Crónica: España accede a semifinales tirando de épica y con un enchufado Rafa Mir

Tras disputarse los tres partidos de la ronda de fase de grupos, las selecciones de España y Costa de Marfil lucharían en el Miyagi Stadium de la ciudad japonesa de Rifu por un puesto en las semifinales del torneo masculino de fútbol. Ganar este partido significaba tener un 75% de posibilidades de subir al pódium olímpico y ambos equipos soñaban con la medalla en estos juegos. España llegaba a la cita siendo la mejor de su grupo, aunque con cierta timidez: primera con cinco puntos y dos empates. Los africanos, por su parte, eran una de las sorpresas en los cuartos de final tras haber accedido al cuadro como segundos del grupo D, dejando así fuera de este a la Alemania de Stefan Kuntz.


PRIMERA PARTE: BAILLY ASUSTA; DANI OLMO EMPUJA

Este fue el primero de los cuatro cuartos de la competición. Tal y como era de esperar, España llevaría la iniciativa durante los primeros compases del encuentro, con buenas acciones de penetración de Mikel Merino y Oyarzabal, ambas sin ver puerta final. Costa de Marfil trataría de buscar la sorpresa con acciones rápidas y eficaces. Así llegaría el primer gol del encuentro. Tras una contra de los africanos, el central del Manchester United Eric Bailly, tras un confuso forcejeo en el área con Pau Torres y Eric García, remataba a placer un saque de esquina de Gradel para adelantar a los costamarfileños en Rifu. España comenzaba el partido por debajo en el marcador y con otra mala noticia: justo antes de botarse el córner del tanto, Óscar Mingueza (que volvía al once tras la lesión del primer partido ante Egipto) se veía obligado a retirarse de nuevo del campo al sentir de nuevo molestias en su pierna izquierda. El del Barcelona recaía en su lesión.

PEDRI (16) CONTROLANDO EL ESFÉRICO DURANTE EL ENCUENTRO | SEFUTBOL

A España le costaría reponerse del tanto inicial e inesperado de Bailly, mientras que Costa de Marfil aprovecharía estos minutos posteriores para buscar el segundo. Así llegaríamos al minuto 25, con un guion bastante parecido al que presentaban los partidos de la fase de grupos de España: la Roja controlaba y dominaba (sin ver puerta y sin encontrar a sus atacantes), pero también pecaba de “falta de madurez” a la contra; además de encajar otro gol más a balón parado. Cualquier contra o jugada de alta velocidad que pudiera iniciar el conjunto africano podría ocasionarle graves problemas a la selección española.

Lo único que remaba de momento a favor de España era la posesión. Con ella y con algún que otro intento de pase filtrado llegaría, en el minuto 30, el gol del empate que eclipsaría el mal inicio del conjunto de Luis de la Fuente en el día de hoy. Dani Olmo sería una vez más el más listo de la clase. El del Leipzig aprovecharía un error en un intento de despeje de Wilfried Singo a un buen balón colgado de Mikel Merino para batir al guardameta de Costa de Marfil y poner el marcador parejo de nuevo. Fallo garrafal del lateral africano que pudo ser remediado tras la reanudación del partido con un tiro a bocajarro de Kouamé, pero Unai Simón salvaría bajo palos. A partir de ahí, España sería el único equipo que veríamos jugar en el Miyagi Stadium. Costa de Marfil sólo pudo encerrarse atrás y ver cómo su rival disfrutaba en el juego. Podríamos haber contado otro gol aquí, un tanto de Oyarzabal tras una jugada de categoría con Pau Torres y Miranda conectando balones por la banda izquierda. El gol, finalmente, sería anulado por fuera de juego del delantero de la Real Sociedad. No obstante, España se tuvo que conformar con el empate al descanso.

D. OLMO (19) APROVECHÓ UN ERROR EN EL DESPEJE DE COSTA DE MARFIL PARA ANOTAR EL PRIMER GOL DE ESPAÑA | CUATRO

DESCANSO

Poco que comentar al término de los primeros cuarenta y cinco minutos. Costa de Marfil se adelantó asustando a España, pero los de Luis de la Fuente supieron rehacerse e igualar el encuentro. Pudieron irse con ventaja, pero Oyarzabal cayó en el fuera de juego.

El colegiado venezolano Jesús Valenzuela ordenaría la reanudación del partido con los mismos veintidós jugadores que comenzaron el encuentro: sin cambios en el descanso.

SEGUNDA PARTE: DEL NADA AL TODO; AGONÍA FINAL PARA ESPAÑA

La segunda parte decidiría el futuro de ambas selecciones y sería, una vez más, España la que llevaría la iniciativa y se animaría a perfilar el partido. Dani Olmo sería el primero en probar de nuevo los guantes de Eliezer Taper, al igual que lo haría Oyarzabal minutos después. Ambos se encontraron con una buena actuación del guardameta costamarfileño. También tuvo su oportunidad Marco Asensio (de las mejores que intentó España en la segunda parte) tras una buenísima asociación con Pedri, pero la cruceta le negaría el gol.

Según se sucedían los minutos, Costa de Marfil empezaría a manejar más la pelota, tal y como ocurría en su último partido contra Alemania. Con ello, los africanos salieron de su área y también se animaron a probar fortuna con varios centros y jugadas algo más elaboradas que las que llevaron a cabo durante la primera mitad. Pasando el minuto 65, los dos seleccionadores olímpicos realizarían sus primeros cambios en función de sus necesidades: España movería las bandas y toda oportunidad de desborde profundo y Costa de Marfil buscaría otra punta más de ataque para pasar a jugar a 4-3-3.

COSTA DE MARFIL ASUSTABA A ESPAÑA EN LOS MINUTOS FINALES DEL PARTIDO | EL CHIRINGUITO

Pronto llegaríamos a los 75 minutos de encuentro y lo más llamativo sería la robustez y la fuerza que aún presentaban los jugadores de Costa de Marfil, muy colocados y seguros en defensa y mostrándose frescos y eficaces con cada repliegue. España tocaba la pelota también bastante tranquila y fehaciente; se gustaba y esa era la única opción que los rojos podían aprovechar para quebrar y ahuecar la defensa africana. Pero ninguno de los dos parecía querer arriesgar: el final del partido asomaba más cada vez y parecía que ambos daban por bueno la prórroga. Cuando todo apuntaba a ello, saltaba la sorpresa en Tokyo: ¡Max-Alain Gradel ponía de nuevo a Costa de Marfil por delante en el minuto 90! Mala defensa de España en una jugada que no parecía desencadenar gran cosa y que acabó con el capitán de Costa de Marfil batiendo, por debajo, a un desconectado Unai Simón.

España tenía por delante cuatro minutos de añadido para igualar de nuevo el encuentro o bien despedirse del torneo y de las medallas. De la Fuente confiaría en Rafa Mir para esta operación y el delantero del Wolves no defraudaría. España se lanzaba al ataque y en otro despiste más de la defensa costamarfileña llegaba el gol de la épica de las botas del anterior mencionado. España consiguió presionar bien la salida de un balón de los que hoy jugaban de blanco y Rafa Mir terminaría alzándose primero en el aire para ganar la pelota y anotando después el segundo de la Roja en estos cuartos para forzar la prórroga.

PRÓRROGA

Aunque Costa de Marfil sorprendía en el minuto 90, España volvió a reponerse al igual que en el primer tiempo para igualar el marcador antes de la conclusión del añadido y asegurar una prórroga que impartiría justicia ante lo desarrollado en el partido.

ESPAÑA CELEBRA EL TANTO DE M. OYARZABAL (11) QUE LE CLASIFICA A LAS SEMIFINALES | SEFUTBOL

Los dos equipos buscarían la victoria en esta media hora adicional. Costa de Marfil sería el primero en llegar al área rival con una peligrosa doble oportunidad de Amad Diallo que terminó siendo anulada por fuera de juego. España también lo intentaría después con una réplica de la jugada anterior que sería despejada por el conjunto costamarfileño por la línea de fondo. Tras el bote del córner, Pau Torres intentaría rematar la pelota a puerta pero el artífice del primer gol de hoy bloquearía esta con la mano. Tras consultarlo con el VAR, Valenzuela señaló penalti a favor de España y Oyarzabal, con suma tranquilidad, se encargó de transformarlo. Ahora era España la que, al término del primer tiempo de la prórroga, estaba clasificada para las semifinales. La segunda comenzaría con un aviso peligroso de Costa de Marfil que tendería por minutos a Unai Simón en el césped. Sin embargo, los minutos ya pesaban mucho y el ritmo del juego disminuyó a gran escala. Las ocasiones se volcaban más hacia el área costamarfileña y España, al ir por delante en el marcador, tampoco arriesgaba mucho. Bryan Gil lo intentó desde lejos al igual que Rafa Mir, pero sería el segundo quien sentenciaría el encuentro en el minuto 118. Costa de Marfil estaba agotada y sólo defendía con tres hombres, momento que aprovechó el delantero que había forzado la prórroga para batir de nuevo al rival con un buen remate raso cruzado, imposible para Tape. Pero no fue suficiente, Rafa Mir revolucionó el partido y Mikel Oyarzabal quería regalarle su merecido. La siguiente contra de España terminaría con el 5-2 final en el marcador y con el hat-trick del jugador del Wolves. Con los deberes hechos y el tiempo terminado, España alcanzaba las semifinales del torneo de fútbol.


CONCLUSIÓN

¡España accede a las semifinales del torneo masculino de fútbol de Tokio 2020 con mucho sufrimiento y sensaciones de todo tipo! Fue superior en la mayor parte del partido, pero Costa de Marfil aprovechó las pocas oportunidades que tuvo y le complicó el pase a una selección española que luchó hasta el final con todo. Rafa Mir destacó con una actuación imperial (saliendo desde el banquillo) y España ya espera rival en la próxima ronda. Japón o Nueva Zelanda: una de ellas retará a la Roja en la lucha por una medalla asegurada en semifinales.

MVP del encuentro: Rafael Mir Vicente levantó a España en el descuento de la segunda parte para acceder a la prórroga cuando todo parecía estar perdido. El delantero español consiguió revolucionar el partido con un hat-trick que será recordado por mucho tiempo saliendo en el minuto 90 y jugando algo más de media hora. Un promedio demoledor.

RAFA MIR (9) ELEGIDO COMO MVP DEL PARTIDO | EL MUNDO

FICHA TÉCNICA DEL PARTIDO

SELECCIÓN OLÍMPICA DE ESPAÑA (4-3-3)

U. Simón – Ó. Mingueza (J. Vallejo, 10’), E. García, P. Torres, J. Miranda (M. Cucurella, 106’) – Pedri (C. Soler, 102’), M. Zubimendi (J. Moncayola, 106’), M. Merino (R. Mir, 92’) – D. Olmo, M. Oyarzabal, M. Asensio (Bryan Gil, 68’).

Entrenador: Luis de la Fuente

SELECCIÓN OLÍMPICA DE COSTA DE MARFIL (4-2-3-1)

E. Tape – W. Singo, E. Bailly, K. Dabila, I. Diallo – K. Eboue (K. Kouao, 114’), C. Timite (A. Diallo, 63’) – Y. Dao, F. Kessié, M. Gradel – C. Kouamé (K. Keita, 90’).

Entrenador: Soualiho Haidara

GOLES

⚽ E. Bailly (11’) 0-1

⚽ D. Olmo (30’) 1-1

⚽ M. Gradel (89’) 1-2

⚽ R. Mir (90’) 2-2

⚽ M. Oyarzabal (p. 98’) 3-2

⚽ R. Mir (118’) 4-2

⚽ R. Mir (120’) 5-2

AMONESTACIONES

🟨 D. Olmo (70’) – ESP

🟨 K. Dabila (73’) – CIV

🟨 E. García (77’) – ESP

🟨 C. Soler (114’) – ESP

Árbitro: Jesús Valenzuela (VEN)

Estadio: Miyagi Stadium, Rifu – Tokyo 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *