Crónica: Las expulsiones lastran a un Arsenal en racha

A las 19:00 tendría comienzo en el Molineux Stadium un partido crucial para el transcurso de la liga de los dos equipos enfrentados. El Wolverhampton se vería las caras en frente del Arsenal, ambos con necesidad de puntuar y sedientos por seguir subiendo en la clasificación. En el conjunto de Nuno Espírito Santo, los ánimos han estado bajando progresivamente. Non han conseguido ganar sus últimos 5 partidos, y los Wolves deberán reivindicarse si quieren volver a luchar por una plaza en Europa. Por otro lado, el Arsenal lleva un camino opuesto. Los de Mikel Arteta llevan 6 partidos en la Premier League sin perder, y haciendo un gran juego y con posibilidades de desempeñar un gran papel.

Anuncios

EL ARSENAL DOMINA PERO LOS ERRORES LO MATAN

El partido comenzaba con una ocasión clarísima por parte del Arsenal. A la espalda de la defensa, un gran balón largo de Partey sería aprovechado por Bukayo Saka, que le daría al palo tras ser el más despierto y adelantarse a toda la defensa. El Arsenal se encontraba cómodo, sin dificultades para mantener la pelota fuera de su zona de peligro. Los espacios eran grandes y evidentes, y de nuevo al espacio, esta vez Smith- Rowe, daría un pase atrás para que rematara de nuevo Saka, aunque sin suerte. Los grandes huecos en banda que estaban dejando los Wolves eran perfectos para el juego del Arsenal, y los gunners no iban a desaprovechar esa ventaja. Continuaba el vendaval de ocasiones, con un gol anulado: en el minuto 10′, en un balón colgado de Soares que peinaría hacia el segundo palo Smith- Rowe, para que Lacazette pudiera poner un pase perfecto y Saka marcara el gol no válido. El pie de Lacazette se encontraba un poco adelantado.

El Wolverhampton no despertaba, sin ocasiones, aunque en el balón parado intentaba conseguir sus primeras oportunidades. Sufrían, y el Arsenal seguía aprovechándose de los espacios generados, haciendo una completa sangría ofensiva, aunque sin goles.

Aunque los Wolves habían adelantado su presión, dificultando así la salida del Arsenal, las ocasiones más claras seguían apareciendo para el equipo de Arteta. En el minuto 23′, una buena combinación por banda derecha de Smith- Rowe y Pépé, acabaría con un larguero de este último.

En el minuto 32′ Nicolá Pépé, arranca desde la banda derecha, y tras regatearse a Semedo y a Rúben Neves con 2 caños consecutivos, marca un golazo para poner al Arsenal en ventaja.

Con el gol, los Wolves se dieron cuenta de que necesitaban una marcha más para competir, y el partido se volvió más igualado. Comenzaban a atacar por banda, teniendo algún que otro acercamiento tímido a la portería. En el último minuto de la primera parte, David Luiz pierde la marca y William José se aprovecha para encarar a Leno. En un intento de recuperar la posesión, David Luiz se tropieza y es expulsado tras cometer penalti. El penalti sería convertido por Rúben Neves, y pondría el empate en la última oportunidad de la primera parte.

LAS EXPULSIONES HACEN MELLA EN LOS GUNNERS

Los de Nuno se habían reconfortado tras el gol. Con un jugador más en el campo, los Wolves asumían la posesión y hacían suyo el juego. Tanto era así, que en el minuto 48′, Moutinho armaría un trallazo desde muy lejos que entraría por la escuadra, poniendo por delante a los locales. Tras el gol, el Arsenal se hacía con el control de la pelota, e intentaba ganar las ocasiones con baones en largo, aprovechando la velocidad de sus bandas. Sin embargo, la clara ventaja de los Wolves de tener uno más era clave para ambos equipos. La impotencia era evidente, y aunque lo intentaban, no tenían ninguna buena oportunidad. En el minuto 73′, Leno comete un error de niños y saca el balón con la mano fuera del área. Si, han leído bien. Mano del portero. La expulsión era clara.

Con la segunda expulsión la remontada de los gunners era imposible. Sin absolutamente nada que hacer, los de Londres aguantaban las embestidas locales con todos sus jugadores, intentando que la ventaja de su rival fuese a más. Los Wolves, conscientes de su ventaja, gozaban de una posesión tranquila, sin excederse físicamente.

Casi en el último minuto de partido, la iba a tener Pedro Neto, pero su disparo se iría fuera.

WOLVERHAMPTON WANDERERS (1-4-3-3):

Patrício; Kilman, Boly, Coady, Semedo, Moutinho, Neves (Dendoncker 75′), Podence (Vitinha 63′), Neto, José (Fábio Silva 90+1′), Traoré.

Entrenador: Nuno Espírito Santo.

FC ARSENAL (1-4-2-3-1):

Leno, Soares, Luiz, Holding, Bellerín, Xhaka, Partey (Runarsson 75′), Pépé (Aubameyang 61′), Smith- Rowe, Saka, Lacazette (Magalhaes 45′).

Entrenador: Mikel Arteta.

GOLES:

Pépé (min. 32′) 0-1

Rúben Neves (p.) (min. 45+5′) 1-1

Moutinho (min. 48′) 2-1

Árbitro: Craig Pawson, amonestó a Moutinho (min. 12′), Kilman (min. 27′), Neves (min. 47′) por parte del Wolverhampton y a Partey (min. 41′), David Luiz (expulsado, min. 45+3′), Xhaka (min. 61′), Leno (expulsado, min. 73′) por parte del Arsenal.

Estadio: Molineux Stadium.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: