Crónica: España ya esta en semifinales!

Se citaron, a las 18:00, hora española, la selección de Suiza y la selección de España para disputar los cuartos de final de la Eurocopa 2020.

Suiza llegaba al encuentro tras eliminar en octavos de final, tras un partido para el recuerdo, a la máxima favorita del torneo y la actual campeona del mundo, Francia. La selección suiza no podrá contar para este partido con Granit Xhaka, una de sus máximas figuras y su capitán. Esta será una baja muy sensible para Suiza debido a que el jugador del Arsenal hubiera sido clave para intentar sobrepasar la presión española. Por su parte, España llegaba al choque tras eliminar a Croacia en otro partido para el recuerdo. Para esta ocasión, Luis Enrique volverá a introducir rotaciones con respecto al partido anterior: Jordi Alba entró en lugar de Gayá, el cual se retiró ante Croacia con molestias, y Pau Torres entró como recambio de Eric García, del cual, posteriormente al partido, se diría que también acarrearía molestias.

Anuncios

Primera parte

Suiza inició la primera parte de manera replegada, esperando a la selección española y esperando momentos indicados para presionar más intensamente. Además, Suiza planteó un cambio de dibujo para defender mejor la creación de España. Plantearía un 4-2-3-1 con un jugador permanentemente pegado a Busquets y con el doble pivote pendiente de los otros mediocentros españoles. En ataque, la selección de Suiza buscaría correr tras pérdida o balones en largo, tanto en un cambio de juego como en balones a la espalda de la defensa, jugando siempre al límite de la línea del fuera de juego. Para esto, contaría con la figura de Sommer, el cual, con muy buen pie, ayudaría a su selección a salir de la trabajada presión de España y a encontrar al jugador más libre.

En cuanto a las ocasiones, la selección suiza contó con algún remate tras córner que se iría desviado de la portería de Unai Simón. A parte de esto, Shaqiri sería el jugador más peligroso de Suiza, junto al temprano primer cambio Vargas, cayendo a banda derecha y siendo decisivo a la hora de girarse y montar las jugadas ofensivas.

Por su parte, España iniciaría la primera parte de forma dominante, buscando la intervención de sus bandos e intentando ser incisivo. Se encontraría la selección española con un gol tempranero de Alba, tras ser desviado por Zakaria, el cual le daría mucha tranquilidad y le permitiría no arriesgar en exceso. Además, la buena presión de hombre a hombre en el centro del campo de Suiza apagaría las opciones de construcción de juego, dando solo la opción limpia de salir jugando a los centrales. En este sentido, Pedri y Busquets, capaces de jugar a un ritmo más alto y, en el caso de Pedri, de la profundidad, serían claves para hacer llegar de mejor forma el peligro a territorio suizo. Pero Akanji y Elvedi se mostrarían sobrios y seguros, segando cualquier ofensiva española. Otro punto a destacar de la selección española sería su gran presión, tanto en la salida de balón como tras pérdida, inquietando e incomodando a una Suiza que buscaba salir en largo.

Las ocasiones del lado español fueron parecidas en cantidad a las Suizas pero lograrían encontrar puerta en más ocasiones. A parte del gol, un cabezazo centrado a las manos de Azpilicueta sería la única ocasión a puerta que lograría España.

Descanso

El descanso trajo consigo cambios en la selección española y nuevas fuerzas para afrontar la segunda parte.

Segunda parte

En la segunda parte pudimos ver una Suiza que planteó el mismo partido y el mismo esquema que en la primera parte. La presión seguía centrándose en el centro del campo español, forzando así a los centrales a conducir o a jugar por bandas, dificultando así el juego de la selección española y creciendo en ánimos la selección de Suiza. En ataque siguieron buscando los balones en largo y al espacio pero de manera más dinámica que lo visto en la primera parte. Con el gol que igualaría el encuentro, la selección de Petkovic se echaría más arriba y seguiría mostrándose muy sólida atrás, replegando más en los minutos finales.

En esta parte, las ocasiones del lado suizo fueron mayores que en la primera parte, pero con más peligro que en la primera parte. El gol de Shaqiri, un cabezazo desviado por poco de Zakaria y un remate de Zuber fueron las ocasiones más peligrosas de Suiza.

España propuso una segunda parte parecida a la primera, dominando pero sin la clarividencia necesaria como para traspasar la trabajada defensa suiza. La presión sobre los centrocampistas, aunque más libres que en la primera, provocaría que la selección fuese más espesa y que Laporte se tuviese que destacar al conducir y dividir, dando algo de ventaja a España. En ataque solo algunas llegas por la línea de fondo conseguiría que España se acercase a la portería defendida por Sommer.

En cuanto a las ocasiones, España dispuso de de más ocasiones que en la primera parte pero con menos precisión y peligro. Remates forzados como el de Koke fueron las ocasiones que más peligro generaron.

Prórroga

Suiza inició la primera parte de la prórroga, como es normal por tener uno menos, más replegada y aguantando los ataques sucesivos de la selección española. Siguieron manteniendo su solidez táctica y Akanji se erigió como el pilar de Suiza. En ataque poco se pudo prodigar Suiza, solo mediante envíos en largos o robos podía montar la ofensiva rápida la selección de Suiza.

Por su parte, España inició la primera parte de la prórroga planteando un asedio a la portería de Sommer, pero este, junto a Akanji, se mostró como uno de los jugadores importantes, parando todo lo que sobrevolaba por su área. Gerard Moreno, Oyarzabal y otros tuvieron buenas ocasiones pero Suiza consiguió achicar aguas como pudo. Ya con Suiza replegada, Busquets se encontró con más libertad y pudo ayudar en la creación de buenas jugadas ofensivas. Pese a esto no conseguiría la selección española perforar la meta suiza.

En la segunda parte, Suiza inició intentando presionar algo más alto e impedir la creación y el asedio de la primera parte. Pese a esto tuvo que verse obligado a replegar y seguir defendiendo, solo pudiendo salir mediante balones en largo. En todo momento, eso sí, siendo algo a destacar, Suiza mantuvo su rigidez táctica.

España por su parte planteó una segunda mitad parecida a la primera. Intentó la selección española por todas las vías hacer daño a Suiza pero el buen hacer defensivo y las paradas de Sommer aguantaban los centros y disparos de España que solo hacía que aumentar su registro de tiros, sumando cada vez más efectivos para el ataque, quitando incluso un central.

Penaltis

0-0 Busquets (Fallo)

0-1 Gavranovic (Gol)

1-1 Olmo (Gol)

1-1 Schär (Fallo)

1-1 Rodri (Fallo)

1-1 Akanji (Fallo)

2-1 Gerard Moreno (Gol)

2-1 Vargas (Fallo)

3-1 Oyarzabal (Gol)

Ficha técnica

Suiza: Sommer – Elvedi, Akanji, Rodríguez – Widmer (Mbabu, 100′), Zakaria (Schär, 100′), Freuler, Zuber (Fassnacht, 91′) – Saqiri (Sow, 81′) – Embolo (Vargas,22′), Seferovic (Gavranovic, 81).

Seleccionador: Vladimir Petkovic.

España: Unai Simón – Azplicueta, Laporte, Pau Torres (Thiago, 112′), Jordi Alba – Koke (Llorente, 91′), Busquets, Pedri (Rodri, 119′) – Torres (Oyarzabal, 90′), Morata (Gerard Moreno, 54′), Sarabia (Olmo, 45′).

Seleccionador: Luis Enrique

Goles

Jordi Alba (8′) 0-1

Shaqiri (68′) 1-1

Árbitro: Michael Oliver. Amonestó a: Widmer (76′), Freuler (77′, expulsado), Laporte (93′)

Saint Petersburg Stadium – San Petersburgo, Rusia

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: