Un despido que vale un riñón

Los malos resultados del Tottenham se ciernen sobre José Mourinho que ya no tiene el visto bueno de la directiva que ya piensa en un posible relevo si la temporada no acaba de la mejor manera. 

El Tottenham no está pasando por su mejor momento en la temporada, no se encuentran ni en puestos de Europa League y cayeron ante el Manchester City dando una imagen de equipo inferior, inocente y sin plan de ataque lo que ha producido la aparición de rumores sobre el cambio de entrenador a final de temporada si Mou no consigue meter a su equipo en Champions. 

Según las informaciones de Daily Mail, Daniel Levy no se ha planteado un cambio a mitad de temporada por dos razones: un recambio a mitad de temporada puede ser el fin de las aspiraciones europeas de los Spurs y el precio del despido es muy alto ya que el portugués firmó hasta 2023. Teniendo en cuenta las dificultades económicas del Tottenham incluso en una situación normalizada, no sería muy inteligente despedir a uno de los entrenadores mejor pagados del mundo, el luso cobra 15 millones de libras por temporada. Dicha indemnización por despido rondaría los 16 millones de euros, una auténtica locura teniendo en cuenta las exigencias económicas del club en estos momentos 

Como posibles sustitutos el rotativo británico da dos nombres. Uno es Julian Naggelsmann, entrenador del RB Leipzig. El alemán será uno de los managers más cotizados del próximo mercado ya que varios grandes de Europa como Real Madrid o FC Barcelona pelearán por él debido a sus estancados proyectos deportivos. El otro nombre que proporciona el medio inglés es Brendan Rodgers, actual coach del Leicester City al que Levy tiene en gran estima. Sería un gran desafio la llegada del nacido Carnlough ya que es todo un emblema en la entidad Fox a la que ha devuelto a las más altas cotas en apenas 2 años en el cargo.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: