El Lugo llega al Tartiere en el peor momento de los carbayones

Visita delicada la del conjunto gallego al templo azul este lunes a las nueve de la noche. El Oviedo recupera a Ziganda en el banquillo buscando cambiar la mala dinámica del equipo, que lleva más de seis jornadas sin conocer la victoria.

UNA “SEMIFINAL”

Si bien es cierto que hablar de “final” la de este lunes para el Oviedo es un poco exagerado, perfectamente podríamos acuñar el término de semifinal. Los asturianos están en el peor momento de la temporada, debido entre otras cosas a la evidente falta de efectividad arriba y al mal juego colectivo. Veremos a ver cuáles son finalmente los hombres elegidos por el Cuco, pero lo que está claro es que de jugar Rodri y/o Blanco como titulares, ambos serán mirados con lupa. Sobre ellos cae gran parte de la responsabilidad de cara a portería, y al aficionado carbayón no le basta con el trabajo que ambos llevan a cabo en cada encuentro, sino que necesitan ver goles que hagan cambiar la dinámica del Oviedo.

Delante tendrán a un equipo sólido y bien trabajado que marcha 11° en la clasificación con 32 puntos, por los 28 del Oviedo que es 16°. Perder significaría, y de qué manera, complicarse la situación en la tabla. Veremos también si Ziganda opta por sentar a Femenías, portero que lleva unas jornadas cometiendo errores graves que sin embargo había sido el salvador en los primeros partidos.

PARA SOÑAR HAY QUE GANAR EN OVIEDO

El equipo gallego está en una situación muy cómoda en la clasificación y tendrá que seguir con buenos resultados si lo que quiere es mirar hacia arriba. Ahora mismo el Rayo es el que cierra la zona de play-off con 41 puntos, nueve más que el Lugo que tiene un partido menos (el de mañana). De ganar se pondrían a tan sólo seis puntos de la zona de promoción, adelantando a Tenerife y Girona.

Con solamente una victoria en los últimos cinco encuentros, el Lugo necesita sumar en Oviedo para enderezar su rumbo en la categoría de plata del fútbol español.

EMPATE SIN GOLES EN NOVIEMBRE

En el partido de la primera vuelta Real Oviedo y Lugo empataron a cero en lo que define a la perfección el juego de ambos conjuntos: no arriesgar demasiado para no conceder muchas ocasiones.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: