Las notas del Almería (I): Porteros y entrenadores

Repasamos las actuaciones de la plantilla indálica.

Desafortunadamente, la temporada de la UD Almería llegó a su fin tras quedar eliminado en las semifinales de los Play Off de ascenso a Primera División y, con ello, el sueño de todo el equipo y afición de poder competir la siguiente campaña en la máxima categoría del fútbol español. Por ello, nos disponemos a valorar el desempeño de sus protagonistas de forma individualizada, comenzando por los guardametas y técnicos (del 0 al 10):

Makaridze: 6.

El meta georgiano no ha quedado impune de ciertas críticas por parte de la afición rojiblanca. Sus últimos encuentros, unidos a ciertos desastres con el balón en los pies (aquella jugada en la que toca dos veces el balón en un saque de puerta ante el Sabadell y el gol regalado al Cartagena) han tirado por la borda una notable campaña del guardameta rojiblanco.

Makaridze resbaló ante el Sabadell.

Sin embargo, tampoco se deben de olvidar grandes actuaciones, como en el partido en Fuenlabrada. Con 2,5 paradas y 0,9 goles recibidos por partido, no podemos darle una menor puntuación. Su salida de balón fue clave para el esquema de José Gomes por lo que, en general, su nota debería ser un “bien”. Además, tuvo un carácter muy necesario dentro de un vestuario tan joven como el indálico.

Fernando: 8.

El meta murciano no recibe un sobresaliente por no haber disputado suficientes partidos para tener una mayor muestra. Tan sólo 12 partidos en Liga más 3 en Copa del Rey (y 1 en los Play Off) no son del todo suficientes, aunque se antoja ciertamente desconcertante que Fernando no haya sido titular en más ocasiones.

Fernando, en el Almería Osasuna de Copa del Rey, marcado por la niebla.

Grandes actuaciones personales, como el día ante Osasuna en Copa (siendo el héroe en los penaltis) y aquella agónica noche en Sabadell (con pena máxima atajada a Stoichkov incluida) no parecieron equilibrar la balanza con su defecto en la salida con el balón en los pies. A pesar de ello, tanto la afición como el club saben que es un portero de garantías, de los que dan seguridad a los defensas.

Lluís Tarrés: 5.

Tras una descomunal pretemporada con el primer equipo, logró llamar la atención de José Gomes, quien lo hizo debutar en Copa contra L´Hospitalet. Desafortunadamente, no estuvo del todo acertado y dejó detalles preocupantes a la hora de atajar el esférico con las manos.

Lluís Tarrés fue de más a menos.

Desempeñó el resto de la 2020/2021 en el Almería B, siendo titular hasta mitad de temporada, donde pasó a ser suplente de Curro Harillo. Con casi total seguridad, el portero catalán buscará una cesión o venta de cara al mercado estival.

José Gomes: 8.

Llamado a ser un proyecto a muy largo plazo por parte de la UD Almería, el míster luso no llegó a culminar su obra, tras ser destituido a falta de 6 encuentros más los Play Off. Su más que conocida técnica de las rotaciones y el “respeto” que mostró tanto fuera como dentro del campo al conjunto rojiblanco serán inolvidables. Como técnico, hizo una gran labor. La salida de balón y el fútbol de toque llevaron el seño de Gomes, además de su sinceridad en el cara a cara con los futbolistas.

José Gomes, en su etapa como entrenador rojiblanco.

También dio exhibiciones balompédicas ante rivales de gran entidad, como el histórico 5-0 al Alavés en Copa (uno de los mejores partidos del Almería en su historia) y llegar hasta cuartos de final en esta competición fueron grandes hitos logrados en el club indálico.

A pesar de ello, no todas las situaciones fueron positivas. Su inmovilismo táctico durante los partidos (obcecado con el 4-2-3-1) y el poco rendimiento que logró sacar a la línea de los mediapuntas fueron determinantes en su destitución, seguido por la mala racha desde febrero a abril que llevaron a la UDA a descolgarse del ascenso directo. En palabras de Mohamed El Assy, Gomes llegó para ascender de manera directa. Por otro lado, la poca solidez defensiva tampoco ayudó a seguir confiando en José Gomes.

Rubi: 5.

Vino como revulsivo, con el objetivo de recuperar anímicamente al equipo de cara a los Play Off, así como solucionar los problemas defensivos. Desafortunadamente, no logró ni una ni otra.

Rubi, en sus primeros días al frente de la UDA.

Hasta la penúltima jornada, el Almería no certificó unos Play Off que parecían hechos con Gomes. Además, el partido de ida en las semifinales de ascenso fue vergonzoso, finiquitando el sueño de la promoción en tan sólo 5 minutos.

En principio, se espera que el técnico de Vilasar continúe al frente del cuadro rojiblanco de cara a la siguiente campaña. Al igual que comentamos la temporada pasada con José Gomes (https://xn--elseordelbaln-lkb2b.com/2020/08/18/udalmeria-las-notas-del-almeria-i-porteros-y-entrenadores/), será en la 2021/2022 cuando realmente podamos valorarlo. Hasta ahora, ha dejado más sombras que luces.  

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: