Incertidumbre en Lleida tras dejar atrás el mes de Febrero

El Lleida Esportiu encarrila el último tramo de la primera fase regular de Segunda División con incertidumbre tras un Febrero con muchos altibajos. Los leridanos han vivido el peor mes des de que empezó el campeonato consiguiendo tres puntos de los quince posibles, números que a falta de cuatro jornadas los colocan sextos a cuatro puntos del objetivo, la tercera plaza.

Jugadores del Lleida Esportiu entrenando bajo la lluvia.

Empezaba febrero con la opción de seguir mirando arriba y afianzarse en la zona de Play-Off que ya ocupaban tras haber ganado al Hospitalet y Badalona las dos anteriores jornadas pero llegó febrero para arrollar la ilusión de la afición del Lleida. El día seis de febrero los jugadores dirigidos por Molo visitaban el Municipal de Llagostera con la intención de seguir terceros en solitario, pero no se cumplieron las predicciones y el conjunto de la Terra Ferma perdió por la mínima a domicilio, empezando así la mala dinámica que lleva el Lleida a día de hoy.

13 de Febrero, opción para dar un golpe sobre la mesa como locales, pero no fue así. El filial del RCD Espanyol viajó a Lleida sabiendo lo que se jugaban y sacaron el partido adelante a su manera. Cero a tres a favor de los periquitos y estos salían de la zona de descenso, en contra, el Lleida salía de las posiciones de Play-Off tras la victoria del Badalona.

El Lleida necesitaba cambiar los resultados y así fue, la expedición leridana viajó el 23 de Febrero a Cornellà con una única opción, ganar. Así fue, un único gol de Marc Martínez a balón parado le dio los tres puntos al cuadro de Molo que volvía ha acercarse así a los tres primeros. Tres puntos de oro que valían mucho si se puntuaba la jornada siguiente, algo que no pasó.

Gol de Marc Martínez contra el Cornellà.

El Lleida recibía al Barça B al Camp d’Esports sabiendo que quien ganase el encuentro se iba a colocar tercero en solitario ya que los resultados de los otros equipos acompañaban. Pues un gol en fuera de juego, posterior a una falta sobre José Ruiz, subió al marcador, colocando al filial culé como tercer clasificado con 26 puntos. Los locales, caían hasta la sexta plaza, la que ocupan ahora mismo con 22 puntos a cuatro del Barça B.

Jugadores del Lleida Esportiu defendiendo un córner a favor del Barça B.

Así pues, el Lleida Esportiu cerró el pasado domingo el mes más importante de la temporada con una nota muy por debajo del mínimo que pide el objetivo. Tras la derrota contra el Espanyol B el presidente bajó a Rueda de Prensa a decir que se tenía de cambiar el comportamiento, el juego y el compromiso de algunos miembros del club. Estos cambiaron y se pudo sumar los tres puntos en Cornellà, pero la pasada jornada, más de lo mismo, derrota contra un filial habiendo podido marcar tres veces, dejando una versión triste y apagada de un equipo que tendría de aspirar a más.

Personalmente, defino el mes de Febrero como desastroso en Lleida. Quedan cuatro jornadas y esto aún no ha terminado, cuatro finales y dos de ellas contra rivales directos. Conseguir once de los últimos quince puntos en juego significaría un salto muy grande en la tabla y también en motivación para encarar la segunda fase con buen pie. El Marzo lo decidirá todo.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: