Crónica: Rozando el milagro en el Emirates

En la última jornada de la temporada tendría lugar un partido crucial para la reputación del Arsenal, que se enfrentaba al Brighton. Las aspiraciones del aficionado gunner han bajado en estos últimos años, pero nadie se podría llegar a imaginar que el equipo pudiera estar fuera de las dos competiciones de la UEFA más importantes y estarse jugando el pase a una tercera inventada ese mismo año en la última jornada, ante un Brighton ya salvado y con nada por demostrar más que un buen juego y la ilusión de romper sueños en Londres.

Anuncios

PRIMERA PARTE:DOMINIO DEL ARSENAL SIN GOLES

El partido comenzaba con posesiones divididas y sin claras ocasiones. Con un Martin Odegaard muy encendido, el Arsenal tomaba la iniciativa con facilidad, haciéndose con el control de la pelota y consiguiendo acercarse a la portería de Robert Sánchez. Con el paso de los minutos la posesión se volvía gunner y con Martin Odegaard a la cabeza, el equipo empezaba a coger forma y a acercarse a la portería. Por su parte el Brighton no sufría excesivamente: con algún que otro problema para sacar el balón jugado, pero siempre atentos a los jugadores rivales y con las piernas preparadas para salir a cabalgar en cuanto el partido lo pidiese.

Lacazette in action for Arsenal

A base de internadas por banda y centros se gestaba todo el ataque gunner. Si ser uno de sus recursos estrella, este parece ser el camino alternativo más cómodo para la plantilla, lo cual puede explicar el por qué este año el equipo londinense ha dado tan poco nivel.

De una de estas jugadas llegaría la ocasión más clara de la primera parte. Un balón puesto por Odegaard y rematado por Gabriel Magalhaes se estrellaría en el larguero. Esta ocasión reflejaba el dominio de un Arsenal mucho más despierto que en la jornada anterior, pero sobretodo con muchas más ganas de conseguir la victoria. Aunque su resultado dependía de otros dos partidos más, los de Mikel Arteta estaban demostrando su garra como nunca. Por otro lado, el Brighton tan solo aguntaban. Los de Graham Potter apenas tenían contacto con la pelota, y la buena presión del Arsenal hacía que estos se precipitaran en la salida, cometiendo muchos errores. Bajo los palos podíamos ver también a un Robert Sánchez muy inseguro, que pese a no haber encajado goles, ss salidas a medias causaban infartos en la grada de los seagulls.

Gabriel Martinelli stands on the Emirates pitch

SEGUNDA PARTE: EL ARSENAL SENTENCIA Y SE LLEVA LA VICTORIA

Con el Brighton con la misma actitud que en la primera, el Arsenal se decidía a atacar con más ímpetu que nunca. Y es que apenas comenzada la segunda parte, Chambers ponía un centro para que Nicolá Pepe pudiera armar la pierna en un disparo cruzado que sorprendería a Robert Sánchez y marcaría el primero del partido. Aunque de vez en cuando el Brighton se atrevía a salir de la madriguera, las veces eran contadas y las ocasiones generadas no eran nada claras. Llegados al minuto 60′, Martin Odegaard colaría otro gran pase para que Pepe marcara el segundo en su cuenta particular y el segundo en el marcador. El partido de estos dos, sobretodo del noruego, estaba siendo de escándalo.

A pesar del resultado, era el Arsenal el que buscaba el tercero. Y es que el equipo de Mikel Arteta estaba dominando como nunca, haciendo uno de los mejores partidos de la temporada. Las ocasiones eran claras, como un larguero de Thomas en el minuto 72′ tras un gran pase entre líneas de Xhaka. Los gunners estaban disfrutando, y el aficionado gunner, por primera vez en las gradas, animando como los hooligans más ardientes.

Bukayo Saka in action at the Emirates

El partido acabaría sin nada más que contar en un encuentro donde el Brighton no se opuso a un Arsenla arrollador.

A pesar de la victoria, el Arsenal no tendría suerte. Con un gol de Gareth Bale en el 87′ que adelantaba a los spurs contra el Leicester, el equipo de Mikel Arteta rozaba el milagro pero se quedaba fuera de competiciones europeas.

MVP DEL PARTIDO:

A pesar de los 2 goles de Nicolá Pepe, el partido de Odegaard fue superlativo. Con su juego de pases y su gran visión, dotó al Arsenal de muchas de las armas que necesitaba en ataque. El equipo gunner había firmado quizás el mejor partido de toda su temporada, y que Odegaard fuera el mejor no es casualidad. Un jugador preparado para marcar una generación.

Martin Odegaard dribbles at the Brighton defence

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO:

FC ARSENAL (4-2-3-1):

Leno; Tierney, Magalhaes, Holding, Chambers, Xhaka, Partey, Smith- Rowe (Saka 74′), Odegaard (Martinelli 86′), Pepe, Aubameyang (Lacazette 79′).

Entrenador: Mikel Arteta.

BRIGHTON & HOVE ALBION (4-2-3-1):

Robert Sánchez; White, Webster, Dunk, Burn, Gross, Bissouma, Trossard (Connolly 45′), Moder, Jahanbakhsh (Lallana 45′), MacAllister (Alzate 66′).

Entrenador: Graham Potter.

GOLES:

1-0 Pepe (min. 48′)

2-0 Pepe (min. 60′)

Árbitro: Jonathan Moss

Amonestaciones: Sin amonestaciones.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: