Crónica: El City y Alisson bajan al Liverpool de la lucha por la Premier

La jornada 23 llegaba a Anfield para regalarnos un auténtico partidazo. El Liverpool recibía a un Manchester City que llegaba líder y en racha para decidir el devenir de la Premier League, ya que una derrota para los ‘reds’ sería sinónimo de abandonar la lucha por el título, debido a que les dejaría a 10 puntos de los hombres de Guardiola con un partido más. Las 13 victorias seguidas de los ‘citizens’ les hacían partir como favoritos para el duelo, pero como bien dijo Guardiola antes del choque, este tipo de partidos no entienden de favoritismos.

Ante las numerosas bajas del Liverpool, Klopp apostó por Fabinho y Henderson para liderar la zaga, dato curioso teniendo en cuenta que ninguno de los dos es un central puro, mientras que finalmente pudo contar con Alisson y Mané para el once titular, siendo ambos duda durante toda la semana. Por su parte, el City tenía como baja principal la del belga Kevin de Bruyne, pilar del equipo en las últimas temporadas, pero contaba con la mayoría de su artillería para aumentar la mala racha del Liverpool en casa, donde acumulaba 3 partidos sin marcar y 4 sin ganar, dato que les había llevado de la primera posición a la cuarta en apenas 6 jornadas.

Anuncios

Primera parte de tanteo

La primera mitad comenzó con imprecisiones por parte de ambos conjuntos, fruto de la presión tras pérdida y la intensidad que estaban mostrando en el terreno de juego. La posesión caía del lado visitante, mientras que el Liverpool buscaba su oportunidad en el contragolpe, con Salah y Mané como protagonistas principales. El primer aviso del partido lo iban a dar los ‘reds’ a los 25 minutos de partido, cuando una gran jugada de Alexander-Arnold culminó en un centro que Mané remató por encima de la portería de Ederson. 5 minutos después otro disparo de Firmino repelido por Ederson encendía las alarmas en el City, que veía como los locales comenzaban a llevar peligro cada vez que llegaban, cosa que ellos no estaban consiguiendo.

Cuando el Liverpool parecía haber dado un paso hacia adelante, una internada en el área de Sterling en el 37’ iba a provocar un penalti cometido por Fabinho. Sin embargo, Gündogan mandaba el balón a las nubes desde los 11 metros y desaprovechaba una oportunidad de oro para los suyos, como ya pasó en el Etihad en la primera vuelta del campeonato. Los últimos compases de los primeros 45 minutos sirvieron para cambiar roles, con un City replegando y saliendo a la contra y los ‘reds’ dominando el esférico, pero lo que no cambió fue el resultado, con el que ambos equipos se iban a marchar al túnel de vestuarios.

La apisonadora ‘citizen’

La segunda parte iba a tener un guión más parecido al inicio de encuentro, con el City llevando más peligro, sobre todo por la banda de Sterling, que en el 48’ volvía a hacer un roto a Alexander-Arnold para que Foden realizase un remate seco que Alisson sacaba muy bien abajo, cosa que no pudo hacer con el rechace que se encontraba Gündogan para resarcirse del penalti fallado y establecer el 0-1 en el luminoso. La respuesta de los ‘reds’ no se hizo esperar, ya que apenas 10 minutos después a punto estuvo Curtis Jones de empatar el partido con un disparo con rosca que se marchaba rozando el palo, demostrando que no habían dicho su última palabra todavía.

Lo que había caracterizado al City en estos últimos partidos era la eficacia defensiva, cosa que iba a desaparecer en el 62’ de encuentro, cuando Rubén Días cometía un error garrafal que acababa en un penalti cometido sobre Salah que el propio extremo egipcio iba a materializar para poner el 1-1 en el encuentro. Los goles no cambiaron el rumbo del encuentro, que más parecía un barco en el que dos capitanes luchaban por el timón, repartiéndose el dominio a partes iguales. El choque táctico de ambos equipos, que reflejan a la perfección lo que reclaman sus entrenadores, nos mostraba constantes variantes de juego a una intensidad muy elevada, pudiéndose ver lo mucho que había en juego en todas y cada una de las acciones.

El encuentro se puso a una velocidad a la que si pestañeabas te perdías algo, en la que cualquier error sería determinante. Este error iba a llegar en el 73’, y el protagonista sería un Alisson que, caracterizado precisamente por su buen juego de pies, regalaba un balón a Foden para que pusiese el balón en bandeja a Gündogan y el alemán firmase el 1-2, consiguiendo además su doblete personal. Más raro aún sería cuando 3 minutos después el portero brasileño volvía a regalar otro balón, esta vez a Bernardo Silva, para que el mediocentro portugués asistiese con una vaselina a Sterling y el 1-3 subiese al marcador, dejando noqueado al Liverpool en apenas 4 minutos.

Olió la sangre el City, vio a la presa herida, y fue a por más. Foden, repleto de confianza, recogió el balón en banda, recortó hacia dentro, y con un zurdazo en el que de nuevo Alisson pudo hacer más estableció el 1-4 en el luminoso para demostrar por qué los ‘citizens’ son líderes del campeonato, dando un golpe sobre la mesa y dejando en evidencia las carencias defensivas del Liverpool.

El marcador no se movería más, reflejando el gran momento de forma de los hombres de Guardiola, que con este resultado mandan un mensaje a sus más inmediatos perseguidores y prácticamente sentencian a su máximo rival estos últimos años de la lucha por el campeonato. De sacar buenos resultados en sus próximos encuentros contra Arsenal y Tottenham, el City tendría muy de cara conseguir el campeonato, algo que parecía utópico en el mes de octubre. Por su parte los hombres de Klopp, muy mermados por sus bajas en defensa, tendrán que reponerse de esta dura derrota para encarar sus próximos compromisos, entre los que está la ida de los octavos de Champions contra el Leizpig, ya que se antojan de vital importancia si quieren seguir aferrándose a algún título este año.

Anuncios

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

LIVERPOOL (4-3-3)

Alisson; Alexander-Arnold, Fabinho, Henderson, Robertson (Tsimikas, 85’); Thiago (Shaqiri, 68’), Wijnaldum, C. Jones (Milner, 68’); Salah, Firmino, Mané.

Entrenador: Jürgen Klopp

MANCHESTER CITY (4-3-3)

Ederson; Cancelo, Stones, R. Días, Zinchenko; Bernardo Silva, Rodri, Gündogan; Mahrez (G. Jesús, 71’), P. Foden, Sterling

Entrenador: Pep Guardiola

GOLES

IIKAY GÜNDOGAN (48’) 0-1

MOHAMED SALAH (63’) 1-1

IIKAY GÜNDOGAN (73’) 1-2

RAHEEM STERLING (76’) 1-3

PHIL FODEN (83’) 1-4

Árbitro: Michael Oliver. Amonestó a Thiago (3’), Rubén Días (62’) y Fabinho (70’)

Estadio: Anfield. Sin espectadores.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: