Italia vence a Austria en la prórroga y ya está en cuartos

Partidazo que se resolvió tras 120 minutos de intensidad, ocasiones y emoción. Austria supo contrarrestar el juego italiano y el partido se fue a la prórroga con 0-0. Ya en el añadido Italia se adelantó y Austria metió el gol que dio emoción hasta el final (2-1). Gran actuación de ambos países.

Empezó Italia muy enchufada con Berardi y Barella surtiendo de balones a Immobile e Insigne, que lo intentó varias veces al inicio con su disparo clásico desde la frontal izquierda del área. Pero Austria no se quedó atrás. Schlager, Sabitzer y Alaba desde la banda eran los acaparadores del juego ofensivo austríaco. Sin embargo fue la Azzurra la que tuvo la más clara de los primeros veinte minutos. Buena internada por la banda de Spinazzola dejando un pase atrás que remató Barella desde la frontal, pero su disparo fue demasiado centrado.

Italia dominaba en la zona de tres cuartos pero el buen planteamiento de Austria (con un Laimer incansable) impedía que Immobile recibiese el último pase en situación de ventaja. Con el minuto 25 cumplido los austríacos tuvieron una buena ocasión en una contra que no supo aprovechar Laimer, que erró el pase final. Parecía que los de Franco Foda podían hacerle mucho daño en una contra a los italianos, que dejaban espacio a la espalda de Jorginho. A la media hora de partido Immobile volvió a demostrar el porqué de su bota de oro del año pasado, y es que el delantero de la Lazio tiene el gol entre ceja y ceja. Tras controlar fuera de área, sin coger carrerilla ni estar bien perfilado para el disparo, clavó un balón en la escuadra, pero el balón se fue repelido a saque de puerta. Seguía Italia intentándolo pero de nuevo la buena defensa en campo propio de Austria hizo que el marcador no se moviese y que se llegase con 0-0 al descanso.

El segundo periodo comenzó con una falta peligrosa al borde del área que Alaba mandó fuera por muy poco. Los italianos seguían con su idea de mover el balón rápido de un lado a otro con Spinazzola siendo un atacante más desde el lateral. Los austríacos seguían muy bien plantados, y tras un centro desde la banda derecha al segundo palo el balón le cayó a Alaba, que con la cabeza prolongó el cuero a Arnautovic. El delantero tocó lo suficiente el balón para que, después de tocar en el travesaño, se introdujese en el fondo de la portería. Era el 0-1, pero tras revisarlo en el VAR el árbitro anuló el gol.

Tras el susto del gol anulado Mancini dio entrada a Locatelli por Verratti para dar frescura al centro del campo. El encuentro estaba siendo de lo mejor de la Eurocopa, y la a priori menos favorita Austria estaba plantando cara a una candidata como Italia. Foda había conseguido con su planteamiento neutralizar las ocasiones de los italianos, que a medida que pasaban los minutos iban poco a poco perdiendo el control del partido. A falta de diez minutos Belotti entró en el lugar de Immobile y Chiesa en el de Berardi. Cambios de hombre por hombre en Italia para no cambiar el esquema y poder romper la línea defensiva austríaca con savia nueva. Lo que sorprende es que Austria, con un ritmo en la presión infernal, no movió ficha hasta el 89′, cuando Baumgartner cayó al suelo fruto de la fatiga muscular, que le impidió seguir. Entró en su lugar Schöpf. El marcador no se movió y el partido se iría a la prórroga, la primera de esta Eurocopa.

A los cuatro minutos de iniciarse la prórroga llegaría el gol de Italia. Tras un centro de Spinazzola el balón le llega a Chiesa, que recorta a su defensor y remata a placer ante el portero. Fallo de Alaba y buen gol de un Chiesa que había conseguido revolucionar el partido.

Tras el gol en contra Austria seguía con su plan. Sin volverse locos en ataque buscaron hacer daño a la siempre férrea defensa italiana. Insigne tuvo el 0-2 con una falta que mandó Bachamann a córner con una parada espectacular. Pero en la siguiente jugada llegó finalmente el segundo de Italia, al borde del final de la primera parte de la prórroga. Pessina recibió el balón dentro del área tras un rechace y fusiló al meta austríaco.

En la segunda parte de la prórroga Austria tiró de épica e intentó recortar distancias con dos cambios. Schaub y Gregoritsch entraron desde el banquillo, y al minuto de iniciar los últimos quince minutos fue Schaub el que con un tiro lejano hizo estirarse a Donnarumma. Buena parada del joven meta italiano que impidió que Austria recortase distancias. No se rendía Austria y Sabitzer tuvo una clarísima que mandó por encima del larguero en el área pequeña. Estaba siendo un auténtico partidazo por parte de las dos selecciones. Tras el doble cambio, los austríacos sacaron un córner a falta de siete minutos que remató el gigante Kalajdzic en plancha desde el suelo. El balón iba ajustado al poster y sin dar opción alguna a Donnarumma se introdujo dentro de la portería. Gol de Austria que le daba a este partido lo que necesitaba: un final de prórroga emocionante con Austria con opciones de empatar.

Finalmente el marcador no se movió más. Italia pasa a cuartos tras uno de los mejores partidos de esta Eurocopa al ganar a una más que admirable selección austríaca.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: