Análisis: Un mercado para ilusionarse

Una vez cerrado el mercado de verano, es hora de analizar cómo se ha movido el Bayer Leverkusen en el capítulo de entradas y salidas. El objetivo de la directiva ha sido cumplir los deseos de Seoane de cara a afrontar una temporada larga con 3 competiciones cuyo comienzo ha sido muy ilusionante

ALTAS. 

Andrey Lunev. El portero ruso llegó libre del Zenit en una operación rápida para ocupar el puesto de segundo guardameta. Su debut se produjo frente al Utrecht y no fue de lo mejor de su equipo, de hecho, Seoane declaró que todavía necesita adaptarse al equipo y que el lenguaje es un obstáculo a la hora de comunicarse con la defensa 

Mitchel Bakker. La llegada del holandés al Bayer Leverkusen fue parte de la operación salida afrontada por el PSG a lo largo de este verano para cumplir el fair play financiero. Su precio fueron 7 millones de euros y el jugador ya se ha hecho con el puesto desplazando a Daley Sinkgraven al banquillo. El objetivo de Seoane es encontrarle acomodo en el centro del campo. Bakker ya se ha estrenado como goleador en el segundo partido de la Bundesliga ante el Borussia M’Gladbach. 

Odilon Kossounou. El fichaje estrella del verano. Se esperaba una contratación para cubrir las salidas de Bender y Dragovic y el club no dudó en desembolsar 23 millones de euros para encontrarle una pareja en condiciones para Tapsoba y una alternativa a Tah. Con tan solo 20 años ya ha demostrado mucha seguridad cuando le toca retroceder y gran sobriedad para sacar el balón jugado, además de ser un peligro en las jugadas a balón parado tal y como demostró con una asistencia ante el Lok Leipzig en el primer partido de Dfb Pokal 

Zidan Sertdemir. Contratación estratégica. El juvenil de 16 años tiene ficha del filial con el que disputará la gran mayoría de los partidos esta temporada. A pesar de su juventud (16 años) el club no dudó en desembolsar 2,5 millones de euros al Nordsjaelland danés y ya ha debutado con el primer equipo en Copa además de haberse estrenado como goleador con el Bayer U19. 

Piero Hincapié. El Bayer le ganó la partida al Nápoles por el prometedor central ecuatoriano que ya había demostrado ser un zaguero de futuro en el Talleres de Córdoba que recibió 8 millones de euros. Este fichaje aúna dos de los pilares de la política de altas del Bayer, juventud y origen latino. No ha debutado todavía con el equipo pero se espera que tenga una primera temporada de adaptación. 

Robert Andrich. El mismo tarde que llegó Hincapié, se confirmó el arribo de Robert Andrich procedente del Union Berlin. Un fichaje que se cocinó a fuego lento y se terminó cerrando en 6,5 millones de euros por uno de los mediocentros más duros de la Bundesliga que aportará músculo al centro del campo y así lo demostró en su debut frente al Augsburg. 

Amine Adli. Una contratación que hizo sudar tinta a los dirigentes del Bayer Leverkusen que se adelantaron al Milán y al Olympique de Marsella en los despachos. El extremo galo costó 7,5 millones de euros y ya jugó sus primeros minutos con la camiseta rojinegra al igual que Andrich. Su salida del Toulouse no fue la mejor tal y como declaró el jugador en su primera temporada en Alemania. 

BAJAS. 

Las primeras salidas que se confirmaron fueron las de Lars y Sven Bender que anunciaron su retirada en el mes de marzo tras varios años sufriendo por las lesiones. Junto a estas leyendas del club, antes de la Eurocopa, se confirmó el fichaje a coste cero de Dragovic por el Estrella Roja. 

Con respecto a los cedidos, Lenhart Grill salió el último día de mercado rumbo al Brann noruego con el objetivo de coger minutos en una liga menos exigente. El prometedor meta alemán fue el sustento del equipo la temporada pasada cuando Hradecky sufrió una lesión muscular y Vorm no dió la talla como segundo guardameta. Mitchell Weiser salió al igual que Grill en 31 de agosto en forma de préstamo al Werder Bremen en busca de los minutos que no había tenido en este inicio de temporada. 

El club ingresó 32 millones de euros cuya gran mayoría corresponden al fichaje de Leon Bailey por el Aston Villa. La salida del jamaicano rumbo a la Premier League ha llenado las arcas de los Werkself que invirtieron en fichajes como el de Adli. Por otro lado, Wendell y Jedvaj salieron por la misma cantidad, 4 millones de euros por cada uno. El brasileño finalizó una etapa de 7 en el Bayer y puso rumbo a Oporto. El croata fichó por el Lokomotiv del Moscú. Por último, el Everton pagó la cláusula de Demarai Gray (2 millones de euros) y el inglés volvió a Inglaterra tras su breve periplo en Alemania. 

BALANCE FINAL

Tras este mercado, el Bayer Leverkusen finaliza con un balance negativo de 10 millones de euros (52 millones en altas y 42 en bajas). No es preocupante para el club ya que es de lo más saneados del fútbol alemán y más teniendo que cuenta los 100 millones ingresados la temporada pasada por la venta de Kai Havertz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *