Crónica: El Mirandés se atasca en el Toralín ante una Ponferradina muy superior

Importantísima victoria de la Deportiva por 1-0 en tierras leonesas frente a un Mirandés que no estuvo cómodo sobre el terreno de juego en ningún momento. Los bercianos, con este triunfo, dan un paso de gigante hacia la permanencia y lo que surja.

En la primera mitad, igualdad máxima. Ninguna de las dos zagas quería conceder nada a su rival y el choque se resumía en un toma y daca constante, con posesiones vacías en el centro del campo y pérdidas en zona de tres cuartos. Las defensas se imponían a los atacantes y el encuentro, que se esperaba más vistoso, no acababa de coger color. La peor noticia, sin duda, fue la lesión de un Javi Jiménez que ya llegaba entre algodones y tuvo que ser sustituido por Letic a la media hora tras una torcedura en el tobillo izquierdo en una mala caída.

Mientras tanto, el conjunto de Jon Pérez Bolo iba de menos a más a medida que transcurrían los minutos. Paris Adot tenía en sus botas al filo del ecuador el primer acercamiento con peligro de la disputa con un remate raso desde la frontal del área que detenía sin problemas Lizoaín. Llegaba el descanso con empate a 0 en el electrónico y con una Deportiva superior a su contrincante.

José Alberto López metía a Jackson en sustitución de un apagado Simón Moreno en busca de algo más de dinamita en ataque, algo que no consiguió a la larga. De hecho, fue el bloque local el que salió en tromba en la segunda parte. Avisaba primero Curro con un tiro que se marchaba alto, y hacía lo propio Valcarce con un cabezazo en un saque de esquina que se marchó lamiendo el palo. Perdonó dos el equipo blanquiazul y a la tercera no falló. Sielva aprovechaba el centro desde la izquierda para cabecear al segundo palo y anotar el primer y único tanto de la noche.

Parecía que quería despertar de su letargo la zaga rojilla después del jarro de agua fría, pero nada más lejos de la realidad. Los bercianos tumbaron cualquier amago de reacción de los jabatos. Ni Iván Martín, ni Djouahra, ni Javi Muñoz. Ninguno de los hombres con peso en la sala de máquinas mirandesista tuvo su día. Todo lo contrario en el plantel de Jon Pérez Bolo, muy cómodo y sin sufrir peligro alguno.

Por si no fuera poco, el choque acabó de torcerse para el Mirandés con la expulsión de Iván Martín. Prieto Iglesias mostraba la roja directa al jugador bilbaíno tras un intercambio de palabras del extremo con el linier. Si los rojillos lo tenían todo cuesta arriba, ahora lo tenían mucho peor. De hecho, era la Ponferradina quien continuaba llevando el peso del partido y disponía de las ocasiones. Los jabatos no eran capaces de superar a su rival; por mucho que quisieran, no conseguían llegar al área berciana y no tuvieron ni un disparo a puerta.

Tras un pequeño lío y varias tarjetas mostradas a futbolistas del Mirandés por las quejas en el descuento, el colegiado navarro señalaba el final de la disputa. La Ponferradina, muy sólida y muy superior, se quedaba con los tres puntos y ya mira de reojo la zona de playoff. La antítesis, el Mirandés, que disputó uno de los peores partidos del presente curso y, además de irse de vacío, pierde el golaverage con un rival directo.

Ficha técnica

SD Ponferradina: Caro; Paris, Pascanu, Amo, Moi Delgado; Sielva, Aguza (Juergen 63′), Larrea, Curro (Doncel 90+2′), Valcarce; Yuri (Romera 84′).

CD Mirandés: Lizoaín; Genaro, Vivian, Trigueros, Javi Jiménez (Letic 30′); Javi Muñoz, Meseguer (Álex López 62′), Pablo Martínez (Cristo 62′), Iván Martín, Djouahra (Barco 81′); Simón Moreno (Jackson 45′).

Goles: 1-0 Sielva (53′).

Colegiado: Prieto Iglesias (comité navarro). Amonestó al local José María Amo y a los visitantes Meseguer, Cristo y Trigueros. Expulsó al visitante Iván Martín.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 26 de la Liga SmartBank, disputado en El Toralín.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: