Ocho años de la histórica remontada del Dortmund en Champions League

Hoy hace ocho años, en el Signal Iduna Park se iba a vivir una de las noches más emocionantes e inolvidables en la historia del club alemán en la máxima competición europea.

El Dortmund de Klopp se enfrentaba al Málaga de Pellegrini en la vuelta de los cuartos de final de la UEFA Champions League tras empatar a cero goles en La Rosaleda en el partido de ida.

El Dortmund acabó clasificándose a las semifinales de la competición tras un final de infarto y lleno de polémicas que a día de hoy aún se siguen comentando.

Anuncios

Tras un primer gol de Joaquín y un posterior tanto de Lewandowski, a falta de ocho minutos para la conclusión del partido, Eliseu anotó para los locales dejando caer un jarro de agua fría sobre el campo y dejando al Málaga rozando unas semifinales que hubiesen sido históricas.

Fuente: RTVE.es

El segundo tanto visitante también ha traído mucha polémica y quejas, sobretodo por parte de la afición alemana, ya que el brasileño anotó en fuera de juego.

El Dortmund necesitaba dos goles en menos de diez minutos para estar en las semifinales, una tarea que parecía imposible pero tras más de cinco minutos de acoso total sobre la portería defendida por Caballero, consiguieron lo Impensable.

Primero Reus en el 91′ a pase de Santana y después Santana en el 93′ desde la misma línea de gol hicieron posible la clasificación a las semifinales haciendo que el estadio y la ciudad entera enloqueciera con el gol que daba el pase a los locales tras una noche de locura máxima en el Westfalenstadion.

A día de hoy, el gol de Santana aún deja que hablar, ya que en la acción del gol hay hasta dos fuera de juegos de dos jugadores del Dortmund que no se señalaron.

El Dortmund logró lo que parecía imposible, anotar dos goles en menos de diez minutos para poder pasar de ronda y colarse en las semifinales de la máxima competición europea.

Fuente: rurhnachrichten.de
Anuncios

En la siguiente ronda se toparon con el Madrid, y gracias a otra noche mágica en el Westfalenstadion con una aplastante victoria por 4-1 con poker de Lewandowski le permitieron acceder a la final de la Champions por segunda vez en su historia. Por desgracia, el club germano perdería la final ante el Bayern, su eterno rival, por dos goles a uno.

Ocho años de una noche que nunca se olvidará en la ciudad alemana y siempre será recordada como una de las noches más épicas y emocionantes de la historia del club en la máxima competición europea.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: