Thomas Tuchel: nueve partidos, muchos aciertos

El Chelsea marcha quinto en la Premier League 20/21 tras empatar 0-0 ante el Manchester United y está a un punto de puestos de Champions League. Quizá el motivo por el cual el compilado londinense está en boca del mundo futbolero sea radique en la reciente incorporación de Thomas Tuchel, ex entrenador del Paris Saint Germain, y el nuevo modelo de juego que viene poniendo en práctica con sus nuevos dirigidos.

El empleo de los números puede ayudarnos a comprender, en este caso, que el Chelsea, desde la contratación de Thomas Tuchel, es un equipo mucho más confiable: nueve partidos que se traducen en seis victorias y tres empates. El compilado londinense no ha conocido la derrota en este nuevo ciclo pero, además, acumula siete vallas invictas habiendo disputado partidos duros como ante Tottenham y Manchester United en la Premier League, y Atlético de Madrid en la Champions. En definitiva, y aunque las estadísticas nos colaboren a reconocer un gran trabajo en tan poco tiempo desde el plano resultadista, las sensaciones en el terreno de juego siguen siendo muy positivas; el equipo desprende confianza y compite a un nivel muy elevado.

Una de las claves del entrenador germano ha tenido que ver con la inclusión de algunas piezas que, durante la etapa de Frank Lampard, no venían siendo muy tenidas en cuenta. Por ejemplo, en su segundo partido dirigido, Thomas Tuchel apostó por Marcos Alonso como titular en la posición de carrilero izquierdo. El español, que venía de ser relegado y cuyo futuro parecía lejano al club, volvió a jugar luego de muchos meses y su actuación fue tan destacada como su regularidad en los partidos que llegaron posteriormente. Otro caso similar es el de Jorginho, que con el técnico inglés no fue muy tomado en cuenta (solo jugó tres partidos completos de dieciocho bajo su mando y fue suplente en ocho oportunidades) y con el alemán está tomando un papel capital en la mitad de la cancha, brindando muy buenas presentaciones y siendo vital a la hora de gestionar el juego junto a los centrales y superar las primeras presiones del adversario.

Tuchel instó a traer un defensor 'increíble' al Chelsea en el golpe de  verano | EzAnime.net

No solo ha activado a algunos que parecían perdidos, sino que también ha motivado y potenciado a aquellos que no solían ser tan fundamentales en la estructura del equipo, tal es el caso de Antonio Rüdiger —a día de hoy muy asentado en el once titular; firme en defensa y clave en la salida de balón y para girar el juego—, Mateo Kovacic —es el pivote titular desde la llegada del alemán, una garantía en cada entrega y una máquina de romper líneas en conducción o mediante pases verticales—, César Azpilicueta —sellado como stopper derecho, con mucha participación en ofensiva ya sea en salida desde atrás o en proyecciones por la banda— o Kepa Arrizabalaga —cada vez tiene más oportunidades para recuperar su nivel y se le nota con ánimos diferentes—. Y es por eso que, en este sentido, Thomas Tuchel viene demostrando que es un entrenador capaz de incentivar el desarrollo futbolístico y mental de los suyos. Todas las piezas son importantes.

La flexibilidad en cuanto a la utilización de los futbolistas es otra de las características de este nuevo Chelsea. Aunque Mateo Kovacic es fijo en el doble cinco que emplea en su 3-4-2-1 (con variante a 3-4-1-2), el alemán ha demostrado que, dependiendo del rival, del plan de partido y de las particularidades que demande el encuentro, puede permitirse jugar con los elementos que dispone para escogerle un acompañante de eje al croata. Si el partido requiere de mayor control de la pelota, salidas más elaboradas, saltear presiones y un ritmo no tan elevado, el compañero será Jorginho. En cambio, si lo que se necesita es mayor cantidad de recuperaciones, despliegue físico y trabajo sin pelota, N’Golo Kanté será el titular. No solo en esa posición del campo puede permitirse escoger determinados futbolistas de acuerdo al partido, también lo ha hecho con el carrilero derecho (Callum Hudson-Odoi para mayor vértigo en ataque y Reece James para mayor fiabilidad defensiva), con el centrodelantero (Olivier Giroud si se precisa juego de espaldas y fijar a centrales rivales y Tammy Abraham si la movilidad es una carencia) y hasta con los centrales (habiendo sufrido la pérdida de Thiago Silva, Andreas Christensen viene cumpliendo muy bien en su lugar).

Chelsea 2-0 Newcastle LIVE! Premier League result and Tuchel reaction as  Werner ends goal drought in win | Evening Standard

Si bien el Chelsea está en una fase de reconstrucción futbolística, algunas cosas nunca cambian. Y este es el caso del mejor jugador que posee en la actualidad: Mason Mount. El mediocampista —que había brillado bajo la dirección técnica de Frank Lampard— viene dejando auténticas exhibiciones cada semana, haciendo valer su presencia e incluso contagiando a los demás con su personalidad, pero sobre todo con su fútbol. A medida que pasan los partidos está más fino y exprime todavía más sus virtudes, dejando claro que su techo es muy alto y que es uno de los hombres imprescindibles para el director técnico germano. Y es que su capacidad para detectar, interpretar y explotar los espacios le viene fenomenal a la actual estructura ofensiva del equipo y sus cualidades asociativas y juego entre líneas lo convierten en uno de los futbolistas más peligrosos de la actual liga inglesa. Definitivamente, todas estas características son mucho decir para un jugador de apenas veintidós años: su futuro podría ser extraordinario.

Pensando en un mañana inmediato, a Thomas Tuchel y su Chelsea les esperan duelos muy importantes para aumentar la confianza y seguir demostrando un gran nivel. Liverpool, Everton y Leeds serán sus próximas citas en la Premier League durante este mes, en un calendario muy apretado, y la vuelta de los octavos de final de la UEFA Champions League ante el Atlético de Madrid está al caer. A largo plazo, los retos probablemente sean conseguir la clasificación a la próxima edición del máximo certamen a nivel continental y hacer un buen papel en la actual.

Por último y en cuanto a futbolistas, el entrenador alemán tiene algunos objetivos a cumplir. Buscará, por fin, recuperar el rendimiento de sus compatriotas recién llegados, Timo Werner y Kai Havertz, que todavía no terminan de despuntar —sobre todo el segundo— como jugadores cien por cien Premier League. Será una tarea difícil, porque el cambio de liga les ha golpeado, pero al tratarse de jugadores de tal jerarquía y calidad individual y que además corren con la ventaja de la juventud y el margen de mejora, Tuchel puede permitirse confiar en un plan que los adapte y regrese a su máximo nivel.

Timo Werner avisa al Atlético de Madrid y el Chelsea se pone quinto en la  Premier League | Fútbol | Deportes | El Universo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: