traerían el tercer gol del Lens a cuenta de Sotoca.

Stade Brestois 29 – SCO Angers (1-1):

Saltaban al campo Brest y Angers en un partido que para unos podría suponer su primera victoria y alejarse de los puestos de abajo, esto para el Brest y para el Angers suponía seguir arriba y continuar con un invicto que le permita soñar con una buena temporada.

La primera parte del partido sería dominada por un Brest que, en general, contaría con más ocasiones claras pero que perdonaría demasiado. Solo en la primera mitad, el equipo bretón contaría con un disparo al palo de Cardona, un mano a mano de Honorat y otra ocasión del propio Honorat que vendría tras una gran jugada de Faivre. Este, además, sumaría otro buen partido en su gran inicio de temporada. Por su parte, el Angers mostraría una primera mitad bastante pobre en cuanto a ofensivas se refiere. 

En la segunda mitad sería el Angers el que comenzaría teniendo las ocasiones más claras, mostrando una mejor cara que lo visto en la primera mitad. Pese a esto, en una de las primeras llegadas del Brest, el conjunto de Loira vería como el Brest conseguiría un penalti que sería transformado por Faivre. Aunque apenas diez minutos después, el Angers conseguiría el gol del empate tras un penalti convertido por Mangani, el especialista del equipo.

FC Metz – Troyes AC (0-2):

Metz y Troyes saltaban al campo en busca del mismo objetivo: lograr su primera victoria y despegarse de los de abajo. El Metz salía al encuentro con tres puntos, mientras que el Troyes únicamente había logrado uno.

 Metz y Troyes disputarían un partido muy igualado en el que las ocasiones de peligro brillarían por su ausencia. En la primera mitad fue el equipo local el encargado de generar las ocasiones más peligrosas. Un disparo al larguero y un chut desviado de Centonze serían las ocasiones más peligrosas del partido hasta ese momento. Pero en la segunda parte pudimos ver a un Troyes más enchufado y decidido a lograr la victoria. En dos buenas llegadas, Chavalerin y Gerson conseguirían batir por dos veces al arquero rival. Así, el Troyes conseguiría en una segunda mitad relativamente tranquila su primer triunfo de la temporada.

Stade Rennais – Stade de Reims (0-2):

Saltaba al campo un Stade Rennais que, pese a estar lejos de los últimos puestos, tiene aún muchas dudas que resolver y muchas espectativas que cumplir. Por la otra parte, el Reims saltaba al campo en busca de conseguir su primera victoria tras comenzar la temporada con mejores sensaciones que resultados.

En la primera mitad pudimos ver, otra vez, a un Rennes con dudas, que no convence y que no termina de encontrar la tecla con Génésio. Pese a ser uno de los equipos que más dinero gasta en fichajes, el Rennes sigue sin encontrarse cómodo en los partidos y sin encontrar la claridad para generar ocasiones claras de peligro. Por su parte, un Reims con caras jóvenes, apoyadas por óscar García, le dieron al Reims el empuje que necesitaba. Gracias a una buena acción de Kebbal, que ya lo hizo bien en Ligue 2 y que ha empezado de buena manera esta campaña, Ekitike, otro jugador jovencísimo, el equipo rojiblanco consiguió adelantarse en el marcador sin sufrir, además, ningún sobresalto.

En la segunda mitad, el equipo dirigido por Génésio parecía despertar tras un disparo al larguero de Bourigeaud. Pese a esto, todo volvió al guión de la primera parte y el Rennes apenas pudo inquietar la portería del Reims. Por parte de este último, en cambio, veríamos como, tras un robo en el que el equipo de Óscar cogería a un Rennes desarmado llegaría el segundo tanto. Otra vez Kebbal serviría un buen balón para que Koffi, otro jóven jugador, batiese a Salin plácidamente debido a la mala defensa de Omari.

FC Nantes – OGC Nice (0-2):

Saltaban al campo dos equipos en situaciones totalmente distintas. El Nantes, pese mostrar buenas sensaciones y dejar atrás el mal juego de la temporada pasada, encadenó dos derrotas seguidas y se encuentra en posiciones más bajas de lo que sus condiciones y sensaciones podrían dar. Por la otra parte, el Nice, con un partido menos, continuaba invicto y gracias a Galtier parece que este año pelearan por estar arriba. Buscaba ante el Nantes prolongar su racha y continuar arriba.

En la primera mitad, y en todo el partido en general, pudimos ver a un Nantes llegador y dominador. El equipo canario seguramente mereció más pero, esta vez, su desacierto le impidió sumar algún punto. Pese a esto, el conjunto de Kombouare parece alejarse de la mala versión vista la temporada pasada. En esta misma primera mitad se mostraron sólidos en defensa, como llevan mostrando en todos los partidos de la presente campaña, y en el ataque, Blas, Simon y Kolo Muani cuajaron una buena mitad. El Nice, seguramente, cuajó el peor partido de lo que llevamos de temporada. Se veía incapacitado para pasar la línea defensiva del Nantes y tampoco conseguía evitar la ofensiva canaria. Además, el debut de Stengs fue algo gris y el equipo lo notó.

En la segunda mitad el guión parecía ser el mismo pese a una buena ocasión al inicio del Nice. El Nantes generaba peligro pero no conseguía perforar las mallas rivales. Pese a esto, en una de las acciones más peligrosas que consiguió el Nice, siendo su primer tiro a puerta, consiguió su primer gol gracias a un gran centro de Bard que empujaría Dolberg. A los pocos minutos entraría en el campo Andy Delort, el cual, a los tres minutos, daría su primera asistencia con el Nice para que Gouiri, tras un gran movimiento de este mismo, marcase el segundo en apenas cinco minutos. Esto dejó al Nantes tocado y la remontada ya se veía imposible.

Olympique Lyonnais – RC Strasbourg (3-1):

Lyon y Estrasburgo saltaban al campo en busca dos objetivos comunes: ganar por segunda vez consecutiva y olvidar así su mal inicio y, por otra parte, por distanciarse de los puestos bajos de la competición.

En la primera mitad pudimos ver a un Lyon que comenzaría arrollando al Estrasburgo. Ya en el minuto ocho, el equipo dirigido por Bosz se adelantaría gracias a un pase de Bruno Guimaraes a las espaldas que traería el gol de Dembele. El jugador brasileño contaría en este partido con la confianza de Bosz para llevar el peso del juego y este respondería cuajando un gran partido. Por otra parte, Dembele volvería a marcar y a realizar otro buen partido que se suma a los ya cosechados en este inicio de temporada. Pese a esto, como ya es costumbre, el Lyon fue de más a menos. Muchas posesiones eran intrascendentes y el Estrasburgo no tenía dificultad para evitar que llegasen a ser ocasiones de peligro, aunque el repliegue hacía que Gameiro y Ajorque estuviesen demasiado alejados del área como para ser determinantes. Además de esto, vimos que el Lyon sigue mejorando aspectos pero que aún queda mucho por trabajar. Ekambi sigue desactivado y no genera espacios o ventajas para que Emerson pueda aprovecharlas.

En la segunda parte el guión sería el mismo. El Lyon dominaría y el Estrasburgo no conseguiría inquietar demasiado la portería defendida por Lopes. Además, en el minuto sesenta y cuatro, Denayer, que estaba cosechando un gran partido, enviaría al fondo de la red un gran centro de Shaqiri. Peter Bosz introdujo cambios y uno de estos, Paqueta, conseguiría anotar el tercer gol del encuentro tras una buena jugada entre Aouar y Guimaraes. El Estrasburgo conseguiría maquillar un poco el resultado marcando de penalti a través de Habib Diallo en los últimos instantes del encuentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *