La guerra que llevó a Amine Adli al Leverkusen

El Bayer Leverkusen sorprendió con un fichaje sorpresa en la última semana de mercado confirmando la llegada de Amine Adli. Hoy, el propio jugador ha confirmado la auténtica guerra que se desató en los despachos por adquirir sus servicios. 

Hace una semana se hizo oficial la llegada de Adli al Bayer Leverkusen procedente del Toulouse a cambio de 15 millones de euros. El francés pasó el reconocimiento médico, entrenó con sus nuevos compañeros y debutó el mismo sábado ante el Augsburg; incluso tuvo una gran oportunidad para marcar pero el palo se topó con su disparo. Aprovechando el parón de selecciones, el jugador realizó sus primeras declaraciones como jugador de los Werkself

SALIDA COMPLICADA Y PRETENDIENTES

Tras sus primeros días, el jugador ha dado una serie de declaraciones que comienzan con su salida de Francia que no fue fácil ya que fue expulsado en su último encuentro y el club le apartó hasta el fin del mercado de fichajes al negarse a renovar un contrato que finalizaba en 2022: “No fue una situación cómoda. No salí como me hubiera gustado”

Continuando con las declaraciones, el jugador destapó una auténtica guerra entre varios clubes por conseguir su fichaje. El AC Milán era el mejor colocado y fue el primer interesado ya que intentó su fichaje en enero. El Olympique de Marsella también tuvo a Adli en su radar principalmente porque era muy del gusto de su entrenador Jorge Sampaoli. 

¿CÓMO LE CONVENCIÓ EL BAYER?

La principal atracción del Bayer hacia Adli fue su entrenador, Gerardo Seoane convenció al extremo francés tras una larga conversación vía telefónica. “Me explicó (Gerardo Seoane) cuáles son sus objetivos. El Bayer me pareció muy interesante” relata el jugador que optó finalmente por su nuevo club una vez haber consultado a su círculo más cercano. Muchos ya le han catalogado como el heredero de Leon Bailey tras la salida del jamaicano al Aston Villa a lo que él responde con confianza “No quiero reemplazar a Bailey. Quiero jugar mi propio papel como Amine Adli”

A su vez, esa confianza se extiende hacia la adaptación a una gran liga como es la Bundesliga y más teniendo en cuenta que el jugador llega procedente de un club que jugaba la Ligue 2: “Puede que tome un poco de tiempo al principio pero no me preocupa competir a un nivel superior”

PUNTOS FUERTES 

Por último, Adli destacó sus mejores cualidades como futbolista entre los que se encuentra el ritmo rápido de contragolpe, la combinación entre compañeros y la posibilidad de jugar en espacios reducidos gracias a su regate y agilidad. 

Así se define el joven galo, último fichaje del Bayer Leverkusen que portará el número 31 y que llega para dar rotación en las bandas tanto a Diaby como a Paulinho, principales titulares en las alas que seguramente serán muy importantes, así se ha visto en las tres primeras jornadas en las que el Leverkusen se ha colocado segundo tras el Wolfsburgo y mostrando un juego de lo más esperanzador 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *