Wamangituka desvela su verdadera identidad

El VfB Stuttgart ha publicado un comunicado en su página web en el que desvela la verdadera identidad de su jugador estrella Silas Wamangituka. En primer lugar, se informa que el nombre real del jugador de República Democrática del Congo es Silas Katompa Mvumpa y que tiene un año más de lo especificado en sus documentos de identidad. Este falseamiento fue un plan de su agente para romper con el pasado del jugador en el Congo.

El jugador se mostraba aliviado y muy feliz por la actuación del equipo alemán con su caso, aunque no escondía su preocupación por su familia. «He vivido con miedo constante en los últimos años y también estaba muy preocupado por mi familia en el Congo. Fue un paso difícil para mí revelar mi historia. Solo me atreví a hacer esto con el apoyo de mis nuevos consultores. Me quedó claro que ya no tengo que tener miedo y que podemos poner todo sobre la mesa juntos. No me hubiera atrevido a dar este paso si el Stuttgart, mi equipo, no se hubiera convertido en un segundo hogar para mí donde me siento seguro. Hoy estoy muy aliviado y espero poder animar también a otros jugadores que han tenido experiencias similares con agentes. Estoy profundamente agradecido al VfB Stuttgart por toda la confianza y el apoyo que han demostrado durante este tiempo».

El caso data de 2017 cuando Silas Katompa Mvumpa tenía 17 años y fue invitado a una prueba con el Anderlecht. Para ello, Silas recibió un visado para Bélgica, válido del 15 de agosto al 14 de noviembre de 2017, emitida a su nombre correcto. Aparentemente, el Anderlecht estaba interesado en ofrecerle un contrato, pero le pidió a Silas que primero regresase al Congo y volviese con un nuevo visado para poder firmar el contrato. En esta situación, se dice que un agente de jugadores en Bélgica convenció a Silas bajo una presión masiva de que ya no se le debería permitir regresar a Europa una vez volviese al Congo. 

Silas era muy joven y confió en el mediador, a quien ya conocía de una reunión anterior en el Congo. Vivía en París con el agente que lo aisló en gran medida del mundo. Al parecer, Silas no tuvo acceso a su cuenta ni a sus papeles durante este tiempo, ambos administrados por el agente. Según Silas, el agente cambió su identidad y le entregó papeles como Silas Wamangituka (nombre de su padre) y con fecha de nacimiento, 6 de octubre de 1999, que había cambiado exactamente en un año.

A pesar de lo ocurrido, en el Stuttgart quieren continuar contando con Silas como ha expresado su director deportivo Sven Mislintat. «Silas sigue siendo el jugador y la persona que se ha abierto camino en los corazones de nuestros fanáticos y sus compañeros de equipo desde que estuvo aquí en Stuttgart. En cuanto al cambio de nombre, es ante todo una víctima y lo protegeremos. Tengo un gran respeto por el hecho de que a su corta edad estaba casi solo y sin conocer las consecuencias se atrevió a dar el paso para esclarecer su situación. Continuaremos ayudándolo de todas las formas posibles. Silas es parte de la familia VfB. También debería jugar al fútbol con el VfB Stuttgart en la próxima temporada, tan pronto como se recupere de la rotura del ligamento cruzado».

Ahora tanto Silas como las personas que han trabajado en este caso han emprendido acciones legales contra su ex agente. Este es un caso más habitual de lo que parece en el fútbol y la revelación de Silas puede ser el punto de inflexión para que otros jugadores desvelen casos similares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *