Crónica: El Liverpool asalta Old Trafford en una lluvia de goles

Manchester United y Liverpool FC se enfrentaron este jueves en Old Trafford por la jornada 34 atrasada que no pudo jugarse. El partido debía haberse jugado el día 2 de mayo, pero fue suspendido por las numerosas protestas de aficionados mancunianos. Los locales llegaban al encuentro solo con dos días de descanso, después de la derrota el martes por 1-2 ante el Leicester, pero sin poder aspirar a ganar la liga matemáticamente y ya pensando en la final de la UEFA Europa League. Por su parte, el Liverpool consiguió vencer en su último partido ante el Sotton y sigue vivo en sus aspiraciones por participar en competición europea la próxima temporada. El ‘North West Derby’ con más objetivos que nunca.

El ‘North West Derby’ caería del lado ‘red’, que hoy vestía de azul, con un 2-4 apasionante en un partido precioso donde el fútbol y los ataques constantes definieron la idiosincrasia del partido. Con este resultado, peligra el segundo puesto del Manchester United, solo cuatro puntos enfrente del Leicester, pero aumenta las posibilidades europeas del Liverpool. Estos se sitúan 5º con 60 puntos, a 4 del Chelsea esperando el pinchazo de los londinenses y continuando con la senda de la victoria.

PRIMERA PARTE

Empezaba el Manchester United rodando el balón. El partido empezaría con polémica ya en el minuto 2, cuando un buen ataque creado por los de Klopp finalizaría con un disparo cruzado de Firmino que bloqueaba Bailly tirándose al suelo, impactando así el balón en su mano. A pesar de las protestas de la plantilla ‘red’, el colegiado no fue a revisar la jugada, interpretando así que fue involuntario. No decaería el ritmo, ya que únicamente dos minutos después de esta jugada, un mal pase de Alisson casi acabe en el fondo de su propia red cuando, el delantero uruguayo Cavani, interceptó el pase y chutó a portería, sin mucho acierto en esta ocasión. Continuaría el apoteósico partido con diversos ataques por parte de las dos plantillas y sería el United el primero en conseguir marcar. En el minuto 10, una jugada por la banda derecha de los ‘red devils’ y un pase perfectamente conectado hacia el centro, finalizaría con un disparo de Fernandes que impactaría en la espinillera de Phillips, anotando en propia puerta y poniendo el 1-0 en el luminoso. No se achicarían los ‘scousers’ a pesar de ir en contra en el marcador y seguiría con diversas arremetidas contra la meta defendida por Henderson, consiguiendo disparar hasta en dos ocasiones en el 12′ y 14′ de encuentro.

Imagen
Bruno Fernandes dispara a puerta rodeado de defensas del Liverpool FC. TWITTER: @ManUtd

No aguantaría mucho el conjunto visitante con ese ritmo de juego tan alto y reduciría la intensidad unos pocos minutos, minutos donde los de Solksjaer seguirían asediando el campo rival, buscando sobre todo el ataque por bandas y buscando la referencia arriba de “El Matador”. A pesar de esta situación, sería el propio Liverpool en el minuto 23 quien gozaría del acercamiento más peligroso, con un buen balón cruzado colgado por un centrocampista liverpuliano, que acabaría rematando Jota a bocajarro y que defendería bien Dean Henderson, achicando muy bien los espacios. Tres minutos después, en un saque de esquina botado por Alexander-Arnold, se volvería a sembrar la polémica con otro penalti sobre un central ‘red’. En esta ocasión, sí iría Anthony Taylor a revisarlo a la pantallita del VAR y rectificaría su decisión inicial, anulando la pena máxima previamente concedida. Sacando provecho de la situación de confusión del Liverpool, los de Manchester estuvieron cerca de ampliar su ventaja en el minuto 30 con dos saques de esquina consecutivos, acabados en nada.

Dean Henderson volvería a ser protagonista en el minuto 32. La gran combinación por banda izquierda de los ‘scousers’ finalizaría con un gran remate desde la frontal del área, obligando al inglés a estirarse de manera magistral. Sin embargo, en la jugada posterior y desde un saque de esquina, conseguiría el Liverpool poner las tablas en el marcador. Tras una jugada algo embarullada dentro del área local, un disparo potente cruzado lo acabaría tocando Diogo Jota de espuela, imposible para el portero. No se amedrentaría el dueño de Old Trafford y buscaría marcar otro gol más antes del descanso; y pudo hacerlo Pogba en el 40′ después de una bonita jugada individual, partiendo desde la izquierda y recortando hacia dentro del área, enganchado un gran disparo que impactaría con el lateral de la red. Daría el susto Bruno Fernandes en el 45 + 1′ con una acción fortuita con Thiago. El portugués buscaba conectar una volea en ataque cuando el brasileño nacionalizado por España se interpondría en el disparo, golpeando así el tobillo del mediapunta con la pierna del centrocampista.

Imagen
Diogo Jota celebrando el tanto anotado frente al Manchester United. TWITTER: @iF2is

Cuando menos se lo esperaba y en el último minuto del primer tiempo, el Liverpool anotaba el 1-2 del partido, marcando un gol muy duro psicológicamente, justo antes del camino a vestuarios. Tras el incidente entre Thiago y Bruno Fernandes, Pogba cometía una falta lateral muy peligrosa para cortar la contra ‘red’. Alexander-Arnold, especialista a balón parado, centraría el esférico teledirigido a la testa de Firmino, que introduciría la pelota dentro de la red, sumando otro gol más a su cuenta personal.

Anuncios

SEGUNDA PARTE

Ni los locales ni el Liverpool, que jugaba de azul esta noche, hicieron ningún cambio al descanso. Con la misma intensidad que al final del primer tiempo, el Liverpool volvería a perforar la portería defendida por Henderson. En el minuto 46, nada más salir de vestuarios, un robo en campo contrario de los ‘reds’ llevaba al 1-3 en el marcador de parte de Firmino, que cazó el rechace que dejó el portero del United dentro del área después del disparo del atacante ‘red’. Los de Manchester, que se veían bastante descolocados después de dos goles en minutos fatídicos, intentaban reaccionar lo antes posible a través de balones largos y en busca de huecos en la defensa. El Liverpool, sabiendo las intenciones de su rival, era capaz de continuar con la presión alta, desplegando un juego físico increíble.

Imagen
Dean Henderson en la portería del Manchester United en el partido contra el Liverpool FC. TWITTER: @iF2is

Pudo marcar el cuarto el Liverpool y una vez más, el portugués Jota. Otro error en salida de balón por parte de Fred provocaba un contragolpe impecablemente ejecutado por el club visitante, donde el extremo se encontraría en un 1 vs 1 contra Henderson. El guardameta canterano de los ‘red devils’ dudó en la salida, pero pudo molestar lo suficiente para que Jota enviase el balón a la madera. Conseguía la plantilla dirigida por Solksjaer avanzar en el terreno de juego y volver a pisar campo rival, cosechando así dos saques de esquina casi seguidos, en el 64′ y en el 66′. Y el empuje del equipo acabó generando el 2-3 para volver a ajustar el marcador y meter a los mancunianos en el partido de parte de Rashford en el 67′, sacando un gran balón largo desde la izquierda. Solo dos minutos más tarde casi logra poner las tablas en el luminoso con una jugada enrevesada dentro del área y con incluso un defensa despejando la pelota bajo palos.

Quiso redimirse de las acometidas del United el conjunto de Liverpool a través de jugadas aisladas y con un disparo de Salah en el 72′ que no pudo encontrar portería. Mané, que entró en el minuto 73, tuvo la ocasión de marcar en el segundo balón que tocaba, el cuarto y definitivo del encuentro tras encarar a Henderson, después de un bello pase cruzado de Trent hacia el senegalés. En el minuto 77 gozaba el Manchester United de una peligrosísima falta en la frontal del área, que envió por encima del travesaño Fernandes en un intento de empatar el resultado. En los últimos minutos de choque, el rumbo del encuentro se desviaría hace un ida y vuelta más aférrimo todavía, ya que ningún equipo se conformaba con el resultado actual. Con un United volcado con todo arriba y olvidándose de la defensa, Mo Salah aprovecharía el despiste defensivo de los ‘red devils’ para plantarse solo ante el portero en un contraataque veloz de su equipo, que acabó definiendo a la perfección pese a la salida de Dean Henderson. El colegiado añadiría cuatro minutos, que no cambiarían el resultado y finalizaría con un 2-4 precioso.

Imagen
Mo Salah marcando el gol del Liverpool en el 2-4. TWITTER: @iF2is
Anuncios

FICHA TÉCNICA

-Manchester United (4-2-3-1): Henderson; Wan-Bissaka, Lindelöf, Bailly (Matic – 85′), Shaw; McTominay, Fred (Greenwood – 62′); Rashford, Fernandes, Pogba; Cavani.

-Liverpool FC (4-3-3): Alisson; Alexander-Arnold, Phillips, Williams, Robertson; Alcántara, Fabinho, Wijnaldum (Jones – 73′); Salah (Williams – 90 + 1′), Firmino, Jota (Mané – 73′).

·Goles: Phillips (p.p.) – 10′, Jota – 34′, Firmino – 45 + 3′, Firmino – 46′, Rashford – 67′, Salah – 89′

·Amonestaciones: amarilla a Bailly – 48′, amarilla a McTominay – 79′, amarilla a Cavani – 85′

·Árbitro: Anthony Taylor

·Estadio: Old Trafford (sin espectadores)

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: