Las notas del Almería (II): Defensas

Repasamos las actuaciones de la plantilla indálica.

Las notas del Almería (I): Porteros y entrenadores

Una vez analizados a los porteros y entrenadores del Almería en la 2020/2021, procedemos a valorar a los defensas (del 0 al 10):

Balliu: 8.

Algo más fallón que en la campaña anterior, Iván Balliu volvió a demostrar que es un lateral de muchas garantías. Clave en el sistema de José Gomes y con una gran proyección ofensiva, además de caracterizarse por ser un jugador incansable, estuvo bastante notable a lo largo de toda la temporada.

Sin embargo, en la 2020/2021 se le han visto ciertas carencias defensivas, principalmente observadas en el encuentro ante el Fuenlabrada, donde estuvo desdibujado. Más allá de ahí, no se le pueden poner muchos más peros a su desempeño, tanto dentro como fuera del campo, siendo clave a la hora de ayudar psicológicamente a futbolistas que acabaron siendo esenciales, como Sadiq.

Finalmente, tras 67 encuentros defendiendo la elástica rojiblanca, se espera que el que fue primer fichaje de la nueva propiedad acabe saliendo este verano, presumiblemente a LaLiga Santander. Sin duda, ha sido un emblema de este nuevo proyecto de la UDA.

Aitor Buñuel: 5,5.

Rendimiento aceptable del lateral navarro, quien estuvo a la sombra de un gran Balliu durante toda la campaña. A pesar de ello, gracias a las tan conocidas rotaciones de José Gomes, gozó de unas cuantas titularidades, habiendo disputado un total de 20 partidos.

No estuvo libre de críticas, ya que tuvo errores como la falta cometida ante el Oviedo que acabó en gol en contra y varios fallos en las marcas ante el Mirandés que costaron puntos. Por otro lado, las expectativas cuando aterrizó en Almería no eran muy grandes, al tener a un fijo absoluto como Balliu en su posición. Por ello, un 5,5 es una valoración bastante justa.

Peybernes: 0.

Su rendimiento, tanto dentro como fuera del campo, ha sido decepcionante. Tras su buen hacer en su cesión a Lugo la campaña pasada, todo hacía indicar que el central galo tendría un hueco en la plantilla de la UD Almería. Además, su buena pretemporada lo hacía partir como titular en la zaga junto a Cuenca.

Desafortunadamente, en todos los partidos en los que jugó, dejó bastante que desear, con expulsiones (ante el Sabadell a los 40 minutos de juego), errores en las marcas (en la derrota en Las Gaunas) y, sobre todo, faltas de respeto al club. Ya no solo por poner su nombre en la mayoría de agendas de clubes europeos, sino también por sus comentarios una vez recaló en invierno a Zaragoza. Sin duda, la mayor decepción de la temporada.

Maras: 6.

Bastante más equivocado en la defensa que durante la campaña anterior. La situación del central serbio parece una prolongación de su segunda vuelta en la 2019/2020. No ha sabido poner el cerrojo junto con Cuenca a una zaga rojiblanca que ha recibido demasiados goles. Errores como los penaltis ante Mallorca y Leganés fueron determinantes para no alcanzar el ascenso directo.

A pesar de ello, tampoco merece un suspenso, ya que su salida de balón y su carácter han sido muy importantes dentro de este Almería. Con más de un 50% de los duelos ganados y con una efectividad en el pase del 90%, fue elegido en dos ocasiones jugador de la semana en el once ideal. Aun así, se espera bastante más de Maras de cara a la 2021/2022.

Cuenca: 9.

Sobresaliente ha sido el rendimiento de Jorge Cuenca. Clave en los esquemas de José Gomes y de Rubi, con una salida de balón escandalosa y con la dureza necesaria en el área. Apenas se le pueden contar varios errores, provocados ante el Oviedo y el Albacete en el último tramo de la campaña.

Lejos de estos, ha sido, sin duda, el mejor central de este Almería. Por ende, no es de extrañar que el Almería vaya a hacer un esfuerzo con tal de prolongar su cesión en tierras indálicas una campaña más, aunque dependerá de la situación de Pau Torres en el Villarreal. Por todo lo anterior, además de por su estreno con la absoluta durante el día de ayer (siendo el primero que lo logra en la historia de la UDA), Jorge Cuenca se gana un 9.

Ivanildo: 6. Llegó en el mercado invernal con el objetivo de cubrir la baja de un Peybernes decepcionante y por las continuas convocatorias de Jorge Cuenca con la Sub-21. Su rol, que en principio partía como de cuarto central, cogió bastante protagonismo con el paso de la temporada, llegando a superar a Chumi en cuanto a la jerarquía de la zaga.

Sin embargo, bien es cierto que tuvo varios errores de bulto, como penaltis por manos o los goles que regaló al Cartagena. Por ello, no podemos darle más calificación. Cumplió, sin más.

Tras su cesión, vuelve al Sporting de Portugal, donde seguramente marche hacia Sassuolo, para unirse a la escuadra italiana a cambio de 2 millones de euros.

Chumi: 6.

No se puede decir que no haya cumplido. El central gallego llegó como presumible tercer central, tras Cuenca y Maras. Desafortunadamente, ni con José Gomes ni con Rubi gozó de demasiadas oportunidades, a pesar de tener el apoyo de la afición rojiblanca. Además, en su haber tan sólo contamos dos malos partidos, ante Leganés y Logroñés.

Seguro atrás y con buena salida de balón, no llegó a dar el salto a la titularidad por ser excesivamente blando en algunas disputas. Debe mejorar, pero no ha sido para nada una mala campaña.

Akieme: 9.

El mejor defensor de la UD Almería esta temporada. No es de extrañar que clubes de la entidad del Sporting de Portugal se hayan interesado por él. Rápido e incisivo en ataque, con un gran despliegue físico y con un trato del balón que justifica su paso por el Barça B. Sin duda, la revelación de la temporada.

Centelles: 5.

Se le criticó en exceso por no colocarse debidamente en la barrera del libre indirecto ante el Sabadell. Delante de él ha tenido a un Sergio Akieme sobresaliente que no le ha dejado margen para destacar. A pesar de ello, un lateral que ha sido titular en el FC Famalicão de la 19/20 (club revelación de la Liga NOS) no puede ser un mal jugador.

Su temporada de adaptación no ha estado acorde al nivel que se esperaba de él, pero un futbolista también es hijo del contexto…y el contexto (con Akieme como competencia) no ha sido el más favorable para él. La campaña 21/22 debe de ser clave para él, sobre todo si acaba marchándose el lateral madrileño.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: