Crónica: República Checa da la campanada y elimina a Países Bajos de la Euro

Países Bajos y República Checa abrían la segunda jornada de los octavos de final de la Euro 2020 en el Puskas Arena de Budapest. Los holandeses buscaban un puesto en los cuartos de una Eurocopa después de muchos años de sequía en competiciones de selecciones, mientras que los checos querían alcanzar un hito como son los cuartos de final para sus intereses, ronda que los centroeuropeos no conocían desde hace varios siglos, cuándo estos aún eran conocidos bajo el nombre de la antigua Checoslovaquia. Los chicos comandados por Frank de Boer llegaban a la cita después de sumar 9 de 9 puntos posibles en su grupo, machada que solo han podido lograr estos junto con Italia en esta Euro. Por lo que respecta a República Checa, estos llegaban al encuentro después de pasar de fase de grupos en un grupo tremendamente complicado, con Croacia y Inglaterra como principales obstáculos.

Puskas Arena, la sede que rememorará la final de la Eurocopa de 2016 -  ElDesmarque Eurocopa

PRIMERA PARTE

Empezaban los octavos de final de esta Euro 2020 para Países Bajos y República Checa después de una larga espera para ambas selecciones. Los primeros minutos del encuentro serían dominados de cabo a rabo por los holandeses, con un juego poco vistoso pero encontrando con continuidad la meta de Vaclik. En el minuto 7 de partido, un cabezazo de De Ligt se marcharía por la línea de fondo por muy poco. La selección comandada por Frank de Boer era un rodillo en el primero cuarto de hora de encuentro, anulando por completo el juego de los checos, los cuales se limitaban a ver como pasaba el balón delante de ellos sin poder hacer nada. El peligro neerlandés era ocasionado constantemente por la banda derecha, con un Dumfries muy participativo y por el cual pasaban todas las ocasiones claras del combinado naranja. No obstante, los checos conseguirían rehacerse del dominio neerlandés con una gran jugada que era culminada por Schick en forma de testarazo que se iría por muy poco.

Lo seguía intentando República Checa a manos de Patrick Schick, el cual comenzaba a aparecer en el choque de forma muy peligrosa para los intereses de Holanda. Llegábamos a la primera media hora de partido con un encuentro muy ”atascado” por las numerosas faltas de ambas selecciones, las cuales ralentizaban el juego considerablemente. Parece que el choque se reanudaba futbolísticamente hablando y una gran transición de los checos no terminaba en gol de milagro, ya que Barak desperdiciaría una clara ocasión que podría haber adelantado a República Checa en el luminoso. Sufrían y mucho los de Frank de Boer a falta de 5 minutos para llegar al descanso. Después de varios minutos llenos de imprecisiones y con los dos equipos muy bien plantados sobre el terreno de juego, llegaríamos al descanso.

SEGUNDA PARTE

Se reanudaba el partido en Budapest entre Países Bajos y República Checa con una tendencia muy pareja a la de la primera mitad, con un encuentro muy igualado y sin dominante del juego. No obstante, el choque se iba a animar considerablemente con un mano a mano clarísimo de Malen que era desperdiciado por este mismo al intentar regatear a Tomas Vaclik. Y, posteriormente a esta jugada, se revisaría una posible tarjeta roja para De Ligt después de que este intentase frenar otro mano a mano muy claro, esta vez a favor de República Checa. Karasev, después de ir a consultar el VAR, no tendría dudas y expulsaría al central neerlandés. De esta forma, la selección holandesa se quedaba con un hombre menos y con un rival en frente que iba creciendo con el paso de los minutos, por lo que el encuentro se le pondría contra las cuerdas a la selección subcampeona del mundo en el año 2010.

A raíz de la expulsión de De Ligt, la República Checa metería una marcha más con tal de abrir el marcador, aunque los de Frank de Boer no se rendirían y también lo intentarían. Los checos seguirían insistiendo a base de mover mucho la pelota en zona de tres cuartos y buscar de manera insistente a los carrileros. A falta de 25 minutos para el final de los 90 minutos reglamentarios, la tendría de forma muy clara la selección checa a manos de Kadebarek, pero su disparo sería salvado ‘in extremis’ bajo palos por Denzel Dumfires, el cual lograría salvar el primer gol checo. No obstante, República Checa vería premiado su gran partido con un gol a la salida de un córner de Holes, después de conectar un gran cabezazo y conseguir enviarlo al fondo de las mayas. Una de las grandes favoritas de esta Eurocopa estaba cayendo eliminada a manos de la revelación del torneo en mayúsculas, República Checa.

El gol de los checos reactivaría a la selección holandesa, la cual buscaría con toda la prisa del mundo el gol de la igualada, ya que los de Frank de Boer estaban fuera de la Euro con el gol de República Checa. Las prisas de Holanda acabarían por dinamitar el encuentro a favor de República Checa, ya que con un gran contrataque, los checos, a manos de Patrick Schick, lograrían el 0-2 que sentenciaría el partido a falta de 10 minutos para el final. Sin pena ni gloria y con un partido visto para sentencia, llegaríamos al fin del encuentro con la sorpresa en mayúsculas de la Euro. República Checa apea a Países Bajos, una de las claras favoritas, fuera de la Euro después de un gran partido ante los holandeses. De esta forma, los checos vuelven a cuartos y se enfrentarán a Dinamarca en Bakú por un puesto en las semifinales de esta Eurocopa. ¡Hasta aquí el República Checa-Países Bajos!

GOLES

Holes (68´) (CZE) 0-1

Schick (80´) (CZE) 0-2

Árbitro: Serguéi Karasev (RUS)

Estadio: Puskas Arena, Budapest (HUN)

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: