Crónica: El Mirandés vence pero no convence

Paso de gigante para el CD Mirandés tras vencer al Málaga CF por 1-0 en el partido que cerraba la jornada 27. Un solitario tanto de Vivian en un paupérrimo partido de los rojillos, donde el gol fue el único acercamiento peligroso, destrozó todas las ilusiones del conjunto de Sergio Pellicer, dueño absoluto del choque.

Los visitantes llevaron el peso de la disputa durante toda la primera mitad, avasallando al Mirandés y dando un auténtico recital. Los rojillos no aparecieron sobre el terreno de juego hasta el descanso y la mejor noticia para ellos fue el resultado de 0-0 al final de los primeros 45 minutos. Y es que, inexplicablemente, los boquerones no consiguieron abrir la lata a pesar de las incontables oportunidades.

Luis Muñoz tenía la primera de muchas en una jugada algo trastabillada dentro del área. La acción comenzaba con el centro raso de Yanis desde línea de fondo al que no llegaba a rematar Mejías, pero sí lograba dejárselo de cara al ya nombrado Luis Muñoz para que rematase desde el punto de penalti y su tiro, desviado por un jugador del Mirandés, se marchase directo al palo derecho de Lizoaín. Pocos minutos después, probaba suerte Joaquín con un chut que se iba lamiendo el palo.

Volvía a tener una clarísima el Málaga en la cabeza de Pablo Chavarría. Centro de Yanis desde la izquierda al segundo palo y el delantero argentino, ganando la posición a Berrocal y Carlos Julio, cabeceaba al segundo palo. El cabezazo era repelido por Lizoaín, pero el balón se quedaba muerto y aparecía providencial bajo palos Vivian para cortar el remate a puerta vacía de Jozabed. De nuevo Vivian, muy atento y concentrado en todo momento, sacaba otro balón, esta vez a Yanis, debajo de los palos, pero la jugada quedaba invalidada por fuera de juego.

Un Yanis que tendría otra ocasión al filo del descanso, con un zurdazo desde la frontal del área que se cruzaba demasiado y salía por línea de fondo. Vicandi Garrido señalaba el ecuador, algo que agradecían enormemente los jabatos, que habían logrado aguantar la tormenta malaguista. Algo debía cambiar en la escuadra de José Alberto López, ya que el Málaga estaba siendo tremendamente superior.

No parecía cambiar demasiado el guion del choque en la segunda mitad, aunque sí es cierto que los visitantes ya no gozaban de un dominio tan apabullante. A pesar de ello, los pupilos de Sergio Pellicer seguían llevando todo el peligro hacia el campo rojillo. Por otra parte, el Mirandés estaba algo mejor plantado sobre el terreno de juego, intentando un juego más fluido, pero manteniéndose muy lejos de su mejor versión.

Pasaban los minutos y el protagonismo pasaba al centro del campo. El Málaga, un tanto más impreciso que antes. Los locales, en su línea de partido pobre. Todo se inclinaba hacia un empate o, con un poco de acierto, una victoria boquerona, que seguía buscando el premio con internadas por las bandas. Sin embargo, como bien dice el dicho, quien perdona, lo acaba pagando. Eso le ocurrió a la zaga blanquiazul, que sufrió lo que nadie esperaba, un revés muy cruel.

Fue, precisamente, el mejor jugador del Mirandés quien anotó. El verdugo del Málaga en esta fría noche en Miranda de Ebro. El que sacó dos remates bajo palos, desbarató otras tantas ocasiones y lesionó a Chavarría. Daniel Vivian aprovechaba una falta lejana lateral y remataba, en un semifallo, con la diestra. El esférico tomaba una trayectoria inesperada y se colaba muy despacio en el segundo palo. Sólo hacía falta ver las expresiones de los futbolistas del conjunto andaluz para entender la situación, y con razón. La única llegada de los mirandesistas acababa en gol.

Con poco tiempo de reacción, Pellicer introdujo un triple cambio en busca del empate a la desesperada. No obstante, el Mirandés obtuvo fuerzas renovadas con la diana y no concedió nada a su rival, volcado arriba. Los boquerones, incapaces de igualar el choque, pero sin bajar los brazos hasta el final. Tan sólo lo hicieron cuando el colegiado señaló el final de un partido muy cruel para un Málaga que se va de vacío de tierras castellanas. Mucho que reflexionar en el vestuario de su rival, que se llevaron los tres puntos pero con sensaciones paupérrimas; lo mejor para los burgaleses, el resultado.

Ficha técnica

CD Mirandés: Lizoaín; Víctor Gómez, Vivian, Berrocal, Carlos Julio; Javi Muñoz, Meseguer (Álex López 61′), Pablo Martínez, Jirka, Djouahra (Genaro 78′); Cristo (Barco 90′).

Málaga CF: Dani Barrio; Alexander González, Mejías (Julio 81′), Juande, Matos; Luis Muñoz (Ramón Enríquez 71′), Escassi, Jozabed (Jairo 81′), Joaquín (Orlando Sá 81′), Yanis; Chavarría (Caye Quintana 66′).

Goles: 1-0 Daniel Vivian (73′).

Colegiado: Vicandi Garrido (comité vasco). Amonestó a los locales Carlos Julio, Djouahra y Álex López y al visitante Orlando Sá.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 27 de la Liga SmartBank, disputado en el Estadio Municipal de Anduva.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: