Toda la verdad sobre la salida de Falcao del Atlético de Madrid

Como todos saben, Radamel Falcao fue uno de los mejores delanteros de la historia del Atlético de Madrid, llegó del Porto por 45 millones de euros y le bastó dos temporadas en el conjunto rojiblanco para que muchos años después, algunos piensen que el colombiano ha sido el mejor delantero del club en toda su historia.

Poco duró el «tigre» en la capital cuando dos temporadas después se marchó al Mónaco, un equipo recién ascendido pero con mucho dinero, además de considerarse un país donde su régimen fiscal es bastante inferior al que hay estipulado en España.

Al principio, varios medios deportivos dijeron que el jugador se fue porque cobraba más del doble de lo que recibía en el Atlético de Madrid, en el conjunto rojiblanco cobraba casi 6 millones de euros netos, mientras que en el Mónaco iba a percibir 14, si a eso le añades que el «cafetero» tendría que pagar de impuestos en España la mitad de su sueldo, mientras que en Mónaco era bastante menos, parecía que todo encajaba.

Pero pasaron los años y los motivos cambiaron por completo, en una rueda de prensa que le realizaron a Falcao tiempo después de abandonar el conjunto rojiblanco, el colombiano aseguró que el no quiso irse del club, pero fue el propio Atleti el que tuvo que venderlo para que la entidad creciera a nivel económico, es más, el propio delantero dijo estas palabras textualmente.

«Desde que llegué, me di cuenta que mi futuro no iba a ser el de quedarme aquí por mucho tiempo, lo supe a los 4 meses de llegar. Sabía que el club no estaba atravesando su mejor momento económico, y que mi salida ayudaría para que el club siguiera creciendo y así fue».

¿Pero por qué el Señor Del Balón saca esta información ahora?

Mario Suárez, ex-jugador del Atlético de Madrid, hace relativamente poco, tuvo una entrevista con «Onda Cero» donde contó su experiencia con Simeone y su tiempo en el conjunto madrileño, donde le preguntaron por Radamel Falcao, y bajo todo pronóstico el jugador se «mojó» y dijo textualmente: «Falcao tuvo que salir porque el club no le podía mantener, tenía la ficha más alta del club y el Mónaco vino con mucho dinero, algo que el Atleti no pudo rechazar para afianzar la economía del club».

Siguiendo con la entrevista realizada a Radamel Falcao, le preguntaron si el jugador decide donde jugar a lo que se rió y respondió con un rotundo NO. Es inevitable que la economía en el fútbol está por encima de cualquier cosa, que se trata este deporte como un negocio por la cantidad de dinero que se maneja y el propio colombiano, mucho porcentaje de sus derechos pertenecían a varias empresas que, cuando el Mónaco pagaba tanto dinero y sueldo al delantero, presionaron al jugador para que aceptara, aquí no solo gana el club que ficha, el que vende y el jugador, sino empresas, agencias y representantes que hay detrás.

Esperemos que con estos datos empiecen a ver que no solo es el jugador el que decide donde jugar, sino que hay muchas más partes que desde la sombra, mueven más de lo que nosotros podríamos pensar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *