¿Qué cambios necesita realizar el Girondins de Burdeos?

Para encontrar a uno de los históricos equipos en Francia en la tabla, el Girondins de Burdeos, nos tenemos que remontar a la décimo sexta posición de la tabla. El equipo de Burdeos inició la temporada aspirando a entrar en Europa, incluso se decía que el equipo podía entrar en Champions. La figura de Ben Arfa parecía ayudar al equipo a lograr este objetivo, pero como casi siempre con el francés, su temporada ha sido irregular y ciertas informaciones apuntan a un conflicto en el vestuario con Koscielny. Debido a esto el equipo dejo de pelear por Europa y ahora pelea por no caer en puestos de descenso. Además, por si no fuera poco estar cerca del descenso, ya es sabida la más que fuerte crisis económica que sobrevuela al club. Debido a este delicada situación, con la puesta en venta del club, su abultada deuda y el posible descenso administrativo, el Girondins de Burdeos está pasando por el peor momento de su historia.

Por todo esto, solo os queda preguntar qué cambios necesita llevar a cabo el Burdeos para revertir esta situación.

Anuncios

En primer lugar, y la máxima responsable del problema, hay que analizar el papel de la directiva. Desde su llegada, capitaneada por el fondo inversor norteamericano King Street y con Frédéric Longuepée como presidente, el club dejó de ser de los aficionados y los sucesos extraños comenzaron a sucederse. El gasto del club y su deuda comenzaron a crecer, situándose actualmente entre los 60/80 millones de deuda. Esta no es una deuda excesivamente grande pero de no abonarse el pago para contrarrestarla el Girondins se verá avocado al descenso, pero no a Ligue 2, si no a National 3, la cual no es ni más ni menos que el fútbol amateur en Francia. Pese a esto, si el nuevo comprador llega antes de final de temporada y paga la deuda, el Burdeos, quedará libre de toda multa administrativa. Pero si esta deuda se paga después del final, el equipo de Gironda, perderá quince valiosos puntos que le harán descender a Ligue 2. Si no ocurren las dos últimas opciones anteriores, el equipo descenderá a National 3.

Además del problema general de deuda, hay ciertos agravantes del problema global y que también influyen en esta. Uno de estos problemas es el descontento general de la afición. Desde 2015, el equipo se trasladó al Stade Bordeaux-Atlantique, de mayor capacidad pero que a penas consigue llenar. Además, salieron a la luz informaciones en las cuales se afirmaba que el club impedía comprar las entradas en las zonas más baratas para así aumentar el beneficio. Pese a esto, el estadio genera un coste anual de casi cuatro millones y unas perdidas de doscientos mil euros. Además, la localización de este estadio es mucho más lejana que el del anterior, teniendo que acceder mediante tranvía en un viaje de, aproximadamente, treinta minutos. A esto hay que sumar ciertos fichajes acometidos con un fin más financiero que futbolístico, directores deportivos imputados por actos ilegales y una directiva orientada a llenarse los bolsillos más que a hacer ascender de nivel al club. También encontramos problemas que entran más, en parte, en el apartado de plantilla y entrenador y que veremos a continuación.

En el apartado de plantilla, pese a no tener una culpa completamente directa sobre el problema, también agrava el problema general del equipo galo. Como ya lleva viéndose en las últimas temporadas, la plantilla, es muy justa y no permite aspirar a nada. Además, los intereses deportivos de los entrenadores y los intereses financieros de la directiva se han visto enfrentados y los fichajes no han ayudado a mejorar la plantilla o el plan de juego. Cuando estaba en el cargo Poyet, por poner un ejemplo del desacuerdo entrenador/directiva, llegaron fichajes como Oudin, el cual se destacaba por jugar en un sistema de contragolpe. Este llegaba a un equipo que quería ser ofensivo y controlar el balón. Pero también con Sousa y, ahora, con Gasset, los fichajes a penas se han sucedido y, en el caso de darse, no han mejorado al equipo. Pese a esto, se pueden destacar ciertos nombres dentro del equipo: Costil, portero que ha salvado en múltiples ocasiones al Burdeos, Koscielny , el cual pese a su edad ha incrementado el poder defensivo, Otavio y Ben Arfa en el centro del campo, este último más irregular pero con toques de genio, y Ui-Jo en la delantera.

Anuncios

Pese a no ser una plantilla desastrosa, si es una plantilla que ya necesita una renovación y más cuando la alta carga salarial aumenta los problemas financieros del club. Pese a la pandemia, la masa salarial ha ascendido a los cien millones, con jugadores como Seri, que ni siquiera entra en los planes del entrenador pese a ser un refuerzo invernal, de Preville, Koscielny o Mexer. A este problema se le suman los problemas financieros de los scoutings y los líos con los fichajes. En primer lugar, el equipo estableció una red de ojeadores por distintos puntos de Europa, pero esta ha resultado inservible pues no se ha traído prácticamente a ningún jugadores y solo hace que incrementar el gasto. Además, salieron también informaciones en las que se vinculaban al Burdeos con fichajes procedentes de India, Arabia Saudí y otros exóticos sitios. Estos no tenían otro propósito que el de sacar dinero de las operaciones.

Por último, y tal vez, la figura menos dañina para la entidad, encontramos al entrenador. El encargado actual del banquillo blanquiazul es Gasset. Podría discutirse si es un entrenador más o menos conservador o más o menos capacitado, pero si los jugadores actuales son limitantes del proyecto y los fichajes no apoyan la idea, es difícil intentar mejorar la situación. Pese a esto, el entrenador francés ha intentado de todo para hacer mejorar al equipo y, cuando los jugadores han acompañado, el equipo se ha establecido en posiciones tranquilas.

Para concluir, el problema del Burdeos es principalmente una directiva que se ha interesado más por hacer negocio que por mejorar al equipo, además han construido una plantilla limitada a la cual le falta perfiles y que no se adapta a la idea de sus entrenadores. Por ello, el cambio podría ya esta en proceso, pudiendo ser la solución un futuro dueño que se haga cargo de la entidad de manera seria y futbolística.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: