Cuatro años del aterrador ataque al autobús del Dortmund

Hoy hace cuatro años, el Dortmund vivía uno de los acontecimientos más tristes y aterradores de su historia más reciente. El equipo alemán fue atacado mientras viajaba con su autobús camino al Signal Iduna Park.

El equipo dirigido por Tuchel por aquel entonces, se preparaba para disputar la ida de los cuartos de final de la Champions League ante el Mónaco cuando de camino al estadio ocurrió lo impensable.

Anuncios

Mientras el autobús estaba de camino al campo, tres explosivos escondidos en unos setos detonaron al borde de la calzada, haciendo que Marc Bartra y un policía que conducía delante del bus resultaran heridos.

Fuente: ABC

El jugador español fue trasladado rápidamente al hospital más cercano y fue operado de urgencia al fracturse el brazo derecho. El partido se suspendió de inmediato y representantes del Dortmund, Mónaco, policía local y UEFA se reunieron para decidir el futuro del encuentro y la eliminatoria.

En la reunión entre ambas partes, se decidió que el partido se iba a jugar 24 horas después de lo sucedido, el 12 de abril de 2017. Esta decisión acarreó muchas críticas, tanto de aficionados, jugadores y entrenadores de todas partes del mundo del fútbol.

Anuncios

El mundo del fútbol estaba delante de un posible atentado terrorista hacia el Dortmund pero la UEFA creyó que el partido no podía aplazarse más tiempo.

Fuente: El periódico

Durante los siguientes meses, tanto la UEFA, como la policía alemana trabajaron conjuntamente para intentar encontrar al causante de la tragedia. Durante la investigación, las pistas iban encaminadas hacia un posible ataque terrorista o un intento de asesinato hacia algún jugador del club pero rápidamente se detuvo a Sergej W., electricista ruso que fue visto por cámaras de seguridad cerca de la zona con comportamientos inusuales.

La fiscalía alemana, después de meses de investigación, declaró culpable a Sergej W. Por intento de asesinato sobre 28 personas. La fiscalía pedía cadena perpetua pero finalmente le cayeron 14 años.

Fuente: Globo esporte

Según los informes de la fiscalía alemana, Sergej no realizó el ataque con connotaciones políticas, sinó con fines de especulación bursátil. El mismo día del ataque, el electricista adquirió 15000 opciones de compra de acciones del club y con el ataque, especuló con una caída del precio a causa de los hechos.

El Dortmund, muy afectado psicológicamente por los hechos, perdería el partido al día siguiente por dos goles a tres y en la vuelta sería eliminado al caer tres a uno.

Fuente: El país

Varios jugadores han contado abiertamente que no tenían problemas para dormir después del ataque y tuvieron que acudir a psicólogos para resolver los hechos. El mismo Tuchel, en la rueda de prensa del día siguiente al ataque se mostró muy crítico con la decisión tomada por la UEFA y explicó que si los que habían decidido jugar solo 24 horas después de la explosión hubiesen estado en el bus no hubieran tomado esa decisión.

Marc Bartra, después de la operación, estaría varios meses fuera de baja, pero finalmente pudo volver a competir unos meses después y fue ovacionado por el Signal Iduna Park en un emotivo reencuentro del jugador con la afición y el fútbol.

Fuente: spox

Una de las pocas imágenes bonitas que nos dejó este suceso fue la gran amabilidad y hospitalidad de la gente de Dortmund, que generó un movimiento esa misma tarde del accidente para que los aficionados del Mónaco no tuvieran que pagar ningún hotel ni volver a Francia.

Anuncios

A través de Twitter, los aficionados locales ofrecieron comida y una cama para poder pasar la noche. Este suceso nos dejó imágenes preciosas entre las dos aficiones que dejaron a un lado la rivalidad y mostraron su lado más solidario.

Fuente: El periódico

Al final todo resultó un susto y nadie resultó herido de gravedad, pero el miedo que pasaron los jugadores del Dortmund no se les olvidará nunca.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: