Crónica: ¡Italia estará en la gran final!

Se citaron, a las 21:00, hora española, la selección de Italia y la selección de España para disputar una de las semifinales de la Eurocopa 2020.

Italia llegaba al encuentro de semifinales como una de las máximas favoritas para ganar la Eurocopa. Contaba ya con treinta y dos partidos seguidos sin perder y con muy buenas sensaciones y resultados en esta presente competición. Pese a esto, contaría con la baja de Spinazzola. El lateral estaba siendo uno de los mejores jugadores del torneo y uno de los jugadores más regulares de Italia. Para sustituir al jugador de la Roma, Mancini alinearía a Emerson, el lateral del Chelsea. Por su parte, España llegaría al encuentro tras disputar un partido épico contra Suiza que se decidiría por penaltis. La selección de Luis Enrique se enfrentaría a Italia por cuarta ocasión consecutiva en una Eurocopa, teniendo los buenos recuerdos de 2008 y 2012. Para esta ocasión, caerían de la lista Sarabia, por lesión, y Morata. En su puesto entrarían Olmo y Oyarzabal respectivamente.

Anuncios

Primera parte

Italia inició el partido de forma menos iniciativa de lo que nos tiene acostumbrada. En los primeros minutos mostró una presión más alta y un bloque más alto y largo, pero con el paso de los minutos, el equipo de Mancini fue replegando cada vez más y se vio dominada por España. Pese a esto, en los últimos minutos de la primera parte Italia volvió a presionar más alto y a inquietar la portería española con balones a Immobile a la espalda de los centrales, los cuales serían despejados por Unai Simón antes de que pudiesen ser cazados por el delantero de la Lazio. Buscaría también la selección italiana la velocidad de Chiesa, aunque se fue apagando por minutos, y las internadas de Emerson, el cual haría el papel de Spinnazola.

En cuanto a las ocasiones, el combinado nacional de Italia dispuso de pocas ocasiones. Solo un disparo al palo de Emerson sería capaz de inquietar la portería española. Antes, otro disparo al palo de Chiesa, daría en el palo pero este partiría en fuera de juego.

Por su parte, España inició de manera dominadora y sacando valor de una de sus mejores armas, la presión, la cual traería ocasiones provechosas para la selección dirigida por Luis Enrique. Dani Olmo se convertiría en una pieza fundamental en la creación al partir como nueve y bajar a medio campo a darle salida al balón. Con giros rápidos y toques precisos, el jugador catalán desahogaría a las bandas y permitiría a los extremos generar peligro. Pedri sería también un jugador clave, encontrando huecos y filtrando balones claves. Además, daría velocidad y dinamismo al juego. Encontraría España con todo esto los huecos necesarios para poder armas ocasiones claras de peligro.

Las ocasiones del lado español fueron mayores que las creadas por Italia. Dani Olmo tendría la más clara disparando por doble ocasión dentro del área, pero esta sería repelida por Donnarumma. Además, Ferrán, Koke y Oyarzabal dispondrían también de alguna ocasión para abrir el marcador.

Descanso

El descanso trajo consigo fuerzas renovadas para disputar la segunda parte pero ningún cambio de jugadores.

Segunda parte

La segunda parte, Italia la inició de manera parecida a la primera parte, mostrándose más replegada y esperando un error o una jugada óptima para armar una contra. Cambiaría el dibujo Italia para defender, planteando un 4-5-1 con Insigne tras el cambio de Immobile como falso nueve y cerrando el centro del campo para impedir los movimientos y descargas de Dani Olmo. Primó en Italia el colectivo en defensa y dejaron el ataque en su mayoría en ocasiones individuales, contragolpeando con pocos toques y buscando la espalda de la defensa. Así llegaría el gol de Chiesa que reforzaría el plan de Mancini.

Las ocasiones que cayeron del lado italiano fueron algo mayores que en la primera parte, pero más que en cantidad, fueron en calidad. Exceptuando el gol de Chiesa, Berardi sería otro de los jugadores con más ocasiones.

España inició la segunda parte de forma similar a la primera, controlando la posesión y buscando hacer daño por dentro a la selección italiana con pases precisos y decisivos. Se encontraría España con una Italia más replegada y con menos huecos interiores, espesando el juego. Pese a esto, por dentro, tras un gran pase de Olmo, España lograría el gol del empate. La presión española seguiría siendo alta, con Pedri como uno de los jugadores más trabajadores junto a Morata, el cual salió para trabajar como regularmente hace. Además, con la imposibilidad de Dani Olmo para repetir sus movimientos, sería importante la figura del delantero de la roja.

En cuanto a las ocasiones, España gozó de una buena cantidad de ocasiones. A parte del gol de Morata, Dani Olmo u Oyarzabal dispondrían también de ocasiones para anotar.

Prórroga

La primera parte de la prórroga fue una continuación de lo visto en la primera parte. España dominaba la posesión y era la selección con mayor cantidad de ocasiones y que más peligro generaba. Italia seguía replegada esperando una jugada o un error que pudiesen aprovechar, buscando constantemente a su figura más adelantada.

Las ocasiones correrían del lado español en esta primera parte. Con Morata como máximo hombre de peligro, un centro de Gerard Moreno y una falta de Dani Olmo serían las ocasiones de máximo peligro de esta primera parte.

La segunda parte de la prórroga sería más disputada, con una Italia más activa que intentaría dormir el partido y evitar el dominio de la primera parte de la prórroga de España. Vería el combinado italiano en Berardi su máxima figura ofensiva. Por su parte, España intentaría seguir dominando mediante la posesión el partido y defenderse de las contras italianas, aunque el cansancio haría mella en ambos equipos y el juego se vería reducido.

En esta parte, las ocasiones más peligrosas las tendría Italia y más concretamente Berardi, el cual dispondría de una buena ocasión dentro del área que sería repelida por la defensa española.

Penaltis

0-0 Locatelli (Fallo)

0-0 Dani Olmo (Fallo)

1-0 Belloti (Gol)

1-1 Gerard Moreno (Gol)

2-1 Bonucci (Gol)

2-2 Thiago (Gol)

3-2 Bernardeschi (Gol)

3-2 Morata (Fallo)

4-2 Jorginho (gol)

Ficha técnica

Italia: Donnarumma – Di Lorenzo, Bonucci, Chiellini, Emerson (Tolói, 73′) – Barella (Locatelli, 84′), Jorginho, Verrati (Pessina, 73′) – Chiesa (Bernardeschi, 106′), Immobile (Berardi, 61′), Insigne (Belloti, 84′).

Seleccionador: Roberto Mancini

España: Unai Simón – Azpilicueta (Marcos Llorente, 85′), Eric García (Pau Torres, 109′), Laporte, Jordi Alba – Koke (Rodri, 69′), Busquets (Thiago, 105′), Pedri – Ferrán (Morata, 61′), Oyarzabal (Gerard Moreno, 69′), Dani Olmo.

Seleccionador: Luis Enrique

Goles

Chiesa (60′) 1-0

Morata (80′) 1-1

Árbitro: Felix Brych. Amonestó a: Busquets (51′), Tolói (97′), Bonucci (118′).

Wembley Stadium – Londres, Reino Unido

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: