Previa: La Dea frente a la Cibeles, primer asalto

Los octavos de final de la Uefa Champions League suelen acoger duelos entre clubes de magnitudes bastante distantes, por aquello de que los primeros se enfrentan a los segundos, salvando algún desliz de un grande en fase de grupos. En esta ocasión, la modesta y siempre entretenida Atalanta plantará cara al gigantesco (con G de Goliat) Real Madrid.

El Stadio Atleti Azzurri d’Italia (Gewiss Stadium a efectos prácticos pero no en Europa por la política antipublicitaria en los nombres de los campos) albergará el que posiblemente sea el mayor duelo de sus locales en el mismo, ya que la ronda de octavos del pasado año tuvo que disputarse en San Siro (ante otro español como lo es el Valencia) y los cuartos tuvieron lugar en Lisboa, siendo ésta sede única.

En esos cuartos son la cota más alta alcanzada por los bergamascos, donde fueron apeados por el Paris Saint-Germain en una fatídica noche de agosto, pues se encontraban por delante en el marcador llegado el minuto noventa y dos goles, de Marquinhos y Choupo-Moting, hicieron añicos los sueños italianos.

Anuncios

Este año, a pesar de la marcha del Papu Gómez en el mercado invernal, han reforzado su capacidad goleadora gracias a la mejora de Luis Muriel (que ya sabe lo que es vencer al Madrid, con el Sevilla), quien es el jugador que menos minutos necesita para marcar (53.45). Catorce tantos que, sumados a los otros catorce de Duván Zapata forman una gran cifra para acrecentar la fiabilidad del divertido sistema de los de Gasperini, quintos en la Serie A a diez puntos del líder y siendo finalista de la Coppa Italia.

Precisamente, Gian Piero Gasperini se ha pronunciado en la previa del choque, asegurando entre otras cuestiones que estaría más preocupado si Zinedine Zidane disputase el partido. Sin embargo, no se fía de las bajas madridistas, las cuales son numerosas, mientras que ellos solo tienen a Hans Hateboer en el dique seco. El preparador también le cedió la condición de favorito a su oponente, pero afirmando que irán a por lo suyo.

Por su parte, el Real Madrid vuelve a la competición del balón estrellado, especialidad en Concha Espina a pesar de haber vislumbrado ciertas dudas en la fase de grupos de la misma, donde tras un accidentado comienzo logró el pase como primero.

No parece ser la mejor temporada de la historia reciente merengue, pero a pesar de ello está remontando el vuelo a costa de Barcelona y Atlético de Madrid, cuyos rendimientos vienen devaluándose, estando el liderato de LaLiga Santander cada vez más cerca del vigente campeón.

En términos continentales, es innegable que los blancos presentan un ADN ganador cada vez que se visten con la escarapela de las trece Copas de Europa. A pesar de ello, en sus dos últimas participaciones en octavos de Champions han caído eliminados, por Ajax y Manchester City, lo que empieza a preocupar a la hinchada madrileña, siendo esta competición su predilecta.

Son conscientes de la dificultad del duelo. A los avisos recibidos se suman por ejemplo el de Radici, exdirector deportivo de la Atalanta o el de Luis Alberto, el centrocampista español de la SS Lazio, quien se ha enfrentado en numerosas ocasiones a los de negro y azul.

Karim Benzema Eden Hazard, Sergio Ramos, Marcelo, Éder Militao, Dani Carvajal, Álvaro Odriozola, Fede Valverde y Rodrygo Goes. Ésas son las numerosísimas bajas de los visitantes, siendo algunos de ellos de capital importancia en los planes de Zizou.

Poco más intercederá entre entonces y el comienzo del partido, que será decretado por Tobias Stieler (alemán) a las 21:00 horas del miércoles 24 de febrero, estando asistido por Sandro Schärer desde el VAR.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: