El nuevo dueño del carril zurdo

El Celta consiguió un valiosísimo punto en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid, el líder de la competición, con el gol en el último instante de Facundo Ferreyra, debutante en el día de ayer, sobreponiéndose al doblete de Luis Suárez tras haberse adelantado el conjunto gallego mediante Santi Mina. Además de la buena noticia de puntuar en uno de los campos más inquebrantables del fútbol español, el gol con acento argentino que dio el empate (siendo dos de las nuevas incorporaciones) o el enorme partido de Denis Suárez, también debemos mencionar la gran e ilusionante actuación de Aarón Martín.

El catalán fue la primera llegada del Celta en este mercado invernal y parecía abocado a la suplencia, puesto que la banda izquierda del Celta tenía nombre y apellidos, Lucas Olaza, uno de los jugadores más regulares así como queridos del cuadro vigués, pero en este mes de enero todo se desmoronó para el charrúa. Las discrepancias entre Celta y Boca Juniors en los términos de su cesión, focalizado en la opción de compra de Olaza, propició la salida abrupta del uruguayo rumbo al Valladolid, dejando vía libre a Aarón para ocupar esa plaza.

El ex del Mainz 05 y Espanyol afrontaba una tesitura complicada, hacer olvidar a uno de los mejores jugadores del Celta en los últimos años, y sus dos primeras actuaciones frente al Ibiza y al Betis no fueron muy halagüeñas para el lateral, resultando ambos partidos en dos dolorosas derrotas, sobre todo la eliminación en Copa frente al Ibiza por un abultado 5-2.

Todos los ojos estaban puestos en Aarón Martín y, a pesar de arrancar con mal pie, Aarón no se ha arrugado y ha mostrado parte del nivel que le permitió ser parte del combinado sub-21 español que fue campeón de Europa en el año 2019. Todo inició en el duelo frente al Granada, en el que Aarón Martín frenó en varias ocasiones los constantes ataques de jugadores tan verticales como Kenedy o Machís, un duelo peligroso para un jugador en boca de todos. Una prueba de fuego superada por Aarón, aunque sin la rebeldía necesaria para prodigarse continuamente en ataque, como exige el ‘Chacho’ a sus laterales.

Anuncios

Lo que vimos en el Estadio Nuevos Los Cármenes fue un anticipo de lo que llegaría. El Celta arribaba en un gran escenario, Wanda Metropolitano, ante el más feroz de los rivales, el Atlético de Madrid, y Aarón Martín sacó a relucir sus mejores cualidades. El catalán afloró ofensivamente con varias ocasiones en campo rival, incluso llegando a línea de fondo gracias a su potencia, consiguiendo 3 regates de los 4 que intentó en el encuentro y colocando dos centros los cuales no encontraron rematador, pero sí que causaron dudas en la defensa del equipo del ‘Cholo’ Simeone.

Mapa de calor Aarón Martín frente al Atlético de Madrid. Fuente: SofaScore

Aarón se mostró seguro en el pase, con un 85% de acierto (51 de 60) y atinando 2 pases largos de los 7 que intentó. Uno de estos pases fue el inicio de la jugada que supuso el empate final, un desplazamiento milimétrico desde un lateral al otro que permitió al equipo de Coudet superar en efectivos al Atlético en la banda derecha, que a la postre, tras un pase fastuoso de Iago Aspas a Solari, acabaría en el gol de Ferreyra.

El único pero que se le puede poner a Aarón sería en tareas defensivas donde por momentos se vio algo desbordado, aunque debemos reconocer que no es tarea fácil tapar las internadas de un ‘caballo’ como es Marcos Llorente, que dio la asistencia en el primer tanto, y las caídas a banda de Correa, y más si cabe con la escasa ayuda que proporcionaba Nolito, al cual el paso de los años se le nota físicamente. Aún así, Martín firmó unos buenos números defensivos, saliendo victorioso en 4 de los 7 duelos y 3 de 4 en las luchas aéreas. Además, añadió 3 despejes y otras tantas intercepciones.

Anuncios

Aunque será difícil conquistar el hueco del corazón que ha dejado Lucas Olaza en los aficionados celestes, Aarón Martín está ganando ritmo y confianza y buena muestra de ello son sus dos últimos partidos, alentadores para los gallegos que ven como la salida de un estandarte como era el charrúa puede minimizarse lo máximo posible con la aparición de Aarón Martín.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: