Crónica: El Leicester saca los colores al Liverpool en 8 minutos

La jornada 24 de la Premier League nos regalaba un auténtico partidazo en el King Power Stadium. El Leicester recibía al Liverpool en un choque en el que estaba en juego la tercera posición del campeonato ocupada hasta el momento por el conjunto dirigido por Brendan Rodgers, que llegaban con una ventaja de 3 puntos en el campeonato sobre el vigente campeón tras acumular 1 única derrota en los últimos 13 partidos. Por su parte, el ‘Pool’ encaraba el encuentro habiendo perdido 5 de sus últimos 9 partidos, situación que les había hecho ceder el liderato en detrimento del Manchester City.

Mientras que los locales recuperaban para el encuentro a su gran estrella Jamie Vardy, el Liverpool tenía saturada la enfermería. Son incontables las lesiones que han sufrido esta temporada, que además han afectado a jugadores muy importantes de la plantilla, lo que ha hecho que se generen muchas dudas en torno al juego de los hombres de Klopp, sobre todo en defensa. Aun así, sabían que de no ganar este partido la distancia de más de 10 puntos con el Manchester City sería insalvable, por lo que este partido para ellos era matar o morir.

Anuncios

Mucho fútbol y pocos goles

El inicio de encuentro iba a ser una oda al fútbol ofensivo. La alta presión del Liverpool pilló por sorpresa a los ‘foxes’ y el tridente formado por Salah, Firmino y Mané no tardaba a tardar en hacer de las suyas. Sin embargo, la mala puntería ‘red’ y Schmeichel serían los encargados de disipar el peligro inicial, con un Salah que dispuso de 2 ocasiones frente al portero danés las cuáles no supo materializar. Para más inri, las lesiones se volvieron a cebar con los visitantes, ya que Milner se veía obligado a abandonar el terreno de juego en el 17’, elevando más si cabe su larga lista de bajas.

El retorno de Vardy al once titular no comenzó siendo muy placentero debido al gran marcaje de la defensa rival, pero al mínimo resquicio ya supo cómo buscar las cosquillas. En el 40’, Maddison le dejó solo ante Alisson y el delantero inglés reventó la bola para estrellarla en el larguero y dar un buen susto al Liverpool, mientras que 3 minutos más tarde se volvió a plantar en un mano a mano contra el portero brasileño que a punto estuvo de significar el primero en su cuenta. Con estas 2 últimas oportunidades se llegaba al final de una primera parte frenética y con un muy buen juego protagonizado por el ‘Pool’, sobre todo la primera media hora.

Los errores condenan al Liverpool

La segunda parte mostró a un Liverpool más respetuoso tras ver cómo su rival creaba mucho con poco, con una presión menos agresiva y un punto menos de velocidad. Sin embargo, iba a durar poco la tranquilidad, ya que Alexander-Arnold estrellaba en el larguero un precioso disparo de falta al poco del reinicio, lo que sirvió para reactivar de nuevo a ambos conjuntos.Lo que iba a ocurrir en el 66’ sería una representación de todas las cualidades ofensivas del Liverpool. Alexander-Arnold realizaba un disparo lejano cuyo rechace era recogido por Firmino en el área, el cual iba a realizar una excelsa dejada de tacón para que Salah, sin carrerilla al más puro estilo Ronaldinho, realizase un disparo colocado ante el que nada pudo hacer Schmeichel para establecer el 0-1 en el luminoso.

La réplica del Leicester no iba a tardar en llegar, ya que 10 minutos después del gol ‘red’, una falta lanzada por Maddison iba a acabar en la red tras pasar por una maraña de jugadores. A pesar de que en un principio el tanto era anulado por Anthony Taylor, el VAR daría el tanto como válido y el empate subiría al luminoso en el 79’ para regalarnos unos últimos minutos de infarto. 1 minuto después, todo el trabajo cosechado por el Liverpool se iba a ir al garete cuando un error garrafal de entendimiento entre Kabak y Alisson iba a dejar en bandeja el balón a Vardy para que se quedase con la portería entera para él, diese la vuelta al marcador en apenas 2 minutos, y hundiese por completo al ‘Pool’.

No hubo margen de maniobra, el ‘shock’ era tremendo, y el enfado de Klopp se podía apreciar en un rostro desencajado tras lo ocurrido. Más se iba a torcer el rostro del técnico alemán cuando otra pérdida más iba a servir para que Barnes sentenciase en el 85’ y dejase en evidencia a su rival en lo que habían sido unos últimos compases de choque para olvidar.

El encuentro llegaba a su fin y el ‘Pool’ salía muy tocado del mismo. A las numerosas bajas se le suma la cantidad de goles que están encajando en las últimas jornadas, el mal momento de muchos de sus jugadores importantes y los numerosos errores que les hacen perder infinidad de puntos. Con esta derrota es probable que acaben la jornada fuera de puestos Champions, mientras que el Leicester consigue ascender a la segunda posición a esperas de lo que haga el United, lo que muestra la gran solidez lograda por el conjunto de Brendan Rodgers estas últimas temporadas, donde han pasado por un proceso que les ha permitido dejar de ser un equipo de mitad de tabla para empezar a luchar por metas más altas.

Anuncios

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

LEICESTER CITY (4-2-3-1)

Schmeichel; Amartey, J. Evans, Söyüncü, Amartey; Ndidi, Tielemans (Choudhury, 87’); Albrighton (Ayoze, 74’ (Mendy, 90’)), Maddison, H. Barnes; Vardy

Entrenador: Brendan Rodgers

LIVERPOOL (4-3-3)

Alisson; Alexander-Arnold, Kabak, Henderson, Robertson; Milner (Thiago, 17’), Wijnaldum (Shaqiri, 87’), C. Jones (Oxlade-Chamberlain, 75’); Salah, Firmino, Mané

Entrenador: Jürgen Klopp

GOLES

MOHAMED SALAH (66’) 0-1

JAMES MADDISON (78’) 1-1

JAMIE VARDY (81’) 2-1

HARVEY BARNES (85’) 3-1

Árbitro: Anthony Taylor. Amonestó a Curtis Jones (24’), Jonny Evans (43’) y Kabak (71’).

Estadio: King Power Stadium. Sin espectadores.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: