Las claves del Atlético de Madrid-Chelsea

El Atlético de Madrid de Diego Pablo Simeone recibirá este martes al Chelsea de Thomas Tuchel en un partido que promete ser de los más interesantes en este regreso de la UEFA Champions League. El conjunto español llega al encuentro como líder de La Liga, pero con un mal sabor de boca habiendo perdido el último partido ante el Levante en condición de local por un marcador final de 0-2. El compilado londinense, en cambio, se halla quinto clasificado en la Premier League a dieciséis unidades del puntero, y empató ante el Southampton como visitante el fin de semana. ¿Cuáles serán las claves del duelo en el Estadio Arena Nacional de Bucarest?

Los poderíos ofensivos

Que este cotejo se presente como uno de los más prometedores puede explicarse a través de la calidad y jerarquía individual de los equipos en términos ofensivos. Tanto el Atlético de Madrid como el Chelsea disponen de elementos capaces de darle la vuelta a un resultado a partir de sus propias cualidades y características técnicas en el momento de atacar.

Atlético de Madrid

Por el lado del equipo español, Diego Pablo Simeone cuenta con el máximo anotador de La Liga. Luis Suárez se ha convertido en elemento fundamental para el técnico argentino, que ha encontrado en el uruguayo la pieza que le faltaba para capitalizar sus ataques y agregar la cuota goleadora a un equipo que carecía de la misma. Esta temporada, el artillero de treinta y cuatro años debió haber marcado once goles de acuerdo a la estadística de los goles esperados, y ha anotado dieciséis. De esta manera, su producción goleadora ha sido de cinco dianas por encima de lo que, según la calidad de sus disparos, debió ser.

La finalización de los ataques no es lo único destacable a nivel ofensivo para el Atlético de Madrid esta temporada: el Cholo ha cambiado el sistema y ha adaptado a sus futbolistas a diversos roles que favorecen —a modo de ciclo— las virtudes de cada uno. Marcos Llorente quizá sea el jugador con mayor relevancia en términos de acercar al equipo al área contraria (beneficiando el juego de Luis Suárez); acumula ocho goles y nueve asistencias esta campaña, pero más allá de su valor numérico, su peso en el equipo radica en la capacidad de gestar cada ataque y crear ocasiones de peligro. La manera en la que el compilado rojiblanco utilice la sociedad entre el charrúa y el español probablemente sea la llave para una primera victoria en casa.

Mapa de calor de Marcos Llorente.
Fuente: SofaScore.

Por último, esta ida de la eliminatoria será una gran oportunidad para futbolistas como João Félix o Thomas Lemar. El portugués ha marcado seis tantos y brindado cuatro asistencias esta campaña (xG 5,51; xA 3,73) mientras que el francés —que regresa a la convocatoria luego de recuperarse del covid-19— acumula una diana y un pase gol. Será un escenario complejo para ambos, pero podrán demostrar su valía en una competición en la que los jóvenes que dominarán la próxima generación del fútbol mundial están despuntando. Además, les servirá a modo de corona de su buena temporada, en la que están siendo de mucha utilidad para que funcione la estructura ofensiva de Diego Pablo Simeone.

Chelsea FC

El dominio del equipo de Londres en materia ofensiva no es ninguna novedad. El Chelsea cuenta, por nombres propios, con uno de los ataques más imponentes del fútbol inglés. Timo Werner, Tammy Abraham, Hakim Ziyech, Olivier Giroud, Kai Havertz, Callum Hudson-Odoi y Christian Pulisic son delanteros muy diferentes, pero cada uno es capaz de aportar —desde su posición y comportamiento en el terreno de juego— matices distintos y muy interesantes. Quizá esta campaña para las nuevas incorporaciones del mercado no esté siendo la mejor —Werner lleva cinco goles (xG 9,75) y Havertz y Ziyech uno cada uno— pero es cierto que la presencia (sobre todo del primero) en el campo es muy importante para desarrollar el plan de juego impuesto por Thomas Tuchel, en el que se les exige una constante intervención en términos de desmarques de apoyo y rupturas al espacio. Este concepto táctico probablemente sea una de las claves para intentar romper el bloque defensivo siempre férreo del Atlético de Madrid: los ataques del Chelsea deberán ser dinámicos y móviles tanto con los futbolistas que lleven la pelota como con aquellos que la vayan a recibir.

Uno de los aspectos clave de la fase ofensiva del conjunto de Thomas Tuchel es la relevancia de los carrileros. En este sistema de tres centrales que el alemán ha implementado desde su arribo a Stamford Bridge, tanto Marcos Alonso por izquierda como Callum Hudson-Odoi por derecha han sido pilares importantísimos para brindarle amplitud al equipo y perfeccionar los ataques. El regreso del español al once titular ha sido sorpresivo, sobre todo por su regularidad y aporte cargando el área contraria. El inglés también ha demostrado que tiene nivel para mantenerse como uno de los jugadores a tener muy en cuenta para el entrenador: a pesar de jugar condicionado en el costado derecho, sus desbordes y desequilibrio siguen siendo una de las cartas más peligrosas del Chelsea en ataque posicional.

Por último, el factor diferencial de la visita esta temporada está siendo Mason Mount. El joven canterano ha dado un paso al frente todavía mayor al que había dado bajo la dirección de Frank Lampard. Ha marcado cuatro goles y dado tres asistencias en lo que va de curso, pero su relevancia en fase ofensiva está siendo absoluta. Cada partido es un festival de pases al espacio y de recepciones entre líneas, además de que junto a Thomas Tuchel parece haber encontrado su lugar en el terreno de juego: la posición de enganche. Allí, enseña todo su repertorio de recursos técnicos y conceptuales, entregando gran cantidad de habilitaciones con ventaja a sus compañeros y siendo amenaza constante a espaldas del mediocampo contrario. Dependerá mucho el Chelsea del partido que el inglés tenga en Bucarest para evaluar sus chances en la eliminatoria.

Mapa de calor de Mason Mount.
Fuente: SofaScore.

Las bajas del partido

Ambos conjuntos presentan ausencias muy dolorosas para encarar este encuentro. Jugadores que son importantísimos para desarrollar sus sistemas pero que, lamentablemente, no podrán estar disponibles por una razón o por otra en el Estadio Arena Nacional.

Por parte del Atlético de Madrid, claramente más golpeado que el adversario, José María Giménez, Yannick Carrasco, Sime Vrsaljko, Kieran Trippier y Héctor Herrera estarán definitivamente fuera del encuentro. El primero es una baja crucial para el centro de la defensa; el uruguayo sufrió este fin de semana una nueva lesión que vuelve a dejarlo fuera de las canchas y, por lo tanto, se espera que Diego Pablo Simeone alinee a Felipe en su lugar. Continuando con las bajas de la retaguardia, la ausencia de Kieran Trippier viene significando mucho para el compilado colchonero desde que se puso en vigencia su suspensión: el futbolista inglés era vital a la hora de activar compañeros con su pie diestro, sobre todo a Marcos Llorente, y su importancia en materia de pases profundos y habilitaciones era clave para que el plan ofensivo del Cholo funcionase. Por último, Yannick Carrasco también merece una mención especial; el belga había regresado enchufadísimo de China y, como carrilero en banda izquierda, venía mostrando una versión muy distinta a la que se le vio en su primer ciclo en el equipo madrileño. El Atlético de Madrid intentará compensar su baja alineando nuevamente a Renan Lodi en su posición.

Imagen

En el Chelsea, Thomas Tuchel ha confirmado la ausencia de Thiago Silva. El central brasileño sigue lesionado y no ha podido recuperarse para encarar el partido en Bucarest. Es una de las bajas más sensibles que el director técnico alemán podía sufrir, puesto que en los últimos partidos se había notado su falta: ningún otro zaguero Blue había podido suplir su destacada calidad técnica para sacar la pelota jugada y construir desde atrás, así como tampoco su dominio en el juego aéreo. Sin embargo, hay buenas noticias para el compilado londinense: recupera a Kai Havertz y Christian Pulisic como alternativas para el frente de ataque.

Los duelos en el mediocampo

Este partido de ida de los octavos de final entre Atlético de Madrid y Chelsea nos podrá regalar duelos muy interesantes en la mitad de la cancha. Es sabido que el conjunto de Thomas Tuchel (que ha priorizado el uso de los sistemas 3-4-2-1 y 3-4-1-2 desde su llegada) juega con un doble pivote encargado de gestar los ataques y construir las jugadas desde la base: Mateo Kovacic y Jorginho han sido inamovibles, aunque N’Golo Kanté también demostró tener un buen nivel cuando le tocó tener minutos. El croata viene teniendo presentaciones impresionantes, repletas de precisión en corto, también en largo cuando es necesario y arriesgando pases verticales que no eran habituales bajo el mando de Frank Lampard, así como también en conducción hacia el área. Su figura es tan relevante como la del italiano, que está teniendo un protagonismo impresionante con la pelota en los pies, siendo el encargado de superar las presiones y de darle control al equipo desde los primeros pases.

Por el lado del Atlético de Madrid, lo más probable es que Diego Pablo Simeone también decida que su equipo salga al terreno de juego con un doble pivote que conformen Geoffrey Kondogbia y Koke. Este último quizá sea la pieza clave del mediocampo del Atlético de Madrid; otro de los futbolistas de los que el técnico argentino no puede permitirse prescindir. Su precisión en el pase desde la salida, su relevancia en los primeros pases y la claridad con la que mueve la pelota es siempre fundamental para esta nueva versión del compilado colchonero junto a Marcos Llorente y Luis Suárez.

Mapa de calor de Koke.
Fuente: SofaScore.

La solidez de las defensas

Hemos mencionado al poderío ofensivo y a los duelos en el centro del campo como dos de las claves del duelo entre Atlético de Madrid y Chelsea. Sin embargo, las defensas en el Estadio Arena Nacional de Bucarest tendrán también una relevancia muy alta.

El Atlético de Madrid, que siempre se ha caracterizado por mantener una estructura férrea, encara el partido en el peor momento defensivo de la temporada. El equipo ha sufrido un bajón importante que se ve reflejado en los números: lleva siete partidos encajando goles de manera consecutiva (el peor registro desde que Diego Pablo Simeone es su entrenador) sufriendo diez dianas en dicho periplo. Además, también ha comenzado perdiendo en cinco de los últimos encuentros por La Liga. Sin embargo, sigue siendo el equipo con menos tantos en contra en lo que va de campaña en la competición española (dieciséis), el primero en xGA (goles en contra esperados) —ha encajado dieciséis aunque, de acuerdo a la estadística, debió haber recibido 18,83— y, además, si existe un punto en el juego del cual se puede dudar poco del compilado colchonero, ese es el compromiso defensivo en bloque y la solidaridad de los jugadores entre sí al momento de defender su arco.

El conjunto de Thomas Tuchel, en cambio, ha defendido la mayoría de sus partidos mediante la tenencia de la pelota. Cuando la ha perdido, no ha mostrado grandes dificultades, pero sí un par de desconexiones colectivas (sobre todo en el último encuentro ante el Southampton) en algunas acciones aisladas. Sin embargo, desde el debut del entrenador alemán apenas ha encajado dos goles y todavía no ha conocido la derrota. Como el único partido importante a nivel de exigencia defensiva ha sido la victoria por 0-1 ante el Tottenham, esta prueba ante el Atlético de Madrid será clave para, sin la presencia de Thiago Silva, demostrar que por fin ha alcanzado la solidez en la retaguardia.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: